Un consejo :
Ingresa tu email y recibirás todas las semanas nuestro boletín con refrescantes artículos para reflexionar y emocionarse, enriqueciendo tu vida semana a semana. Y ademas, es gratis.
¡Ahh, antes que me olvide visita nuestra pagina de Facebook!
Contáctenos

¿Es el judaísmo para todos?

¿Es el judaísmo para todos?

¿Acaso todos deben buscar la conversión?

 E-Mail

Pregunta:

Recorrí su sitio y —realmente quiero convertirme en judío. Mi madre fue una fiel y devota católica y mi padre un anglicano escéptico que nunca fue a la iglesia. Siempre estuve tan confundido. Pero ahora su sitio me ha hecho volverme hacia el judaísmo, una verdadera vuelta a casa. ¿Cuál es mi próximo paso?

Respuesta:

Su próximo paso es convertirse en una persona mejor. Desarrollar una fe más grande en su alma, en su destino y en su Hacedor. Haga más actos de bien, llegue a más gente. Aprenda más sabiduría, aplique todo lo que aprenda, y haga su vida digna de ser vivida.

Pero usted no necesita hacerse judío para hacer todo eso. Cantidades de maravillosas personas que hacen hermosas cosas en el mundo no son judías, y no obstante Di-s está complacido con ellas. Y si está preocupado acerca de ir al cielo, la creencia judía es que todas las buenas personas tienen una parte en el Mundo Venidero, en tanto que conecten sus vidas con la unicidad de Di-s y cuiden las Siete Leyes de Noé.

Verá, Hay judaísmo y hay judeidad, y no son lo mismo. Judaísmo es sabiduría para toda persona del planeta y más allá. Lo llamamos la Torá, que significa "la enseñanza", y es un mensaje divino para todos los seres humanos conteniendo los principios que una gran parte de la humanidad ya ha aceptado como verdades absolutas. La idea de que la vida humana es invaluable es una enseñanza originada en la Torá, pues está relacionada con el concepto de que todos los seres humanos son creados iguales. Así también, el derecho de todo individuo al alfabetismo y a la educación fue traído al mundo a través de la Torá. Y la paz mundial como valor y meta fue predicada exclusivamente por la Torá y sus profetas miles de años antes que se hiciera popular en el resto del mundo. Y por supuesto la idea de que hay un solo, incorpóreo Ser que creó y mantiene toda la realidad, y se preocupa por todo lo que ocurre con cada individuo, dando de ese modo a cada persona, criatura, evento y objeto un significado, propósito y destino —es una enseñanza principal sobre la que descansa todo lo demás, y la enseñanza central de la Torá.

Esta enseñanza no sólo fue preservada, sino desarrollada, explicada, iluminada y aplicada en tantas maneras diferentes por los sabios judíos desde que fue dada, hace unos 3.300 años. Ellos la han aplicado a temas serios de ética media, ética comercial, política, ilustración personal —toda faceta de la vida humana. Hoy todo puede conseguirse rápidamente que toda la humanidad tome parte y aprenda, como una luz e inspiración para todos.

Eso es el judaísmo. Luego tenemos la judeidad. Ser judío significa pertenecer a una antigua tribu, tanto por nacimiento como por adopción. Es una tribu extraña y única, porque es la única que ha sobrevivido hasta la modernidad mientras mantiene la mayoría de las características de una tribu de la Edad del Bronce. El antropólogo Jared Diamond describe en su libro "Armas, Gérmenes y Acero" cómo un hombre de una tribu de Nueva Guinea, cuando visita una aldea cercana de la misma tribu, inmediatamente comenzará la conversación con una investigación de "¿Con quién estás emparentado? ¿Conoces a tal y tal?" Para establecer relaciones tribales. Bien, eso es exactamente lo que el pueblo judío hace hoy cuando se encuentra con otro en el mundo. Pues tanto si está viviendo en Manhattan, Joburg, Tel Aviv o Vladivostok, aun somos una tribu.

