Un consejo :
Ingresa tu email y recibirás todas las semanas nuestro boletín con refrescantes artículos para reflexionar y emocionarse, enriqueciendo tu vida semana a semana. Y ademas, es gratis.
¡Ahh, antes que me olvide visita nuestra pagina de Facebook!
Contáctenos
Para ver los horarios de Shabat haga clic aquí para determinar tu localidad

Domingo, 27 Mayo, 2012

 E-Mail
Horarios Hálajicos (Zemanim)
Para ver los horarios halajicos Haga clik acá para determinar tu localidad
Historia Judía

El 6 de Sivan del año 2448 desde la creación (1313 AEC), siete semanas después del Éxodo, Di-s se reveló en el Monte Sinaí. Todo el pueblo de Israel (600.000 jefes de familia con todos sus familiares) como así también las almas de todas las generaciones futuras de judíos, oyeron a Di-s declarar los primeros dos de los Diez Mandamientos y presenciaron la comunicación de los otros ocho por parte de Di-s a través de Moisés. Luego de la revelación Moisés ascendió a la montaña durante 40 días, para recibir el resto de la Torá de Di-s.

En Sinaí Di-s rescindió el “decreto” y “división” (guezerá) que había estado en vigor desde el segundo día de la creación, separando lo espiritual y lo físico en dos mundos herméticos; desde este momento en adelante “los reinos más elevados pudieron descender hasta los reinos más bajos, y los más bajos pudieron ascender a las alturas”. Así nació la “mitzvá” —un acto físico, que, en virtud del hecho de que es ordenada por Di-s, trae Divinidad al mundo físico.

David, un descendiente de Judá, el hijo de Jacob, como así también de Rut, una moabita convertida al judaísmo, fue ungido Rey de Israel por Samuel en el 878 AEC. Todos los futuros reyes legítimos de Israel fueron descendientes de David, como también lo será el Mashíaj (el Mesías), quien restaurará “el reino de David a su gloria de antaño”.

David luchó en muchas guerras, derrotando a los enemigos de Israel y asegurando y expandiendo sus fronteras. Conquistó Jerusalén, adquirió el Monte del Templo de su propietario jebuseo, y preparó los cimientos del Santo Templo (que fue construido por su hijo, el Rey Salomón). David se desempeñó como cabeza del Sanhedrín y la más destacada autoridad en Torá de su generación; también es el “dulce cantor de Israel” que compuso el Libro de los Salmos, que durante 28 siglos corporizó las alegrías, penas y anhelos del pueblo judío.

El Rey David falleció el 6 de Sivan del año 837 AEC, a los 70 años.

Durante la primera cruzada (ver “Hoy en la Historia Judía” para el 8 de Iyar) los judíos de Colonia, Alemania, eligieron ser muertos en lugar de convertirse al cristianismo. Este fue el caso de muchos judíos durante la primera cruzada cuando se les daba a elegir entre ser muertos o bautizarse. La mayoría de aquellos que se convirtieron continuaron practicando el judaísmo en secreto y, un año después, Enrique IV les permitió volver abiertamente al judaísmo.

En 1734 Rabí Israel Baal Shem Tov (“BeSHT”, 1698-1760), que hasta ese momento había vivido como un tzadik oculto, comenzó a diseminar públicamente sus enseñanzas. Aunque no agregó nada “nuevo” al judaísmo, re-enfatizó verdades y doctrinas que habían estado sepultadas bajo la dureza del exilio: el inmenso amor a Di-s que tiene todo judío, la significación cósmica de toda mitzvá que cumple una persona, el significado divino que reside en cada brizna de hierba, en cada suceso, y en toda enseñanza del universo. Habló a las masas oprimidas y a los grandes eruditos, dando significado a sus existencias, y por lo tanto alegría y vida. Muchos discípulos vinieron a absorber el “alma interior” de la Torá de él, y el nuevo movimiento fue conocido como “Jasidismo”.

Rabí Israel falleció el 6 de Sivan de 1760, y fue sucedido (un año después, en el primer aniversario de su fallecimiento) por su discípulo Rabí DovBer de Mezritch.

Leyes y costumbres

La lectura de la Torá para el primer día de Shavuot es de Éxodo 19-20, que relata la entrega de la Torá en el Monte Sinaí (ver “Hoy en la Historia Judía”) e incluye los “Diez Mandamientos” proclamados en Sinaí y que engloban toda la Torá.

El Lubavitcher Rebe exhortó a que todos los niños —incluso bebés —sean traídos a la sinagoga el primer día de Shavuot para oír la lectura de los Diez Mandamientos para re-promulgar la entrega de la Torá en Sinaí. Nuestros sabios relatan que cuando Di-s vino a dar la Torá al pueblo de Israel pidió una garantía de que no la abandonarían. “El cielo y la tierra serán la garantía” dijeron los judíos, pero Di-s respondió que “no durarían para siempre”. “Nuestros padres serán la garantía” dijo el pueblo, pero Di-s dijo que “ellos están ocupados”. Sólo cuando prometieron que “nuestros hijos serán la garantía” Di-s estuvo de acuerdo, “Esos son una garantía excelente”.

Es costumbre en muchas comunidades leer el bíblico Libro de Rut, que relata la historia de Rut, una princesa moabita —una antepasada del Rey David —que se convirtió al judaísmo.

Es costumbre comer alimentos lácteos en Shavuot. Los alimentos lácteos de Shavuot incluyen torta de queso y blintzes.