Un consejo :
Ingresa tu email y recibirás todas las semanas nuestro boletín con refrescantes artículos para reflexionar y emocionarse, enriqueciendo tu vida semana a semana. Y ademas, es gratis.
¡Ahh, antes que me olvide visita nuestra pagina de Facebook!
Contáctenos

Jabad en el Mundo

Jabad en el Mundo

 E-Mail

Durante siete semanas, unas dos mil botellas de vino, una tonelada de matzá, cantidades de harina para hacer esta tradicional preparación, pescado enlatado, dulces y especias viajan por mar y por tierra hasta llegar a Nepal para festejar un Pésaj exótico.

En la ciudad de Katmandú, el contenedor repleto de provisiones -que sale de Israel, navega hasta la India y viaja por tierra hasta Asia-, es esperado por dos mil personas: todos invitados al legendario Séder de Pésaj que Jabad organiza anualmente en ese país asiático.

También conocido como el Séder en la cima del mundo, el festejo es un momento de paz mientras los rebeldes maoístas se enfrentan al ejército de Nepal.

Además de esa multitudinaria reunión, en la ciudad Pokhara -famosa por sus maravillosos paisajes de lagos y montañas-, Jabad es el anfitrión de otro Séder comunitario; esta vez para ‘solo’ 400 personas.

En sus tradicionales ropas negras y blancas, sombrero de ala ancha y oscura barba, la presencia del Rabino Nejemia Wilhelm en las turísticas playas de Phuket parecía algo inesperado.

Sin embargo, Wilhelm -uno de los seis rabinos que integran los tres Beit Jabad que existen en Tailandia- estaba allí para una misión más que importante: trabajar durante 24 horas, los siete días de la semana para ayudar a rescatar a las víctimas del tsunami que azotó el sureste asiático a fines del 2004.

Durante varias semanas, además de Wilhelm, los otros cinco rabinos y los doce ayudantes que integran los tres Beit Jabad tailandeses que se encuentran en Bangkok y en las islas Chiang Mai y Ko Samui, convirtieron sus instalaciones en centros de crisis.

Desde allí, los sobrevivientes podían comunicarse con sus seres queridos para informar de su paradero, recibir ayuda médica, dinero para comprar ropa y también comida caliente.

Además, Jabad - única agencia judía local en el país - fue clave para que miles de israelíes que estaban en Tailandia y no fueron afectados por el maremoto pudieran contactarse con sus familias en su hogar.

En la escena de la tragedia en la isla de Phuket, el equipo de Jabad y varios voluntarios fueron a los hospitales locales para visitar a los heridos, les llevaron comida kasher y les dieron apoyo psicológico a quienes sufrieron traumas emocionales.

Gracias a la ayuda recibida de todas partes del mundo, Jabad de Tailandia pudo enfrentar el costo colosal que implicaba ayudar con la compra de comida y ropa, los gastos médicos, de refugio y de transporte desde y hacia la zona del desastre. Además, a ese monto se le sumaron los costos hospitalarios y de transporte de los cuerpos que fueron enviados para ser enterrados en sus respectivos países de origen.

Era viernes de tarde en la nueva sinagoga y aún se podía escuchar el zumbido de los taladros de los obreros que trabajaban fuera de hora para instalar los equipos de aire acondicionado. Estos equipos son una necesidad imperiosa en la isla tailandesa de Phuket, donde el clima se caracteriza por altas temperaturas y mucha humedad, y donde Jabad acaba de inaugurar su cuarto centro en ese país asiático.

En estos días son unos quince socorristas judíos que llegaron a la isla para ayudar a los afectados por el tsunami, además de intrépidos mochileros israelíes y residentes en Phuket, los que asisten al nuevo templo.

Para ellos, el nuevo Beit Jabad en Phuket, aunque es producto de la tragedia, es también un colorido capítulo de la historia judía de Tailandia. Es un símbolo de buena voluntad en acciones y un distintivo del credo de Jabad, que no hay ningún judío que se encuentre demasiado lejos como para recibir la calidez judía.

Además de los servicios del viernes de noche y de las cenas de Shabat, Jabad en Pukhet continúa con el trabajo de ayuda a las víctimas del maremoto.

Actualmente, una de las tareas es una campaña para recolectar los juguetes que la gran ola desparramó por toda la isla. La idea surgió después que el Rabino Yosef C. Kantor, principal representante de Jabad en Tailandia, visitó las ruinas de varias aldeas costeras y observó la cantidad de juguetes que habían quedado esparcidos por las playas.

