Un consejo :
Ingresa tu email y recibirás todas las semanas nuestro boletín con refrescantes artículos para reflexionar y emocionarse, enriqueciendo tu vida semana a semana. Y ademas, es gratis.
¡Ahh, antes que me olvide visita nuestra pagina de Facebook!
Contáctenos
Shabat, 26 Tevet 5778 / 13 Enero, 2018

Jueves: El Propósito de la Cultura

Jueves: El Propósito de la Cultura

Quinta Lectura:Éxodo 8:7-18

 E-Mail
La plaga de la sangre fue seguida por las plagas de sapos y piojos.
El Propósito de la Cultura
וַיֹּאמֶר ה' אֶל מֹשֶׁה אֱמֹר אֶל אַהֲרֹן נְטֵה אֶת מַטְּךָ וְהַךְ אֶת עֲפַר הָאָרֶץ וְהָיָה לְכִנִּם וגו': (שמות ח:יב)
D-os le indicó a Moisés que le diga a Aharón, “Eleva tu bastón y golpea el polvo de la tierra, y esta se convertirá en piojos.” Exodo 8:12

El piojo es un parásito; vive de los animales y la gente sin contribuir a nada en sus vidas. Es por lo tanto una metáfora para el mal, dado que el mal se desarrolla chupando la fuerza vital de la santidad en vez de desarrollarse por méritos propios.

Así como un piojo se puede pegar a una persona sólo si su higiene está descuidada, el mal sólo puede proliferar cuando permitimos que nuestra conciencia Divina decaiga, cayendo en faltas o en apatía hacia la santidad, lo que nos deja vulnerables a las seducciones del materialismo.

Al infectar a los egipcios con piojos, D-os les estaba mostrando que su indiferencia a la Divinidad los había convertido en “parásitos”. Todos sus logros en literatura, arte, arquitectura, ciencia, etc., sólo sirvieron para inflar sus egos y mejorar sus vidas materiales. Como tal, estaban quitando vitalidad de las fuerzas de santidad en el mundo en vez de ayudarlas.1

Notas al Pie
1.
Or HaTorá, Bereshit, págs. 124b-125a, 444ab.
Extraído de la edición española de Sabiduría diaria, producido por Chabad House Publications y publicado por Kehot . Adaptado por el rabino Moshe Wisnefsky y traducido por el Rabino Eliezer Shemtov. Para adquirir el libro completo de Sabiduría diaria haga clic aquí.
© Copyright, todos los derechos reservados. Si te ha gustado este artículo, te animamos a distribuirlo, siempre y cuando cumpla con la política de derechos de autor de Chabad.org.
 E-Mail
Escribe tu comentario
1000 Caracteres restantes