Un consejo :
Ingresa tu email y recibirás todas las semanas nuestro boletín con refrescantes artículos para reflexionar y emocionarse, enriqueciendo tu vida semana a semana. Y ademas, es gratis.
¡Ahh, antes que me olvide visita nuestra pagina de Facebook!
Contáctenos

Cabalá Cuántica

Cabalá Cuántica

Nada en el universo está en un estado de inamovilidad o descanso absoluto

 E-Mail

Una de mis memorias de la niñez es la de una lámpara de mesa que me mantendría boquiabierto durante horas.

Encima de la lamparita había un cilindro de vidrio con líquido coloreado en el que flotaban gotas a base de aceite. A medida que la lámpara calentaba el líquido las gotas aceitosas subían -- y cuando se enfriaban descendían.

El sistema estaba en movimiento constante.

Nada en el universo está en un estado de inamovilidad o descanso absoluto. La piedra aparentemente inmóvil es una colmena de actividad atómica. El hermosamente claro cielo estival iluminado por la luna está en verdad repleto con las reverberaciones de explosiones catastróficas de estrellas distantes y actividad gaseosa gigantesca.

Hasta la plácida conducta de un alma cortés disfraza actividad química y electrostática que haría estallar los sesos de disco rígido de la computadora más grande.

La esquizofrenia de la creación se presenta como materia y como ondas. La realidad juega con nosotros al gato y al ratón, esperando pillarnos en un estado u otro, pero nunca en ambos.

El gato de Schroedinger vive y muere con el guiño de un ojo. Llámalo el principio de incertidumbre, si quieres. O culpa a Heisenberg por nuestro indeterminismo. Pero la verdad cuántica es que nosotros somos esa gota de aceite siendo adaptada y readaptada por el calentador líquido de la lámpara creativa -- en un estado constante de movimiento.

La cabalá enseña que mente y materia están conectados. Estamos en íntima relación con el gran cosmos. Hay algunos pensadores, y de hecho, científicos, que tropiezan con esta verdad cabalística, bastante independientemente. El filósofo Thomas Nagle propone que hay un denominador común entre Mente y Materia, algo más fundamental que ambos, y que explica la conectividad del fenómeno mental y físico.

¿De qué otra manera podemos explicar que mientras cada átomo individual en nuestro cuerpo es cambiado para otro nuevo en un ciclo que se cumple cada siete años, nuestras memorias siguen intactas, y nuestra identidad propia es la misma? Las nuevas partículas parecerían `heredar´ el viejo conocimiento.

Mientras los científicos cuánticos buscan la subyacente base de la vida, la Cabalá ya describe esto en la forma de Sefirot -- la corriente básica de energía creativa que apuntala a ambas, materia y personalidad humanas.

Estas corrientes primordiales de creación existen en un estado no material, no corporizado, y luego permean mente y partícula por igual, dotando a cada cual con el potencial de la relación simbiótica y `comunicación´.

Por ejemplo, las sefirot de jojmá (creatividad mental), biná (desarrollo de pensamiento) y dáat (conectividad mente-emoción) que forman nuestra disposición mental y activan nuestras percepciones sensoriales, también son inherentes a toda materia y forma de vida -- y también, análogamente, en el plano espiritual.

Yo creo que este conocimiento de la Cabalá nos introduce al maravilloso secreto de las relaciones exitosas.

Deberíamos fluir en todo momento con el sendero que promueve la mayor conectividad. Las palabras que hablamos, la conducta que exhibimos, deberían convertirse en la expresión de nuestra reordenación empática. Nuestra forma emocional e intelectual debe cambiar a medida de que la calidez de la empatía reordena el abismo de distancia y diferencia, promoviendo cercanía, mutualidad, amor y consideración -- la marca de calidad de toda relación en un estado de verdad.

Siente y experimenta el dolor del otro en su estado de enfado. Considera y sobreactúa con sus palabras nocivas y espantada cara, y reordénate tú mismo para que tú crees `un buen ajuste´ para ambos. Sólo entonces puedes tener el terreno común para prestar tu fortaleza y conocimiento que se convertirá en la lámpara calentadora para el cambio en el otro.

Esto se llama, en la Cabalá, el flujo sefirótico de jésed.

Permite que tu reorganizado estado se proyecte en el corazón del otro, en su mente, sus demás partículas del ser y ondas de disposición.

Actúa como el Creador. Pues esa es la imagen en que tú has sido creado.

Las palabras que articulamos son como fotones emitidos de una fuente. Si sólo hay un único tajo para que los fotones pasen, nosotros mismos, las palabras actúan como partículas. Hacen impacto sobre el otro a fin de informar o afectar.

