Un consejo :
Ingresa tu email y recibirás todas las semanas nuestro boletín con refrescantes artículos para reflexionar y emocionarse, enriqueciendo tu vida semana a semana. Y ademas, es gratis.
¡Ahh, antes que me olvide visita nuestra pagina de Facebook!
Contáctenos

Ganarse el respeto de los niños

Ganarse el respeto de los niños

 E-Mail

En un mundo en crisis, un problema inminente es la disolución de la familia. Lamentamos la pérdida de la legendaria familia judía, no por sentimentalistas, sino por lo que apreciamos a partir de la experiencia personal. La familia unida, lo único seguro entre tanta confusión, está desapareciendo con rapidez, incluso entre el pueblo judío. “¿Qué podemos hacer?”, lloran los padres angustiados al ver a sus hijos alejarse de ellos a medida que crecen, irse a otros lugares en busca de guía e incluso de afecto. Intentamos, de manera fútil, recrear el viejo espíritu familiar, y nos preguntamos por qué no tenemos éxito.

La atmósfera del hogar judío no se produjo de manera espontánea ni apareció de la nada. Fue producto de un proceso. Un principio guiado por los ancianos, transmitido de forma natural e inconsciente a los niños por imitación, estimulada por la admiración. El color y la calidez del hogar judío no consistía en ceremonias aisladas y superficiales llevadas a cabo exclusivamente “para los niños”. Los padres mantenían el judaísmo porque era importante para ellos. El camino de la Torá, que pone énfasis en las responsabilidades así como los privilegios, en la enseñanza y el ejercicio del autocontrol, era seguido con entusiasmo por los adultos, y luego por los jóvenes. Quizás inconscientemente, los niños reconocían y admiraban a los padres que tenían ideales a los que ellos adherían, y los vínculos entre las generaciones se forjaban y fortalecían.

“Toda persona debe respetar a su madre y a su padre, y cumplir mis shabatot”.1 Los padres que merezcan respeto serán respetados, y se lo ganarán “cumpliendo mis shabatot”, viviendo por principio y no por autocomplacencia y conveniencia. En su interior, los niños no pueden respetar a los padres que los siguen, que los dejan “decidir”.

La evasión de las responsabilidades por parte de los padres no estimula la autosuficiencia en los niños. La fundación del hogar es responsabilidad de los padres; su deber es ser ejemplos honestos, guías inteligentes. El respeto y la reverencia de los niños creará un hogar que será la mejor recompensa que un padre pueda tener.

Notas al Pie
1.
Vaikrá 19:3.
Por Zalman Posner
El Rabino Zalman Posner es un veterano rabino, que sirve en este campo desde el año 1949. El es rabino emérito de la Congregación Sheerit Israel de Nashville, Tennessee y es el codirector de Jabad Lubavitch de Nashville.
© Copyright, todos los derechos reservados. Si te ha gustado este artículo, te animamos a distribuirlo, siempre y cuando cumpla con la política de derechos de autor de Chabad.org.
 E-Mail
Únete a la charla
Ordenar por:
4 Comentarios
1000 Caracteres restantes
Emma Argentina 22 Diciembre, 2017

EmmmaPerelsztein Estoy de acuerdo tiempo a los hijos y a nuestros mayores Reply

Anónimo Estado de México 31 Julio, 2017

Actualmente los padres se preocupan por darle todo a sus hijos en lugar de ocuparse en darles calidad de vida que es enseñarlos a amar a D-ios y darles presencia y amor. Reply

Manuel López Celaya, México. 16 Mayo, 2016

Ganarse el respeto de los Hijos Di-s nos da a nuestros Hijos; son nuestro regalo. Sólo hay que educarlos en la Sabiduría de la Torah. Los Hijos NATURALMENTE nos buscan; y si los atendemos, siempre nos amarán. Pero, si no tenemos tiempo para ellos o los defraudamos haciendo lo contrario a "lo que enseñamos"; sin duda los perderemos. Reply

Angeles 13 Mayo, 2016

Ganarse el respeto de los niños Buenos días Rabino,
no soy judía (aunque lo echo mucho de menos).
Yo provengo de una familia sin valores de familia porque a su vez mis padres provienen de familias desestructuradas.
Y aunque me ha costado mucho tiempo y dolor comprender la importancia de la familia, he llegado a entender que "Di-s escribe recto con reglones torcidos".
Totalmente de acuerdo con "La fundación del hogar es responsabilidad de los padres", pero que hacer cuando no has tenido padres responsables, que por desgracia pasa en demasiadas familias ya sean de la religión que sean.
El tema es peliagudo.
Gracias, un saludo
Ángeles
Reply

Esta pagina en otros idiomas