Contáctenos

Nuestro Aniversario de Bodas

Nuestro Aniversario de Bodas

 E-Mail

Generalmente, no somos de hacer gran cosa para celebrar nuestro aniversario el 28 de mayo, sobre todo porque nuestro aniversario coincide con el nacimiento de mi hijo, Daniel. Mi hijo fue mi regalo de aniversario. No necesité ningún otro. Cuando Daniel era pequeño estaba siempre tan agotada por sus fiestas de cumpleaños que no tenía energía para honrar mi propia celebración de boda. Pero el 28 de mayo de 2002, fue diferente. Ya habíamos festejado junto a Daniel su Bar Mitzvah, y puesto que ya lo habíamos inundado con amor y atención - sin mencionar los presentes - no necesitábamos festejar nuevamente su cumpleaños. En lugar de ello, salimos almorzar, mi marido y yo.

Mientras entrábamos a el restaurante, una camarera nos recibió con una enorme sonrisa, diciéndomelo linda que le parecía mi falda. Esta joven mujer, con su oscuro y brillante pelo negro, tenía un espíritu y una efervescencia que yo admiraba. Pensé para mí: ella no tiene ni idea del dolor que estoy viviendo, el peso que me toca cargar. Gracias a Di-s que ella no conoce el sufrimiento que puede ser parte de la vida, la manera que cada alegría que experimento esta mezclada con pérdida. Gracias a Di-s que ella esta libre de esto.

Mientras mi marido y yo comíamos nuestra comida, notamos que el restaurante era el lugar perfecto para conmemorar lo que sería el próximo cumpleaños de Koby, cumpliría 15 años. Deseábamos llevar a quince pobres o  gente necesitada a disfrutar de una cena afuera para recordar el  cumpleaños de Koby – y poder dar un poco de alegría a lo vivos.

Hablamos con el encargado sobre nuestros planes. Él nos dijo que trabaja voluntariamente en un centro cercano que ayuda a adolescentes en necesidad de las familias pobres y destruidas, él pensó que los adolescentes disfrutarían  salir con nosotros. La idea prácticamente se estaba materializando sola. No habíamos pensado en invitar adolescentes para nuestra comida, pero tenia sentido. Después de todo, Koby era un adolescente cuando lo mataron. Sentíamos que desde arriba, Koby  estaba moviendo los hilos correctos para ayudarnos a organizar su cumpleaños. Cuando le dijimos al encargado que el cumpleaños de Koby era el viernes, él  nos dijo que normalmente no servían almuerzo los viernes, pero él abriría el restaurante especialmente para nuestro grupo.

Le agradecimos y antes de que se alejara, mi marido le pregunto: ¿“Usted conoce a la familia Goodman? Vivian por aquí cerca. Perdieron un hijo este año en un accidente - fuimos a la shiva   (primera semana de luto)- y me gustaría saber como están. “

“Puede preguntarles usted mismo. Su camarera es su hija. “

La miré, a su belleza y a su espíritu, y pensé - nunca se sabe qué ocurre dentro de una persona. La había juzgado incorrectamente. Ella se acerco a nuestra mesa, y le contamos de de nuestra pérdida y ella compartió la suya. Me sentía como si fuéramos hermanas del alma. Le dije lo que pensé apenas la vi - cómo ella estaba sin tocar por el dolor. Hablamos del dolor de vivir con una muerte; cómo su peso puede machacarte o hacerte más fuerte, dependiendo de cómo tú lo lleves. Le dijimos lo maravilloso que era tenerla como nuestra camarera en este día, ya que temíamos celebrar nuestro aniversario.

Mientras hablamos, me percaté de cuánto de la vida se oculta. No vemos lo que está dentro de la gente. Al  interior de casi todos existe un bolsillo de dolor - algunos son más grande, algunos más pequeños - pero están siempre allí. No podemos ver la angustia del otro hasta que la comparte con nosotros. Siento que cuando no comparto mi dolor, es como si tuviese un huésped indeseado en la mesa, alguien que exige vajillas chinas de lujo, servilletas planchadas; un huésped con quien no puedo sentirme cómodo nunca. Pero cuando comparto el dolor, se convierte en alguien con quien puedo vivir. Alguien que se sentaría en la mesa conmigo en pijama.  No tengo que estar parado ceremonialmente con el.

Cuál es la manera Yael, la camarera nos preguntaba. Vimos como repentinamente traía un pedazo de torta con una vela brillante en el centro.

“Feliz Aniversario” ella nos dijo con una sonrisa enorme en su cara.

