Un consejo :
Ingresa tu email y recibirás todas las semanas nuestro boletín con refrescantes artículos para reflexionar y emocionarse, enriqueciendo tu vida semana a semana. Y ademas, es gratis.
¡Ahh, antes que me olvide visita nuestra pagina de Facebook!
Contáctenos

La Cábala de la Adicción: Galletitas Y Manzanas

La Cábala de la Adicción: Galletitas Y Manzanas

La mayoría de las cosas que perseguimos no son las que realmente queremos

 E-Mail

El ritmo de la vida se ha vuelto cada vez más vertiginoso. Empleamos más y más tiempo tratando de hacer cosas, haciendo que un minuto pueda abarcar más que antes. Pero, por alguna razón, no nos sentimos ni más satisfechos ni realizados. ¿Por qué? Porque la mayoría de las veces las cosas detrás de las que corremos no son las que realmente queremos.

Y, si aquello que persigues no es lo que tú verdaderamente deseas, entonces nunca estarás satisfecho. Siempre te quedarás queriendo más.

En realidad, nunca podrás recibir suficiente de aquello que realmente no deseas.

Te pongo un ejemplo: cuando tienes muchísimas ganas de comer una galletita y comes una, la mayoría de las veces esa necesidad no queda satisfecha. De hecho, comer una sola galletita hace que a veces esas ganas sean aún mayores.

Por el contrario, si deseas comer una manzana roja y jugosa, casi nunca sientes la necesidad de comer otra. La primera manzana te satisface plenamente.

Esto es porque lo que te hace sentir atraído por la manzana es el anhelo por las cosas que en realidad pueden encontrarse en ella. Vitaminas, fibras, azúcares, energía saludable que es precisamente lo que se puede encontrar en abundancia en una fruta fresca y jugosa.

Pero en muchos casos, el anhelo que te hace desear una galletita no puede ser satisfecho por esa galletita. O incluso por más de una.

En una galletita apenas llegarás a encontrar algo de lo que tu cuerpo anhela. De modo que cuando sientas ganas de comer esa galletita, posiblemente no sea simplemente un antojo físico. Lo que posiblemente quieras es un ‘alimento para el alma’; es decir, algo emocional o incluso espiritual. Por ejemplo, podría ser que estés anhelando experimentar dulzura, bondad, placer, sentirse conectado, abundancia, una sensación de seguridad o de consuelo.

Si asocias las galletitas a esos sentimientos, seguirás inclinándote por las galletitas. Pero lamentablemente, no importa cuántas galletitas comas, tu necesidad nunca se verá satisfecha.

En realidad, más que hacerte sentir satisfecho y realizado, la mayoría de las veces que te decides por lo que en realidad no quieres tiene un efecto que es precisamente el opuesto hace que tu necesidad sea aún mayor. Esto es cierto, ya sea que estemos hablando de galletitas, bebida, dinero, ‘chiches’, una casa más grande, o una relación más emocionante.

Es por eso que a veces, quienes disponen de una porción más grande de las cosas que todos anhelamos -como puede ser el dinero, el éxito y la adulación-  terminan en las drogas.

Esto es porque el dinero, el éxito y la adulación no son lo que realmente anhelan. Lo que verdaderamente quieren es felicidad, orgullo, amor, sentirse conectados, propósito, belleza, realización y estima, que ellos asocian con estas cosas.

La fama y la fortuna no tienen nada de malo -como tampoco las galletitas son algo negativo- siempre que no busques en ellas la manera de satisfacer la necesidad que puedes sentir por otras cosas.

Anhelos y adicciones

En realidad, lo anterior puede ser tomado como una definición de adicción, el anhelo muy profundo por algo que simplemente no puede satisfacerlo.

Cuando tu anhelo por algo es sano, acceder a ese deseo no solamente te va a satisfacer, sino que te va a permitir estar más presente en tu propia vida. Disfrutar de una buena mesa, una velada a orillas del mar, una relación apasionada con otra persona o un vaso de buen vino pueden enriquecer tu sensación de alegría y de estar vivo.

