Un consejo :
Ingresa tu email y recibirás todas las semanas nuestro boletín con refrescantes artículos para reflexionar y emocionarse, enriqueciendo tu vida semana a semana. Y ademas, es gratis.
¡Ahh, antes que me olvide visita nuestra pagina de Facebook!
Contáctenos
La Tzedaká es una de las mitzvot más importantes del judaísmo , en esta sección va a encontrar leyes e historias sobre el tema.

Tzedaka - Caridad

Tzedaka - Caridad

 E-Mail
El mayor nivel, por encima del cual no hay más grande, es ayudar a un hermano judío concediéndole un regalo o un préstamo, o entrar en sociedad con él, o encontrarle un empleo, a fin de fortalecer su mano hasta que ya no necesita depender de otros.
Cuando Rabí Schneur Zalman llegó a la ciudad, los ancia­nos de la comunidad lo recibieron afablemente, pero cuando anunció que quería visitar la casa del avaro y que quería que dos rabinos lo acompañaran......
El maestro retornó a su pueblo pero no pudo ir a su casa, con las manos vacías. Se detuvo en la Sinagoga local y comenzó a estudiar Talmud...
Había cajas para los hospitales, las ieshivot (escuelas religiosas), orfanatos, refugios para mujeres maltratadas, hogares para niños ciegos o sordos, fondos para los discapacitados-¡lo que sea!
Como bien sabemos todas las mitzvot que uno cumple tienen una bendición previa para agradecer a Di-s por el merito de conectarnos con el a través de esta acción. En el caso de Tzedaká no hay bendición previa.
En hebreo existen palabras que no tienen equivalente en otros idiomas, entre éstas se encuentran tres palabras muy significativas en estas fechas tan especiales.
Los judíos no creen en la caridad. No se deje engañar por su filantropía legendaria, por su saturación de movimientos sociales y humanitarios. Los judíos no practican la caridad, y el concepto es virtualmente inexistente en la tradición judía...
Actualmente se da el diezmo de las ganancias a los pobres, para cumplir esta precepto.
Mi primera reacción no fue en darle, no tenía ganas. Pero al pensarlo otra vez, pensé: en realidad, ¿qué excusa tengo? No me cambia nada darle algunas monedas, y no tengo ninguna razón para no hacerlo.
Si el padre que los recibe es libre de utilizarlos como crea conveniente –el pago de la casa, la comida, la ropa, etc.