Contáctenos

¿Quién es Eliyáhu hanaví?

¿Quién es Eliyáhu hanaví?

 E-Mail

Un discípulo del baal shem tov, un distinguido jasid, había escuchado decir que ciertos místicos y cabalistas tuvieron el privilegio de ver a Eliyáhu hanaví, al profeta Elías. Le habían dicho que haciendo ciertos ejercicios espirituales podría llegar a verlo realmente. Por lo tanto se fue a ver a su Rebe el Baal Shem Tov, para pedirle que posibilitara el encuentro con el profeta.

El Baal Shem Tov trato de disuadirlo pero por muchos meses el jasid siguió con su petición de ver al profeta Elías.

Finalmente unos días antes de Pésaj, el Baal Shem Tov le dijo que le permitiría ver a Eliyáhu hanaví pero con la condición que siguiera todas sus instrucciones sin desviarse de ellas en lo mas mínimo. El jasid aceptó.

"De acuerdo" dijo el Baal Shem Tov, "si quieres ver al profeta tienes que hacer lo siguiente: Consigue nueve cajas y llénalas de gran cantidad de comida: pescado, carne, matzá, vino etc. Luego el día anterior a Pésaj viajarás a tal pueblo y en las afueras antes de llegar al bosque verás una casa destartalada. Poco antes del comienzo de Pésaj, tocarás la puerta y preguntarás si puedes pasar la fiesta allí". El hombre emocionado hizo exactamente lo que le había señalado su maestro.

Cuando tocó la puerta, le abrió una mujer que le respondió:

"Como podría recibirte si no tengo nada de comida en la casa, somos una familia muy pobre" dijo llorando "Yo traigo unas cajas con comida" contestó "tengo suficiente comida para todos". Entró, los niños cargaron las cajas saltando con gran alegría, los pobres, nunca habían visto tanta comida en toda su vida. Fueron los niños más felices del universo. David estuvo allí dos días celebrando Pésaj con la familia mientras esperaba ansioso ver al profeta Eliyáhu.

Pero todo fue en vano el profeta Eliyáhu no apareció.

Frustrado regresó donde el Baal Shem Tov y le dijo:

"Rebe, estuve por dos días en esa casa y no vi al profeta, ¿por qué me engañó?"

"¿Hizo todo lo que le dije?"

-"¡Si lo hice!" respondió

"¿Y no lo vio?"

-"No."

"En este caso" dijo el Baal Shem Tov, "regresa a la misma casa pero esta vez quédate afuera, párate cerca de la ventana y escucha. A David le sorprendieron tan extrañas instrucciones pero igual las cumplió. Regresó a la casa, y a través de la ventana escuchó la siguiente conversación entre los esposos: "Sara", dijo el marido "estoy muy preocupado, porque no sé como vamos a conseguir la comida para los dos últimos días de Pésaj".

A lo cual su esposa respondió: "¿Por qué estás preocupado David?" viste que los primeros días de Pésaj, Di-os nos envió a Eliyáhu el profeta que nos trajo toda la comida y bebida que hacia falta? Seguramente Di-os nos lo enviará otra vez para los segundos días de la festividad".

De repente David entendió lo que el Baal Shem Tov le había dicho. ¿Quieres ver a Eliyáhu? No lo busques en el cielo, o en las personas santas que están en las cuevas o en la cima de las montañas. ¡No! ¿Quieres ver a Eliyáhu? Llena unas cajas de comida, alimenta a niños hambrientos, haz una buena acción y luego mírate al espejo, y verás a Eliyáhu. Verás a Eliyáhu en ti mismo".