Y con buen motivo: Para preservar las enseñanzas de una Torá sin tiempos para el mundo, el pueblo judío mismo necesita ser sin tiempos, permaneciendo fuera del tiempo, como quien dice, aunque viaja por él..

Las tribus tienen rituales. Así también los judíos. Los hombres de la tribu usan vestimentas particulares, como tzitzit y kipot. Las mujeres cuidan cierto estilo de vestimenta modesta y las mujeres casadas cubren su cabello. Los hombres también atan cajas de cuero conteniendo rollos de pergamino en las cabezas y brazos cada mañana, mientras se envuelven en mantos de lana con más de esos hilos de tzitzit. En nuestros servicios cantamos en hebreo antiguo y leemos de un antiguo rollo. Tenemos festividades que conmemoran nuestras memorias tribales y establecen nuestra identidad como a un todo. Ciertos alimentos son tabú y otros alimentos son supervisados y declarados adecuados para la tribu. No, no puede tener más que eso.

El punto es, ninguno de esos elementos rituales fue pensado como una enseñanza universal, excepto quizás en una forma más generalizada. Vestimentas modestas —si, es una buena idea para todos. ¿Por qué el ser humano es reducido a un ícono corporal? ¿Una charla con su Hacedor cada mañana? ¿Cómo puede estar sin eso el ser humano? E inyectar algo de espiritualidad en su consumo de alimentos —que forma fantástica de trascender lo mundano. Pero en cuanto a los rituales particulares en su forma judía, significativas como son para nosotros, no hay simplemente significado si alguien fuera del la tribu los toma. (Si no me cree, de un vistazo en el texto de consulta, donde Di-s le dice a Moisés "Habla a los Hijos de Israel y diles…").

Lo que estoy diciendo no es precisamente la PC de hoy. Vivimos en un mundo de hipermovilidad. No sólo porque poseemos nuestros autos y reservamos nuestros pasajes online para ir a cualquier lado, en cualquier momento —sino porque imaginamos que nuestras identidades mismas sean tan móviles. Tómeme y lléveme a cualquier lugar. Hoy soy un empresario capitalista, mañana un activista Inuit, y al otro día un bohemo californiano. Y podemos mezclarnos e igualarnos —hoy usted puede ser italiano, nigeriano, chino y bostoniano todo en la misma comida. ¿Así que, quién es este personaje Freeman para decirme a qué tribu pertenezco y a cuál no?

Para ser franco, porque este personaje Freeman considera que toda esa idea de la híper identidad es una mentira, una falsa ilusión de las masas y una enfermedad social. Usted puede cambiar sus ropas, sus costumbres alimenticias, sus amigos, su comportamiento social, su perspectiva de la vida y quizás hasta puede cambiar una gabardina. Pero Di-s decide quién es usted, y lo mejor que puede hacer es descubrirlo.

Dos amigos míos se unieron a los Cuerpos de Paz allá por los años sesenta y fueron enviados al Sudeste Asiático. Juntos visitaron a un poco conocido gurú en la selva a quien le anunciaron "Queremos hacernos budistas".

"Bien, ¿qué son ustedes ahora?" Les preguntó.

"Nada" respondieron

"¿De dónde vienen? ¿Qué son sus padres?"

"Ellos eran judíos"

"¿Entonces para qué viene a mi?" Preguntó "Vayan y sean judíos".

Ahora es mi turno de devolver el favor y dar a los asiáticos, italianos, nigerianos, inuit y a todo el resto de la humanidad esta pequeña opinión:

Creo que lo que Di-s quiere de cada persona es que examine la herencia de sus antepasados, descubra las verdades ocultas ahí y viva de acuerdo a ellas, sabiendo que eso es lo que quiere el Creador de ella. Las verdades están ahí porque toda la sociedad humana originalmente estuvo basada en las leyes dadas a Adán y a Noé, junto con esas leyes que todos los hijos de Noé aceptaron sobre ellos. Esas verdades se encuentran al examinar la herencia de uno a través de la luz de la Torá. La tribu judía es la portadora de esa luz. Pero no necesita hacerse judío para participar de la. La luz brilla para todos los que tienen ojos.

