Un consejo :
Ingresa tu email y recibirás todas las semanas nuestro boletín con refrescantes artículos para reflexionar y emocionarse, enriqueciendo tu vida semana a semana. Y ademas, es gratis.
¡Ahh, antes que me olvide visita nuestra pagina de Facebook!
Contáctenos

Teshuvá, Tefilá y Tzedaká

Teshuvá, Tefilá y Tzedaká

de una Alocución del Rebe de Lubavitch

 E-Mail

En hebreo existen palabras que no tienen equivalente en otros idiomas, entre éstas se encuentran tres palabras muy significativas en estas fechas tan especiales.

Teshuvá: En otras lenguas el proceso de purificarse del pecado se denomina "arrepentimiento", "borrón y cuenta nueva" o "volver a empezar"; en cambio en hebreo, la palabra Teshuvá significa "retorno", no es algo nuevo sino el volver a las fuentes.

Tefilá: La acción de dirigirse al Creador y pedirle por nuestro bienestar, es definida en todos los idiomas como "pedido" o "imploración". En cambio, en hebreo esto se denomina "Tefilá", que significa "unión" o "fusión" con Di-s.

Tzedaká: El brindar una ayuda monetaria al necesitado se conoce entre las naciones como "beneficencia", "ayuda" o "caridad". En hebreo, esto se llama "Tzedaká", cuya raíz, "Tzedek", significa "Justicia".

Cuando un judío decide retomar su camino, éste, no es un camino nuevo. Es su camino de siempre, es su realidad, su verdad. Todo judío desea interiormente conducirse por el camino de Di-s, el camino de la Torá. Sólo las distintas situaciones de la vida lo llevan a apartarse de él. Al retornar a la Torá, el judío simplemente está actuando de acuerdo a su verdadera esencia y voluntad.

El significado profundo del rezo no es un pedido, sino una unión y unificación con Di-s. Durante la plegaria se crea una fusión del alma del individuo con su fuente creadora, la esencia infinita del Todopoderoso. En ese instante, el alma se desconecta de las limitaciones que le impone el mundo material, y se exterioriza su verdadera esencia, lo que realmente es, una porción de Di-s.

Del mismo modo, la Tzedaká, en su verdadera expresión, no significa "hacer un favor" o "dar una donación". La Tzedaká es "hacer justicia"; es lo que "debemos hacer". El judío sabe y tiene presente que su dinero y sus bienes le fueron confiados por Di-s para hacer con ellos lo realmente justo.

En estos solemnes días pedimos a Di-s que nos brinde un año bueno y dulce. Para ser merecedores de la Bondad Divina, es por eso que aumentamos en caridad, aún más allá de nuestras "obligaciones": Del mismo modo, Di-s nos retribuye aún más de lo que estaría "obligado" a darnos de acuerdo a nuestros merecimientos.

"La Teshuvá (arrepentimiento), la Tefilá (plegaria) y la Tzedaká (caridad) apartan la severidad del decreto", (de la plegaria de Musaf de Rosh Hashaná y Iom Kipur)".

Comencemos el nuevo año actuando en concordancia a los valores aquí mencionados.

© Copyright, todos los derechos reservados. Si te ha gustado este artículo, te animamos a distribuirlo, siempre y cuando cumpla con la política de derechos de autor de Chabad.org.
 E-Mail
Únete a la charla
Ordenar por:
7 Comentarios
1000 Caracteres restantes