“Una de las cosas que más me partió el corazón durante mi visita fue ver los miles de juguetes rotos desparramados en toda esa devastación“, dijo el Rabino Kantor. “Y, cuando vi grupos de niños dando vueltas, desconcertados, tuve el firme propósito: con la ayuda de D-os íbamos a empezar una campaña de recolección de juguetes para distribuirlos entre los niños tailandeses“.

“Todavía no hemos completado nuestra tarea en Phuket, y no la habremos terminado en tanto no haya llegado el Mashíaj“, señaló el atareado Rabino, refiriéndose a la era mesiánica de paz.

Tanto para él como para su esposa Nejama Dina, este trabajo y otras obligaciones son tareas que vienen cumpliendo hace ya doce años, pues desde 1993 se encuentran en Tailandia al frente de Beit Jabad en ese país.

Pero también, desde 1964, existe en ese país la Comunidad Judía de Tailandia (JAT). Además, existen registros que aseguran que ya en el siglo XVII había comerciantes judíos en el área, e incluso uno de los primeros hoteles modernos de Bangkok fue establecido por la familia Rosenberg en 1890. Además, muchísimos soldados judíos pasaron por Tailandia durante la Segunda Guerra Mundial y la guerra de Vietnam.

En estos días, cada viernes de noche más de 500 personas, principalmente viajeros israelíes y hombres de negocio de todo el mundo, se acercan a Jabad de Bangkok, ubicada en el Centro Comunitario, Beth Elisheva, para la cena de Shabat. Cada semana se sirven allí más de 7.500 comidas kasher, y solo en Pésaj, vienen 2.300 judíos a Jabad para participar de un Séder tradicional, al estilo tailandés.

Millones de luces en Januca

Desde el Puente de Brooklyn hasta la Puerta de Brandenburgo, en estadios, campus estudiantiles, hospitales, bases militares en Irak, en importantes intersecciones urbanas y en centros comerciales, al menos 1.843 Menorot de Janucá públicas fueron colocadas en 559 ciudades de 65 países del mundo, y sus luces fueron vistas por millones alrededor del planeta.

Es que este año los Shlujim de Jabad-Lubavitch se superaron a sí mismos con actividades de Janucá más coloridas y fuera de lo común que las presentadas anteriormente.

Aunque Jabad considera que cada Mitzvá y cada festividad judía iluminan espiritualmente a uno y al mundo, ninguna puede ser visualmente más evocativa de este pensamiento que las luces de la Menorá. Y ninguna brinda mejor la oportunidad a los Shlujim para que interpreten el papel de auténticos faroleros, iluminando los cielos oscurecidos de sus respectivos poblados y ciudades, como lo hacía el farolero de antaño.


Es comprensible, entonces, el entusiasmo que los Shlujim de Jabad-Lubavitch sienten por la festividad de Janucá, que cuánto más destacada sea, mejor: una Menorá más alta, un evento con mayor publicidad, una forma más novedosa de celebrar la mitzvá.

Generalmente todo resulta en que más gente vea las luces. Y ese es, precisamente, el objetivo.

Una particularidad de este año es que se colocó la primera Menorá pública en Varsovia. El lugar elegido fue el Palacio de la Ciencia y la Cultura ubicado en el centro de la ciudad. “La gente vino desde ciudades distantes a varias horas de viaje“, dijo el Rabino Meir Stambler, organizador del encendido, “porque no podían creer que esto podría suceder en esa ciudad“.

Según las cifras de la Jewish Federation de la Federación de Repúblicas Soviéticas, unos 200.000 judíos participaron en los eventos de Janucá patrocinados por Jabad en la región.

© Copyright, todos los derechos reservados. Si te ha gustado este artículo, te animamos a distribuirlo, siempre y cuando cumpla con la política de derechos de autor de Chabad.org.
 E-Mail
Únete a la charla
Ordenar por:
3 Comentarios
1000 Caracteres restantes
Eli Levy via mychabad.org 5 Octubre, 2008

En todas la ciudades Correctamente, este listado incluye todos los centros de Jabad en el Mundo Reply

clara capital federal, argentina 5 Octubre, 2008

jabad en el mundo quisiera saber el listado de paise o ciudades de todo el mundo en donde hay un biet jabad
gracias Reply

Clara Berenstein Buenos Aires, Argentina 21 Julio, 2008

JABAD EN EL MUNDO. MUY EMOCIONANTE EL CITADO ARTÍCULO SOBRE TAILANDIA E INDIA.
QUE DIOS BENDIGA A TODOS LOS QUE AYUDARON Y AYUDAN A LAS VÍCTIMAS.
SHALOM, SHALOM!!! Reply