Un consejo :
Ingresa tu email y recibirás todas las semanas nuestro boletín con refrescantes artículos para reflexionar y emocionarse, enriqueciendo tu vida semana a semana. Y ademas, es gratis.
¡Ahh, antes que me olvide visita nuestra pagina de Facebook!
Printed from es.chabad.org
Contáctenos

¿Por qué no comemos jamón?

¿Por qué no comemos jamón?

Como servir a Di-s a través de nuestra alimentación

 E-Mail

Respuesta corta:

La Torá lo prohíbe expresamente:

"Y D-os les habló a Moshé y Aarón, para que lo transmitan:
Háblenles a los Hijos de Israel, para que lo transmitan: estos son los animales que comerán de entre todos los animales de la tierra. Comerán de todo aquel que tenga las pezuñas partidas y que sea rumiante. Menos de estos no comerán de entre los que son rumiantes o tienen las pezuñas partidas
...
Y el chancho, porque tiene pezuñas partidas, pero no es rumiante, será [considerado] para uds. contaminado. No coman de su carne, ni toquen sus cadáveres, son impuros para ustedes." (Levítico 11:1-8)

Respuesta más completa:

'Torá' significa 'enseñanza'. La Torá viene a ser como el 'Manual de Usuario' para el pueblo judío en general y para cada judío en particular. Nos enseña cómo y para qué D-os quiere que utilicemos los recursos que estén a nuestra disposición, y para qué hemos sido creados.

Tenemos que elegir entre vivir nuestra vida acorde a la voluntad Divina, delineada en la Torá, y vivirla de acuerdo a nuestros instintos, intelecto y emociones personales.

El judaísmo es la manera de relacionarse entre el judío y su Creador. La Torá no es un invento ni descubrimiento, iniciado y logrado por el hombre; es una revelación divina, entregada completa y perfecta por iniciativa Divina. La legitimidad de la Torá y sus preceptos no dependen de nuestra comprensión, ya que provienen de una fuente muy superior a eso – provienen de la propia voluntad del mismo Creador del Universo.

Ahora bien, aunque uno tendría que acatar a las órdenes del Creador, independientemente de su comprensión o preferencias personales, ya que se trata de una orden de D-os mismo, no obstante dentro del plan Divino está también el deseo de que el hombre comprenda, sienta e incorpore al máximo de su capacidad dicha voluntad Divina. O sea, el hombre no debe limitarse por sus comprensión, pero tampoco está libre de utilizar su intelecto. D-os no creó robots; creó seres humanos pensantes.

El hombre no es un ser puramente racional. Interactúa con el prójimo principalmente por medio de las emociones. Más, el hombre es capaz de hacer cosas muy irracionales, hasta ridículas, con tal de satisfacer la voluntad de un ser querido. La razón es simple, cuando de satisfacer el deseo de un ser querido se trata, lo que importa es saber qué es lo que quiere y no tanto por qué.

Algo parecido ocurre en nuestra relación con D-os. Dicha relación es una composición de intelecto y emoción. Le hacemos caso a D-os no solo porque tiene razón, sino porque Lo queremos. ¿Cómo hacemos para expresar nuestro amor por D-os? Para lograr esto D-os nos dio pedidos irracionales. Nos pidió que hagamos o abstengamos de hacer determinadas cosas simplemente 'porque así le gusta'. La única razón, entonces, por el cual cumplir con ese pedido es porque Lo queremos y si así se le antojó, pues dejamos de lado nuestros antojos para satisfacerle el suyo.

Pregunta: ¿Son todas las Mitzvot, entonces, caprichos Divinos, sin explicación racional?

Respuesta: Los preceptos de la Torá se dividen en tres categorías en cuanto a su racionalidad.

Mishpatim: Leyes racionales. Por ejemplo, no asesinar, no robar, honrar a los padres.

Edot: Leyes testimoniales. Por ejemplo, Shabat, Pesaj, Sucot, Tefilín. Atestiguan y representan algo específico en nuestra historia o en nuestra relación con D-os.

Jukim: Estatutos irracionales. Por ejemplo, la prohibición de comer cerdo o cocinar carne con leche.

La palabra 'Jukim' (Juká en singular), está relacionada etimológicamente con la palabra hebrea 'Jakiká', tallar. Las enseñanzas jasídicas explican que esto nos da una comprensión mayor en cuanto a la función de esos preceptos irracionales. Una letra tallada proviene de la profundidad de la piedra en la cual está tallada, a diferencia de una letra escrita que tapa el lugar donde está escrita. Una letra escrita es algo impuesto, mientras que una letra tallada es algo expuesto.

Nuestra comprensión de los preceptos racionales sirve para ocultar nuestra relación esencial con D-os, ya que hacemos las cosas porque nosotros las entendemos. En cambio los preceptos irracionales, al no tener otra justificación más allá de ser deseos divinos, sirven para dar expresión abierta y libre a esa conexión esencial.

Me acuerdo de una vez hablando sobre este tema y alguien preguntó: ¿la única razón por no comer cerdo es porque Di-s no quiere? ¿Es eso y nada más?

'Si,' le dije.

'No puede ser,' me insistió.

'Dígame,' le dije, 'Ud., ¿por qué come cerdo?'

'Porque me gusta,' afirmó.

