Un consejo :
Ingresa tu email y recibirás todas las semanas nuestro boletín con refrescantes artículos para reflexionar y emocionarse, enriqueciendo tu vida semana a semana. Y ademas, es gratis.
¡Ahh, antes que me olvide visita nuestra pagina de Facebook!
Contáctenos

El Poder de la Palabra

El Poder de la Palabra

 E-Mail

Nada realmente, al menos no en el sentido material. Si el habla es creativa, es sólo en el sentido de que impacta a su escucha. Físicamente, el habla no tiene substancia; es apenas un modelo de ondas sonoras. No obstante, no hay error en el poder de la palabra. La palabra simple tiene el poder de conmoverte, inspirarte, de transformar totalmente tu perspectiva de la realidad.

"Haya luz". "Que se reúnan las aguas y emerja la tierra seca". Que la tierra haga brotar vegetación". La Torá describe la creación del mundo como una serie de declaraciones Divinas. Si queremos comprender la naturaleza de la realidad creada, nos está diciendo la Torá, debemos examinar el fenómeno llamado "habla".

Como habla, las palabras creadoras de Di-s no crearon realmente nada de substancia. Todo lo que hicieron fue cambiar una percepción, cambiar la manera en que una realidad preexistente, la Realidad Preexistente, ha de ser percibida. Cuando Di-s dijo "Haya luz", no sucedió realmente nada, a excepción del impacto que ello tuvo sobre nosotros, los escuchas, para quienes produjo un mundo de diferencia.

El Oyente

Di algo. Cualquier palabra o frase. Dilo nuevamente. Y una vez más. A medida que repites tus palabras éstas rotan en ruidos sin sentido. Han perdido su impacto. Las palabras habladas que no tienen escucha no tienen impacto y, por definición, existencia. Pero dilas nuevamente, esta vez a alguien que aún no las ha escuchado, y recobrarán su significado e impacto.

Si Di-s habla un mundo, entonces, por definición, alguien está escuchando. Alguien afuera de Él Mismo; "afuera" en el sentido de que percibe su propia existencia como algo distinto de la Suya, sin comprender que él no es sino la personificación del deseo Divino de que él sea, exista.

Alguien que podría considerar a Di-s como una idea, como algo acerca de lo cual pensar, o una fuerza a ser tomada en consideración. O que podría cuestionar Su existencia del todo. Alguien que oye el habla de Di-s acerca de un mundo. El hombre.

El idioma

Oyes hablar a alguien. Está diciendo algo muy poderoso. Algo con la capacidad de iluminarte, de provocarte, de abrir nuevos panoramas ante ti. Te das cuenta por el tono y timbre de sus palabras. Pero no te emociona. Está hablando en chino. Para que la palabra haga impacto sobre el oyente, éste debe conocer el idioma.

Para apreciar la importancia del habla Divina que llamamos universo, primero debemos adquirir la lengua en que se habló. "Di-s miró en la Torá y creó el mundo".

Puedes pasar una vida fructífera simplemente escuchando el tono y timbre de las galaxias y los quarks que El articuló. Pero si percibes significación en la grandeza de las estrellas, si sientes el susurro de la naturaleza como una comunicación, mira a la Torá, el diccionario de la Creación.

Di-s nos dio la Torá a fin de enseñarnos la lengua de la Creación, para permitirnos comprender Su comunicación a nosotros, y para comunicarnos, a su vez, con Él.

La Conversación

Una conversación a veces puede no servir a propósito alguno fuera del de transmitir la información contenida en sus palabras. Instrucciones para llegar al banco, el precio del vestido en la vidriera. Pero esto es habla en su sentido más somero. El habla significativa es el empeño por comunicarse, por darse a conocer uno mismo a otro.

Di-s nos habló para que podamos comprenderlo.

No simplemente al mundo que Él dijo, sino a Él, su orador. Dominando la lengua de la Torá, no solamente ganamos conocimiento en cuanto al significado de la existencia creada. También entramos en una conversación de corazón a corazón con su autor y orador.

(Basado en una Sijá del Rebe)

© Copyright, todos los derechos reservados. Si te ha gustado este artículo, te animamos a distribuirlo, siempre y cuando cumpla con la política de derechos de autor de Chabad.org.
 E-Mail
Únete a la charla
Ordenar por:
8 Comentarios
1000 Caracteres restantes
Anónimo Cabimas. Venezuela 23 Junio, 2017

Shalom hermanos que Hashem los Bendiga, un articulo extraordinario cuanta cosas construimos y destruimos con la palabra de eso no cabe dudas, Lo importante es decernir entre lo bueno y lo malo; Debemos obrar con nuestros semejantes con humildad y respeto.
Saludos desde la Ciudad de Cabimas.Venezuela Reply

P. Rivas Guatemala 9 Septiembre, 2016

muy buena reflexión, que te hace pensar que no estas solo, existe algo mas allá de lo que podamos imaginar. Reply

Anónimo Colombia 26 Junio, 2015

Es un deleite me gusto muchimo gracias Reply

Elena Lazaro 24 Junio, 2014

ElL PODER DE LA PALABRA IMPRESIONANTE ESTA REFLEXION DEL REBE Reply

FREDDY HERRERA CARACAS VENEZUELA 25 Febrero, 2014

EL PODER DE LA PALABRA Esto cada días no enseñas una sabiduría espiritual para compartir a nuestra familia. para crear mas respecto Reply

Miriam Maracay, Venezuela 14 Junio, 2013

Maravilloso y extraordinario artículo. Que Adonái, guíe cada día a más personas, a leer este maravilloso y extraordinario artículo, para que conozcan y entiendan, el verdadero significado del Poder de la Palabra.
Baruj Hashem Reply

Martin Aaron Melej argeniña 14 Junio, 2013

Siento en mi corazón un inmenso gozo y la apertura de un invito universo fue tan edificable el ejemplo del dólar:dar servir amar incondicionalmente los demás Reply

Manuel ceballos Zamarrón 11 Junio, 2013

El discurso de Dios parece estar lleno de sustancia primordial, al menos así lo comprendo yo; sus palabras forman el infinito y maravilloso universo que contemplamos y habitamos. La palabra sublime creo que es el verbo, especialmente porque está en el origen de mi mismo.
Gracias por sus publicaciones. Reply