Contado por el Rabino M.M Gluckowsky de Rejovot, Israel

© Copyright, todos los derechos reservados. Si te ha gustado este artículo, te animamos a distribuirlo, siempre y cuando cumpla con la política de derechos de autor de Chabad.org.
 E-Mail
Únete a la charla
Ordenar por:
36 Comentarios
1000 Caracteres restantes
Maria Salame U.S.A. 19 Julio, 2017

Hermosa historia, cuando realmente hacemos la voluntad de nuestro Creador, podemos ver milagros. Shalom a todos ustedes. Reply

Édgar Yovani Piza Medellín, Colombia 1 Julio, 2017

Shalom Rabino Gluckowsky. Que. H`shem lo bendiga. Ese relato es hermoso. Mi ser entero se llenó de alegría. Feliz Shabat. Reply

Anónimo Cali Colombia 25 Mayo, 2017

A veces tenemos todo a nuestro alcance y no lo vemos. Reply

Anónimo U.S.A. 9 Mayo, 2017

!Hermosa historia! Gracias Padre Eterno. Reply

Alexander Pina 14 Diciembre, 2016

Excelente artículo MUUUY BUENO... Ya estoy entendiendo la idea de "ver a Eliyahu" Reply

María Eugenia Mezico 7 Nov, 2016

Que hermoso... Reply

Gerald Chile 11 Octubre, 2016

Gracias Reply

mariela castellanos 20 Septiembre, 2016

maravilloso el final!!! Mucho que reflexionar. Reply

victoria ovejero tucuman 5 Nov, 2014

Quién es Eliyáhu hanaví? Gran enseñanza.
Shalom. Reply

israel saltillo coahuila mexico 25 Marzo, 2014

felicidad en pashaj no hay palabra para explicar este sentimiento solo disfrutar la sabiduría que hashem comparte al hombre Reply

Zoltan matavsky Barcelona España 7 Diciembre, 2013

Eliyahú Qué emoción, que sencillez y claridad.Gracias. Reply

Viviane Barbosa da Silva Guayaquil, Ecuador 30 Marzo, 2013

Concepto de sabiduría Lo transcendental y lo sencillo, son inversamente proporcionales:

Mientras más sencillo el lenguaje, más transcendental será el resultado.

Lindo y rico texto !! Reply

gastón remy llerena Lima, Perú 12 Abril, 2012

Realmente bello. El Profeta Elía, como Él, Bendito Sea, s se encuentra en nosotros y no lo vemos hasta que compartimos felizmente con el prójimo; superamos así el egoista deseo de recibir solo para nosotros, mediante la voluntad amorosa de compartir con los demás necesitados. Reply

issac mizraji ganon buenos aires, argentina 27 Abril, 2010

quienes shalom que preciosa historia yena de esperansas para los que esperamos en d-os de abtam issac y jacob gracias Reply

Anónimo Guatemala, Guatemala 27 Abril, 2010

Ver a Eliyahu Me pareció una excelente alegoría respecto a hacer el bien sin esperar nada a cambio Reply

Araly Barranquilla, Colombia 27 Abril, 2010

Elías el profeta. Indudablemente es una enseñanza rica en sabiduría. Todos podemos ser el Elías que envía D_os a quien lo necesita, todos los días debemos procurar, ser el prójimo ideal de nuestros semejantes. Es así como caminamos a la perfección, no con el orgullo de ser perfectos, sino siendo útiles a nuestros semejantes. D_os valora este tipo de acciones.
Gracias por publicar este artículo. Reply

RAFAEL BEN-ABRAHAM BARRETO La Orotava Tenerife, España 27 Abril, 2010

Emocionante y sublime Sinceramente, la emoción me embarga al leer este relato, Mis lágrimas no pueden explicar los sentimientos que afloran en mi ser. Shalom. Reply

Netzaj Rodriguez mexico df, mexico 27 Abril, 2010

woow que admirable enseñansa de amor al projimo, cada año esperamos ver llegar hasta nuestra puerta al profeta, pudiendo nosotros mismos el mismo profeta siendo buenos visitantes y buenos hospedadores, ya no dejemos atraz todo la pobresa que nos rodea seamos parte del cambio Reply

Anónimo mvdeo, uruguay 27 Abril, 2010

ver a eliyahu hermosa ensenanza,ahora a seguir el ejemplo Reply

Batcheva Malamud Lima, Perú 27 Abril, 2010

Eliyahu Me pareció lo más tierno y verídico, con todo amor, como todo judio debe de ser. Siempre ayudar al prójimo y dejar qque D-os haga lo suyo,
Reply