'¿Es eso y nada más?' pregunté

'Si,' dijo.

'Pues este es justamente el tema,' expliqué. 'Tienes que elegir entre tu antojo y el de D-os; si vas a comer cerdo porque a ti te gusta, o vas a abstener de comer cerdo porque a D-os no le gusta que nosotros lo comamos...'

Por Eliezer Shemtov
Rabino Eliezer Shemtov es el representante del Rebe de Lubavitch, que su mérito nos proteja, en el Uruguay. Es autor de Amores Imposibles, Cruzando el Charco, Ser Judío Hoy y Veamos de qué se TrataHaga clic aquí para adquirir los libros del Rabino Shemtov
© Copyright, todos los derechos reservados. Si te ha gustado este artículo, te animamos a distribuirlo, siempre y cuando cumpla con la política de derechos de autor de Chabad.org.
 E-Mail
Únete a la charla
1000 Caracteres restantes
Deseo ser notificado cuando se publiquen nuevos comentarios.
Ordenar por:
Discusión (27)
20 Junio, 2016
Elevar nuestra conciencia
Que articulo tan interesante... Gracias,la mision del hombre y mujer es elevar la conciencia para tener una coneccion con nuestro Creador Shalom
Gloria Betty Ramirez Carrillo
Cali Colombia
20 Junio, 2016
Se dice que el cerdo ha salvado más vidas que la penicilina.En las hambrunas de España después de la guerra civil y de la II mundial personas que lo comían vivian en cambio las que no tenian su "matanza "muchas morían de hambre.No está demostrado que el bacilo de Hansen venga del cerdo. En los tiempos de Mesopotamia a que se refiere, era normal que se prohibiera por la triquinosis,pero hoy en día no existe ese problema. En suramericana,la mayoría de los sefardíes lo comen.El fin,doctores hay,y judios ( afortunadamente ) muchos.
David Moreno
Cáceres. (españa)
18 Junio, 2016
Si toda la gente tuviera la Tora en sus manos las enseñanzas de Dios nos llegarían a todos pero en ninguna librería que he preguntado no venden el libro sagrado eso no ayuda a todos debemos ser géneros con la Tora para que todos podamos tener conocimiento de los requerimientos de Dios eso les aseguro que a Dios le gustaría atentamente una gran creyente muy seguidora de lo que quiere Dios para sus hijos
Ximena Herrera caris
Chile- quilpue
2 Mayo, 2016
Sanidad
Un gran aporte el Kashruth ante la moda nociva del veganismo.
Martín
San Telmo
7 Marzo, 2016
En esta ordenanza de El Bendito Señor hagamos lo con diligencia .Primero hagamos y luego preguntemos.
Guadalupe armas palma
Quitó ecuador
5 Marzo, 2016
Comida Kosher
No cabe la menor duda de que la comida Kosher es sana y nutritiva, si aun hoy comer cerdo es un riesgo, imagínense como seria en tiempos bíblicos en la region Mesopotamia donde era abundante la enfermedad de la lepra que la transmitia el cerdo a través del bacilo de Hansen. Ahora! conozco muchos judíos que son religiosos y cumplen con la ley, otros no lo son o quizás agnósticos o ateos y también la cumplen. Aun-cuando el ser humano es obnivoro tiene limite la comida que ingiere pues puede llegar a enfermar por causa de esta.
Fabio Bernal
4 Marzo, 2016
Jamón
Yo creo más bien, que los mandamientos son para nuestra salud en general, tanto mental como corporal. La carne de puerco es sabrosa, pero, mala para la salud corporal, como fornicación y adulterio enferman el alma de los que la practican, aunque sean "sabrosos".
Manuel López
Celaya, México
4 Marzo, 2016
Gracias por la enseñanza
muy bien explicada,gracias por la enseñanza,es mejor que los no practicantes que leen por primera vez, siguan con su vida y no caigan en confusion, si fueron educados comiendo cerdo que lo sigan haciendo, por esas confusiones fueron creadas las guerras., no es necesario explicar por que no comer cerdo., los que ya saben, simplemente lo saben y lo cumplen.
Anónimo
1 Marzo, 2016
¿Y porqué justificarse, si uno come jamón y su vecino no lo quiere comer?
Lo mejor, creo yo, es respetar la libertad de elección de cada cual y sobre todo, las Tradiciones de cada grupo de seres humanos cuando se identifican con sus creencias comunes, sus leyes y sus fiestas, como más le satisfagan. El respeto a las Tradiciones (la Cábala) de cada cual es el camino para poder vivir todos en paz y harmonía y alcanzar un Tikún Olam.
Rafael T.V.Guadiana
1 Marzo, 2016
Pero es que la Kabbaláh (secretos del Ciel) enseña que todos los seres tienen energía y un propósito, y el ser humano tiene la misión de elevar la Creación del Eterno, Él mismo con sus Mitzvot Nos Ama al informarnos qué nos acerca y conecta con Él, como los con todo lo Kosher, y todo aquéllo que no es Kosher, que no es apto para integrarse a nuestra energía, pues nos aleja de Él, lo no kosher nos baja energía del alma, pues su configuración espiritual, su esencia, no eleva al ser humano, los propósitos y misiones de lo no kosher son diferentes.
Dina Rosh