Un consejo :
Ingresa tu email y recibirás todas las semanas nuestro boletín con refrescantes artículos para reflexionar y emocionarse, enriqueciendo tu vida semana a semana. Y ademas, es gratis.
¡Ahh, antes que me olvide visita nuestra pagina de Facebook!
Contáctenos

Comentaristas de la Parashá

Comentaristas de la Parashá

 E-Mail
Los Sabios del Talmud llegan a decir: "Un hombre sin un hogar no es un hombre"...
Hace algunos años las Naciones Unidas realizaron la Conferencia Internacional de Desarrollo Sostenido, en Johannesburgo. La Conferencia fue un gran éxito...
Moisés bendijo al equipo de artesanos y voluntarios que construyeron el Tabernáculo. ¿Se olvidó de los donantes?
Cuando éramos niños peleábamos por llegar primeros a la puerta para recibir a los meshulajim (recaudadores). Mi familia daba su donación y luego era nuestro turno. Entregábamos uno o dos dólares y nos daban un recibo.
“Era una artesanía extraordinaria, pues ellas hilaban de los vellones en el lomo de los carneros [antes que fuera esquilada]” (Shabat 74b).<
Mientras se dirigían rumbo a la jupá (palio nupcial), la novia y su madre sostenían sobre sus cabezas un pequeño y viejo paraguas colorido, a pesar de que en Jerusalem el día estaba muy lindo.
El símbolo de dicho perdón fueron las dos tablas de la ley. De ahí en más, la vida debía volver a comenzar. Era tiempo de reconstruir un pueblo disgregado. ¿Cómo actúa Moisés? La clave se encuentra en el primer versículo de esta porción.
Todos tenemos diferentes niveles de habilidad, oportunidad y compromiso. Todos tenemos fortalezas y debilidades en cada una de estas áreas. En nuestra vida, construiremos y sostendremos el Santuario del Judaísmo de diferentes formas, todo dependerá de las circunstancias que podemos controlar y de aquellas que no podemos controlar...