Contáctenos

¿A quien le interesa una religión con tantos “No”?

¿A quien le interesa una religión con tantos “No”?

 E-Mail

No conduzca si toma. No vaya muy rápido. No pase la luz roja. No conduzca a contramano. No hable en un dispositivo electrónico portátil, ni se pinte los labios, ni discuta con su esposo, ni se involucre en cualquier otra actividad distraedora mientras maneja un vehículo motorizado. No. No. No. Cada lugar tiene su propio manual de conductor que contiene decenas de páginas de prohibiciones.

¡Por D-os! ¡¿Por qué una persona sana entra voluntariamente a un vehículo que impone tantas restricciones a su libertad?! Vivimos en una sociedad que está muy enorgullecida de sus libertades, libertad de expresión, libertad de religión, libertad de privacidad, libertad de elegir tu propia compañía de cable, etc., libertades que defenderemos a toda costa. ¿Por qué, entonces, nos sometemos en forma diaria a restricciones tan drásticas?

Aunque esta pregunta suene muy filosófica, cualquier niño de cinco años la contestará en un instante: conducimos autos porque nos llevan a dónde queremos ir; y de forma sustancialmente más rápida que cualquier otro método de transporte disponible. Renunciamos voluntariamente a ciertas libertades cuando hacerlo nos concede una mayor libertad y sirve a objetivos más importantes.

En un nivel más profundo, ver a todas las reglas mencionadas como “restricciones” es un poco infantil. Porque en verdad, toda elección conlleva “restricciones”. Por ejemplo, si elige salir de compras, esto le imposibilita cortar el césped a esa hora. ¿Llamaría a eso una “restricción”? Una restricción real es algo que restringe la elección, no algo que uno elige para poder alcanzar su objetivo. La persona que elige conducir no se enfoca en las prohibiciones, esta enfocado en su elección, llegar en forma segura a su destino. No está agobiado por las reglas; apenas piensa en ellas. Resaltar las prohibiciones demuestra una falta de concentración en el objetivo.

Lo mismo se puede decir del judaísmo: No comas leche con carne. No vistas una mezcla de lana y lino. No prendas la luz en Shabat. No hagas chismes... El “Manual para Conducir por la Vida Segura y Espiritualmente” de la Torá contiene muchas más páginas y reglas que el librillo Publicado por el Departamento de Tránsito.

Pero uno tiene que elegir cómo enfocar la Torá. Uno puede elegir ver la Torá como un conjunto de reglas limitantes pensadas para hacer la vida miserable, o uno puede tener la cabeza abierta y reconocer la Torá por lo que realmente es, el mejor vehículo de todos. En realidad, es el único vehículo que está equipado para transportarnos a nuestro destino deseado, una vida de espiritualidad, propósito y conexión con el Creador. Si, conducir este vehículo nos restringirá de hacer ciertas actividades que pondrán en peligro la seguridad y el éxito de nuestro viaje, como así también comprometer a otros conductores y peatones inocentes, ¡pero toda elección implica restringir aquellas cosas que impiden que la elección sea implementada!

El santo maestro jasídico Rabi Mendel de Kotzk una vez dijo: “Idealmente uno no debería abstenerse de pecar porque los pecados están prohibidos; sino porque ¿cuándo encuentra uno tiempo para pecar?” Cuando uno está completamente preocupado con implementar la elección, no tiene tiempo de ni siquiera pensar en todas las otras opciones que su elección excluyó

Por Naftali Silberberg
El rabino Naftali Silberberg, nacido en Detroit. Conocido por su agudo ingenio y extenso conocimiento del Talmud. Él reside en Brooklyn, NY, con su esposa Jaia Mushka y sus tres hijos.
© Copyright, todos los derechos reservados. Si te ha gustado este artículo, te animamos a distribuirlo, siempre y cuando cumpla con la política de derechos de autor de Chabad.org.
 E-Mail
Únete a la charla
Ordenar por:
10 Comentarios
1000 Caracteres restantes
ANITA 23 Mayo, 2014

AMAR A DI-S ES UNA OPCIÓN Y ES TU DECISIÓN Cuando DI-S nos da el privilegio del libre albedrío, automáticamente los seres humanos asumimos la responsabilidad de tomar una decisión de seguirlo y servirle, y es nuestra opción la manera en que se ejecutara esta decisión. Puede ser en la religión que tú y tu espíritu decidan estar en comunión con el creador, esta decisión de tomar el camino de tu elección trae con él curvas, bajadas, señales de tránsito, policías de carreteras, cámaras, y más de las cosas que forman parte del camino. y si vas por el debes de respetarlas y acatarlas porque son parte del camino y están allí por un propósito. Reply