Pero en verdad todas las palabras son una operación de `dos tajos´. Son como ondas. Más allá del mero impacto en un sentido sensitivo, las ondas sonoras también tienen una más profunda `ondulante´ conductasefirótica, cambiando la realidad del otro al volverse parte de él.

El otro ya no puede distinguir más entre la onda que lo rodeó y las `partículas-palabras´ que hicieron impacto en él. El efecto onda ha creado un nuevo producto -- un nuevo otro.

El cambio puede ser positivo o negativo. Dependerá de la naturaleza de la `pantalla de detección´. Si nos dirigimos a alguien que sufre dolor, que vomita injurias, entonces nuestras palabras pueden encender o apagar. Si hablamos a alguien que sufre un embate de depresión, nuestras palabras lo pueden elevar o inclinarlo a hundirse más. La persona que nos oye es la `pantalla de detección´ para las partículas de nuestra personalidad interior que se impregnan en su persona.

Entrenándonos en la conciencia y maestría propia, podemos asegurar que nuestras `palabras-partículas´ se conviertan en una onda de corriente jésed. La unión que produce el alma dentro de nosotros nos reorganizará de modo que se logre una mutualidad, se conserve la amistad, y se restaure la tranquilidad.

Este es el poder que tanto tú como yo poseemos en todo momento.

Por Laibl Wolf
Rabi Wolf, renombrado místico, autor y disertante de temas de Cabalá. Actualmente reside en Melbourne, Australia. Para más información acceda a www.laiblwolf.com .
© Copyright, todos los derechos reservados. Si te ha gustado este artículo, te animamos a distribuirlo, siempre y cuando cumpla con la política de derechos de autor de Chabad.org.
 E-Mail
Únete a la charla
1000 Caracteres restantes
Deseo ser notificado cuando se publiquen nuevos comentarios.
Ordenar por:
Discusión (25)
15 Julio, 2016
Cábala Cuántica
Gracias1 me atrevo a decir . Reconocer en el otro a nosotros Consciente d lo que de nosotros sale a nosotros vuelve en bien o en MalNada se pierde, Causa y Efecto
Elba Beolchi
Sydney
29 Mayo, 2016
La palabra es una flecha de dos puntas
Saúl Buk
19 Septiembre, 2015
Que precioso reflejo nos dan los céfiros para nuestra alma,me encanta la cábala cuántica,gracias,shalom.
Azucena Dahl
U.s.a
15 Septiembre, 2015
Le Doy Gracias a la Kabaoa
Me ha servido mucho en etapas difíciles, gracias. Me gustaría tener menos confusión y mas lucidez para enteder mejor los mensajes.
Anónimo
Vińa del Mar
30 Agosto, 2014
Sorprendente
Wow !!! Es fantástico.
Elizabeth Chávez Rendón
México, DF
8 Marzo, 2014
excelente
Que articulo mas interesante no pensaba que hubiese una relación
juan pablo cuenca vargas
colombia
28 Enero, 2014
LA PAZ
Todo esa nueva disertación utilizando la enseñanza de la física cuántica para aplicarla a nuestra existencia practica es ejemplarizante, vivo en un país donde el odio político y lo visceral en los gobernantes intolerantes, dio origen a una division entre los mismos pobladores hasta las propias familias, llegando a niveles insoportable de salir de los parametros humanos, y veo que muchos queremos cambiar esta situacion y verdaderamente el Rabi Wolf tiene razon al darnos las herramientas para aplicar jesed a cada uno de los ciudadanos que quieran vivir en verdad y paz
Adonay Bendiga al rabino wolf, mi pais y al mundo entero
a Yosef P Diaz
caracas venezuela
11 Enero, 2014
Muy interesante! Muy bueno! Gracias y Shalom!
Anónimo
Ecuador
24 Nov, 2013
la union de dos mundos diferentes
mente y materia es la misma relación del disco duro o rígido, mente y átomo donde aparece el pensamiento tras la unión de esas dos, como las sefiras shomak y binah originando la virtual daat o pensamiento; toda una maravilla en el mundo o dimencion de la frontera materia y espíritu para comprender la creación, después viene la ralacion con el desarrollo de shesed donde interviene el hombre mediante su palabra mágica para así convertir al receptor en la intención que lleva la mágica palabra.
Adonay bendiga al rabí Wolf y a la humanidad
sabat shalom
A Iosef P Diaz
caracas, Venezuela
10 Nov, 2013
cabala cuantica
Siempre que leo o estudio de cabala, no puedo evitar llorar o que se me haga un nudo en la garganta, si nuestras palabras producen un efecto fisico en nuestro ser
para matar o dar vida. En este caso como siempre para dar vida. Shalom
Dina Osuna