Pero cuando tu anhelo no es sano o es adictivo, se da lo opuesto. En lugar de hacerte disfrutar el presente, acceder a ese deseo solamente logrará embotarte y perturbarte.

Y cuando no puedes satisfacer el anhelo -si por ejemplo no alcanzas el nivel de éxito material que crees necesitar- esto también te hará sentir desilusionado y frustrado.

Satisfacción Plena

Imagínate llevar una vida en la que todo aquello que anhelas, todo lo que haces, te da satisfacción plena, haciéndote sentir vigente, con vida, satisfecho y realizado. ¿Qué podría ser más deseable?

El truco para saber qué es lo que se requiere a fin de lograr la satisfacción total es saber exactamente dónde está esa satisfacción. O, en otras palabras, debes saber qué es lo que realmente deseas. Íntimamente, en el centro mismo de quien eres.

¿Quieres tranquilidad? Si la buscas en una galletita, en un auto nuevo o en mayor éxito material, posiblemente no la vayas a encontrar.

¿Eso quiere decir que no deberías esforzarte por alcanzar y disfrutar de esas cosas? De ninguna manera. Solamente significa que no tendrías que tratar de satisfacer ese anhelo tan profundo por alcanzar la tranquilidad de espíritu en una automotora. Ahí solamente venden autos.

Para encontrar tranquilidad de espíritu deberías ir a otro lado.

Esto es lo que tendrías que hacer:

En primer lugar deberías interrumpir lo que estás haciendo en este preciso momento y preguntarte por qué es que lo estás haciendo.

Pregúntate a ti mismo qué es lo que, en tu fuero íntimo, realmente deseas.  ¿Qué es aquello que, al final del día, te hará sentir orgulloso y te dará una satisfacción auténtica y duradera? ¿Qué es lo que estás postergando hasta haber llegado a la meta que te has propuesto? Y, no menos importante ¿qué persona especial está esperando que le brindes tu tiempo, tu sonrisa y tu oído atento?

No sigas esperando a que llegue el final del día. Ahora mismo, en este minuto, puedes hacer algo para que haya auténtica alegría, satisfacción y significado en tu vida o en la de alguien a quien amas. Para satisfacer ese profundo anhelo de tu alma, todo lo que tienes que hacer es reconocer la oportunidad, por el tesoro que ella encierra.

Es allí que se encuentra la verdadera riqueza.