Idalie Rebeca Delgado Montoya 1 Agosto, 2013

La libertad de la ley La mayoria de las doctrinas o religiones tienen sus limites y prohibiciones,las cuales fueron concebidas para llevar un cierto nivel de orden en la vida. El Judaismo no esta exento de ellas,sin embargo si analizamos detenidamente cada una de estas reglamentaciones y prohibiciones caeremos en la razon de que todas son una guia para vivir en paz y armonia con todos nuestros semejantes,las leyes que Elhoim nos dio no nos traen a servidumbre o esclavitud sino todo lo contrario, si por ejemplo el decimo mandamiento nos ordena no desear las pertenecias de los demas estamos siendo liberados de la envidia,el septimo nos ordena a no cometer adulterio que aunque nunca llegaramos a ser descubiertos cargariamos con el remordimiento y sentimiento de culpa que nos quitaria la paz por el resto de nuestras vidas,al cumplirlo estamos siendo librados de tales cosas. Las leyes de la Tora nos fueron dadas para vivir en una verdadera libertad,libertad del pecado ,del miedo del rencor etc. Reply

Anónimo España 25 Junio, 2013

Bueno, no me parecen comparables las restricciones a la hora de conducir un coche, que además son circunstanciales y temporales, sólo vigentes dentro del coche y mientras se está conduciendo, con las restricciones que se imponen en el judaísmo, que son en su mayoría perpetuas. No pintarse los labios conduciendo, contra no comer marisco nunca en la vida, por ejemplo.

El islam también tiene muchas prohibiciones. Los cristianos actuales, muy pocas en comparación.

Ser judío observante es complicado, efectivamente. Muchas prohibiciones perdieron sentido hace mucho tiempo, algunas se siguen... Por tradición únicamente, francamente es así.

Shalom,

Salomé Mois
España Reply

pablo mallen w mexico, d.f., MEXICO 20 Marzo, 2012

NO NO NO tal es el amor de un padre responsable hacia sus hijos que la mayoria de lo que piden contestamos no, ellos al principio nos verian como tiranos y en la adultes nos daran las gracias y comprenderan que no era tirania sino amor, y asi los habremos conducido por buen camino. asi lo quiera HASHEM. Reply

moshe adam bucaramanga, colombia 20 Marzo, 2012

fortuna sabemos que la sabiduria proviene de parte de EL ETERNO, y los judios son muy sabios en este conocimiento , agradezco su amabilidad de comprtir estos temas tan buenos y enriquecedores, gracias. Reply

Esrefa Jerez de la Frontera, España 24 Febrero, 2012

Religión y No, no, no La respuesta más sencilla, a una de las preguntas que he leído, sería de sentido común. Si no acato las normas, perezco, o peor aún, puede que por mi culpa, perezcan otras personas. Lo mismo es el Judaismo, un Vehículo que nos lleva a El. Conduzcámoslo con cuidado y amor.
Shabat Shalom. Reply

gloria vte lopez, argentina via bjzn.org 26 Enero, 2012

clarisimo con palabras simples, me aclaro totalmente mis preguntas sobre la restriccion, ahora si estoy bien conciente del por que y como
MUCHAS GRACIAS. me abrio la mente Reply

Beatriz MARTINEZ bucaramanga, colombia 26 Enero, 2012

a quien le interesa una religion con tantos no solo a una persona prudente que sabe lo que vale como creacion Reply

ELIZABETH RIVAS colon, el salvador 26 Enero, 2012

JUDAISMO UNA RELIGION DE NO,NO,NO EL JUAISMO ES UNA FORMA DE VIDA QUE H'SHEM NOS DEJO PARA VIVIR EN SHALOM, SI DECIDIMOS SERVIR AL ETERNO DE CORAZON Y CON EMUNA Y BITAJON ESTA VIDA NO PARECE ESTRICTA SINO PLACENTERA, CADA MITZVA QUE CUMPLIMOS TRAE ALEGRIA.ESCOGE ENTRE LA VIDA Y LA MUERTE, LA TORA ES VIDA. Reply

Al Madrid, España 22 Enero, 2012

Es totalmente cierto. De la misma manera que al conducir debemos hacer caso a esas lucecitas sutiles que se encienden y apagan en los semáforos, que debemos seguir la vía y sus indicaciones, de la misma manera en la vida debemos de ser capaces de vislumbrar las señales que nos dirijan y seguirlas, y así la Torah es, sin duda, uno de los mejores "manuales de conducción" en la vida. Muchas gracias por su sabiduría Reply

Esta pagina en otros idiomas