Disfrute nuestro sitio. Ayude a propagar la luz.

Por Tzvi Freeman
El rabino Tzvi Freeman es el director del equipo de "Pregunte al rabino" de Chabad.org, y es uno de los miembros más antiguos de Chabad.org .Autor de varios títulos sobre Cábala y filosofía jasidica, incluido el aclamado "Trayendo el cielo a la Tierra". Para comprar el libro de Tzvi, haga clic aquí.
© Copyright, todos los derechos reservados. Si te ha gustado este artículo, te animamos a distribuirlo, siempre y cuando cumpla con la política de derechos de autor de Chabad.org.
 E-Mail
Únete a la charla
Ordenar por:
61 Comentarios
1000 Caracteres restantes
ariel rios México 3 Agosto, 2016

Gracias porque esta valiosa información ilumina mi camino, alegra mi corazón y fortalece mi espíritu.
Gracias Di-s por permitirme acceder a esta sabiduría Reply

Mauricio Quintero El Salvador 17 Febrero, 2016

Gracias Rabí por ser "luz a las naciones" y por extender la Tora a un mundo que necesita conocer (no solo como Noajidas) la Tora como herramienta de principios de vida diara. Shalom! Reply

Manuel López Celaya, México 16 Febrero, 2016

La Tanaj enseña que Israel es formado desde en Vientre; pero, luego, por causa de creer la mentira algún israelita se pierde, y con el tiempo olvida su identidad, y más si han pasado varias generaciones; la predicación es para encontrar a los perdidos que ya son israelitas y no lo saben, no para convertir. No puede un gallo convertirse en pato. Reply

Ariei Santiago de Cali 13 Febrero, 2016

Maravillosa ensenanza Rabi Tzvi. Muchas gracias! Reply

Myrna Pérez 12 Febrero, 2016

Muy buen articulo, pero al ir leyendo me sentí subestimada, lo explico: yo también siento un deseo de ser judía, aunque no nací en Israel, mi objetivo es no sólo enfocarme en las 7 leyes de Noaj, sino ir más alla: explorar verdades de alto nivel reveladas a la Nación Elegida. Hacerlo no por vanagloria sino por el placer de conocer, a través de ellas, lo más maravilloso de éste mundo: conocer al CREADOR. Reply

Orit 12 Febrero, 2016

Todo aquel que ame a Hashem y quiera estar dentro de las mitzvot de la Torah, puede hacerlo, como lo hizo Onkelos que fue un judio ejemplar y muchos otros.
Hashem Ohev et guerim!
A Abraham Avinu le sigieron un monton de conversos y a Mosheh Rabenu muchos en la Yetziat Mitzraim. El mismo Yitro fue un converso. Y Ruth la Moabita, abuela del Rey David.
El Kuzari explica bien el tema de los conversos. Y Ramban en su Misneh Torah aclara muy bien cuan preciado es para Hashem el converso sincero.
Por supuesto q para ser una buena persona no hace falta ser judio y de hecho los 36 Zadikim que mantiene el mundo no son todos judios. Pero toda persona con Emunah que quiere entrar al Servcio de Hashem dentro del Pacto o Brit y cumplir todas las Mitzvot, pienso que es bien recibida por la Shejinah.
Shabat Shalom
Por favor, no es necesario q me conteste nadie.
Gracias Reply

iosef. Centro america san jose 12 Febrero, 2016

mi familia sefardita se asimilo, pero mi chispa brillo, y mi amor x Ha Shem, me guia al judaismo, es una relacion directa con EL y no aceptare objeciones ni opiniones de otros hombres sin importar su investidura, que traten de evitarlo, cumplo los mandamientos y camino en sus caminos B.H Reply

Anónimo Alemania 12 Febrero, 2016

Muchas gracias por este análisis objetivo .