Por Shifra Hendrie
© Copyright, todos los derechos reservados. Si te ha gustado este artículo, te animamos a distribuirlo, siempre y cuando cumpla con la política de derechos de autor de Chabad.org.
 E-Mail
Ordenar por:
Discusión (13)
16 Enero, 2016
Verdaderamente significativo y edificante
Ha sido un tema que me ha removido internamente y me ha ubicado. mas que querer, hay que saber lo que se quiere... lo que realmente se anhela.
Gracias por tan nutrido tema. Shalom
Orlando L, Venezuela
Venezuela
16 Abril, 2015
una lección de vida
Esta ha sido una lección, que me ha permitido entender si lo que hago actualmente me llena de forma integral. Shalom
Verónica
México
16 Abril, 2015
Hermosa reflexión, donde realmnte se llega a lo que queremos y eso es lo que ralmente me hace sentor viva, reconocer que realmente me hace bien y sea duradero en mi alma. que me fortalezca, me anime, y me brinde paz. Shalom
Anónimo
Manati PR
12 Abril, 2015
cabala de adiccion
para mi lo mejor que ha sucedido después de haber tropezado mas de una vez y golpeando puerta, es encontrarme con la invitación que se me presentaba en ese día , cuando en una pagina de internet vi kabbalah, no dude ni un instante en averiguar, que maravilloso fue, eso era lo que yo andaba buscando, y hay empezó mi deseo ferviente para avanzar, aquí estoy y estaré hasta cuando mi creador hashem me lo permita, Shalom ubraja
Arturo Vargas Campos
Bogota Colombia
9 Agosto, 2010
la cabala de la adiccion galletitas y manzanas
“Todo aquel que cumple la Torá en la pobreza terminará por cumplirla en la riqueza; y todo aquel que descuida la Torá en la riqueza terminará por descuidarla en la pobreza”. (Avot 4)Explica el Rebe: Cuando uno ve carencia, “pobreza”, a nivel físico, tiene que saber que es reflejo de las carencias rujaniot espirituales.Ya enseñaron nuestros Sabios Cuando se subsanan nuestras carencia espirituales, uno se vuelve “rico”, reflejándose dicha riqueza en en el mundo fisico y material.Quien ama el dinero jamás estará satisfecho del dinero". (Isaías). Del deseo sólo puede venir más deseo. En hebreo, dinero se dice kesef, que en su vocalización kosef designa nostalgia, envidia. Lo que no se tiene (el sacrificio de Isaac), y lo que no se va a tener nunca, aunque se adquiera. En hebreo no existe el verbo tener, yesh significa hay o existe, y yesh li, existe para mí. Es decir, el dinero es visto como un medio y no como un fin.
Tzvi ben Abba Shaul
Eilat, ISRAEL
11 Junio, 2010
GALLETITAS Y MANZANAS.
EN REALIDAD ES NECESARIO HACER EL PARE DE LO Q ESTAMOS HACIENDO PARA REVISAR SI ES LO Q QUEREMOS, Y NO CONFUNDIR LAS GALLETITAS CON LAS MANZANAS.
ELISHEVA
BOGOTA, COLOMBIA
11 Abril, 2010
ES VERDAD. VAMOS A BUSCAR LA GALLETITA CUANDO EN REALIDAD NOS ENCONTRAMOS SATISFECHOS CON LA MANZANA. YO HE ENCONTRADO MI MANZANA Y ME SATISFACE PLENAMENTE.EL ESTUDIO DE LA TORAH Y LA CULTURA JUDÍA ME DA PLENA SATISFACCIÓN.
pilar segarra
MADRID, ESPAÑA
24 Julio, 2008
la cabala de la adiccion galletitas y manzanas
EN REALIDAD LA VIDA NOS DA MUCHAS
SORPRESAS MOMENTOS DE MUCHAS ALEGRIAS Y MOMENTOS DE MUCHA TRISTEZA, PERO A ESTA EDAD DE 60 AÑOS TODAVIA PONGO TODO EN UNA BALANZA, Y ME PONGO A PENSAR QUE LA VIDA ES LINDA Y QUE CADA DIA QUE PASA LE AGRADEZCO A ASHEM POR ESTAR VIVA, Y QUE TODAVIA ME FALTA MUCHO POR APRENDER, LA SABIDURIA QUE ENCIERRA LO MAS HONDO DE NUESTRA NESHAMA LA TORAH, ME SIENTO SEDIENTA POR APRENDER Y NUNCA VA A SER SUFICIENTE PORQUE LA VIDA ES LINDA A PESAR DE LOS TROPIESOS SIGUE SIENDO LINDA GRACIAS
ESTHER EISENMAN
panama'', panama''
yiddishkaitpost.com
19 Julio, 2008
Galletitas Y Manzanas
En realidad existe una ley de la utilidad marginal disminuyente por la cual mientras mas tenemos algo menos satisfaccion o utilidad nos da, e.g., si tengo un solo traje, este me da 100% de utilidad/satisfaccio, pero si tengo dos, la utilidad de cada uno disminuye a la mitad (puesto que no puedo usarlos al mismo tiempo) y asi sucesivamente. De alli que el hombre no podra estar nunca satisfecho por cosas materiales. Solo aspectos espirituales podran saciar "el hambre y la sed" del ser humano!
JC Wandemberg Ph.D.
Londres, UK
9 Febrero, 2008
kabala
m e pareca muy oportuno este tema porque da a entender que lo mas importante en la vida no es lo que el hombre construye sino lo que d-os te da
jesus alberto
san jose, costa rica