Shalom Reply

Mario Nuñez Arequipa-Perú 10 Febrero, 2016

Gracias por la enseñanza. Reply

Anónimo 7 Febrero, 2016

MUY BIEN Reply

Magdalena Chile 10 Marzo, 2015

Me encantó el análisis. Excelente. No hay más que agregar al respecto. Gracias. Shalom. Reply

Rolando De Leon Castellanos Colombia 7 Marzo, 2015

Rab usted que le dira a los que quieran hacer la conversion al judaismo y han abrazado a la Tora como su guia en el estilo de vida. Reply

Magdalena Valdivia 24 Septiembre, 2014

La respuesta dada por el rabino es perfecta. Así es, tal como él lo dice. Me parece del todo imposible esforzarse por ser lo que no se es. Pero sí se puede cumplir con la parte que corresponde a cada uno en "la porción que nos toca". Reply

Anónimo Sur de Argentina 12 Septiembre, 2014

Mis antepasados por parte de mi mama eran judios sefaradies,pero en algun momento hubo una desconexion, evidentemente mi familia se volvio catolica forzososamente y asi los descendientes, por lo que se perdio la tradicion.
Desde muy chico me ha interesado el judaismo , aun cuando ni entendia quienes eran esos señores de barba y sombrero. Hoy comprendo sus grandes enseñanzas, es como si D'os me estuviese guiando a mi origen nuevamente. Reply

Nelson Eliezer 23 Agosto, 2014

Hermosa explicación!. Me deleito. Bendito sea Di-s. Gracias Rabi Reply

Mariano Gutiérrez España 18 Junio, 2014

Bonita y elocuente explicación, pero me parce un poco discriminatoria, como decir: que hablaban tus padres? chino? Pues no molestes con el español y vete a China a hablar tu chino... y no me gusta esta postura.
Luego, yo no se que budista es ese el que les dijo semejante cosa, pero si cualquiera va hoy a un templo budista, lo último que puede esperar encontrar es rechazo como si que se percibe en el artículo. Así y todo los budistas tienen una identidad propia que no tienen que "defender" ni demostrar... Reply

Mario A. Hernández Gto, México 3 Junio, 2014

Shalom :

Bueno, excelente explicación, pero mi alma es judia, mi pensamiento es judio, mi vida quiero que sea guardando el pacto... En resumen...

Necesito cambiar mi nombre cuando sea judío? Reply

Manuel Muñoz Perez 29 Enero, 2014

No soy judío, pero no puedo negar que estoy ligado a Di.s a la Tora y a su pueblo; no se si esa vinculación trasciende a mis antepasados, o a otra vida, lo sierto es que todo lo relacionado a los judíos es como un imán para mi: pero sé que hoy no puedo ser judío, no obstante me gozo con las enseñanzas, aprendo y estoy seguro que el Eterno Rey, bendito sea su nombre, se agrada, que tome pequeñas chispas de luz para mi alma. Rabino; su repuesta fue muy sabia . . . muchas gracias Reply

Carlos Vilar 28 Enero, 2014

Una gran explicación del rabino Freeman, clara y elocuente. Me gustaría desde mi humilde posición añadir algo que creo importante, y es el hecho de que, aun recibiendo explicaciones, gente que sinceramente se está acercando a la torah se sienten como rechazados o incluso inferiores por no ser judíos. Para ello hay que recordar que de Noaj surge tanto como el pueblo elegido de Hashem, como los 70 pueblos restantes que dieron forma al resto de naciones. La torah vino a ser en nombre de Hashem a Moshe, dando ese rol, ese linaje sagrado, a los hijos de Israel, quienes preservarían y guardarían su torah. Pero muchos benei Noaj se volvieron a la luz de la torah reconociendo a Hashem como creador, conformando dos líneas que llevan a la torah, pero cada una con un rol específico. Que nadie se sienta rechazado porque todo benei Noaj y benei Yisrael siguen una misma luz. Shalom. Reply

María de la Luz Flamenco Hernandez México D.F. 26 Enero, 2014

Gracias por esta explicación tan clara y bonita, desde hace tiempo estoy en este sitio y me agrada lo que aprendo pero lo más importante es ponerlo en práctica, estar buen con uno mismo pero ante todo con Dios Reply