No puedo dejar de sentir que Koby nos arregló esta reunión y nos dio este presente. No puedo dejar de sentir que si pudiese verlo más claramente, vería a Di-s, a Koby y al hermano de Yael, Tani, en alguna parte arriba, encendiendo las velas.

Nota del editor: Koby Mandell tenía apenas 13 años cuando el 8 de mayo de 2001,  él y su amigo Yosef Ishran salieron del colegio para ir de excursión.  Sus cuerpos fueron encontrados el día siguiente. Los habían golpeado brutalmente con piedras hasta que los mataron en una cueva en el corazón del desierto de Judea.

Por Sherri Mandell
© Copyright, todos los derechos reservados. Si te ha gustado este artículo, te animamos a distribuirlo, siempre y cuando cumpla con la política de derechos de autor de Chabad.org.
 E-Mail
Únete a la charla
Ordenar por:
10 Comentarios
1000 Caracteres restantes
Anónimo 20 Nov, 2015

Yo te entiendo mujer, perdí a mi hijo mayor en forma violenta por causa de una mala mujer y nos dejo devastados, pero Dios es bueno y su misericordia para siempre, mis niñas, sus hermanos y yo, estamos superando el dolor, ellas son tres era menores de edad cuando esta paso, hoy la mayor Débora es la que guía a sus hermanas y aunque él no esté, vive en nuestro corazón para siempre. Estoy contigo y con todas las madres que hemos perdido hijos. Reply

marya 7 Enero, 2014

Ideas originales Esas ideas para hacer regalos están muy buenas, otra interesante opción personalizada seria enviar a hacer un cuento personalizado. Debéis regalarle algo que sea muy original. Un cuento de audio personalizado, con la historia de sus 25 años juntos, los mejores momentos de sus vidas, el nacimiento de sus hijos, etc. Mi hermana se lo regaló a nuestros padres en este año, que cumplían 25 años juntos. Podéis conseguiros en miscuentospersonalizados/com Reply

rosa epelman alfano israel 20 Diciembre, 2013

nuestro aniversario de bodas como yo no creo en las casualidades se que lei este articulo con un fin previsto por D-os, para hacerme sentir que mi dolor por la perdida de mi hijo de 44 años es un dolor que lamentablemente muchas madres sufren y se preguntaran como lo hice yo en su momento, por que a mi? ahora entiendo,no se si para consolarme, que cada vida tiene su ciclo marcado y que una vez que cumplimos nuestra mision en este mundo tenemos que partir,acompaño en el sentimiento a todas las madres como yo amen Reply

francisco ramirez ch.j arica, Chile 24 Febrero, 2012

nuestro aniversario de bodas no me he cansado de leer estos contenidos y cada vez admiri mas al pueblo judio.es un sufrimiento constante mas adonay pone tranquilidad,y paz, en cada uno de nosotros.shalom.- Reply

Rosa Lilian Contreras Montoya MEXICO, D.F. 6 Febrero, 2010

Compartiendo Verdaderamente todos tenemos algo doloroso en nuestro corazon luego pienso que soy la unica que sufre sin platicarle a nadie de este infierno que vivo y que esta acabando conmigo pero hoy aprendi algo nuevo que un dolor compartido es mas facil llevarlo muchas gracias por esta leccion de vida Reply

Belkis Mirabal de Parra Caracas, Venezuela 19 Nov, 2010

Gracias por haber compartido esta vivencia, cada dia debemos alimentar mas y mas nuestro espiritu a traves del amor hacia nuestros semejantes..asi aliviarimos un poco el dolor Reply

Roberto Blanco Caracas, Venezuela 6 Julio, 2009

Estamos conectados ...Todos estamos unidos por hilos tan sublimes que lo único que deemos hacer es aquietarnos y escuchar al otro.

Mil bendiciones para todos y gracias por compartir esta extraordinaria vivencia. Reply

CITLALIT LOPEZ MARTINEZ CUERNAVACA, MEXICO 3 Abril, 2009

NUESTRO ANIVERSARIO DE BODAS CUANDO LEEI ESTE ARTICULO MIS OJOS SE LLENARON DE LAGRIMAS PORQUE VUELVO A CONFIRMAR QUE EL JUDÍO POR NATURALEZA ES FUERTE ANTE EL DOLOR Y ESA FUERZA VIENE DE NUESTRO CREADOR, CADA BRULA, CADA CRÍTICA, CADA MUERTE A NUESTROS HERMANOS, AMIGOS Y FAMILIA SOLO NOS HACE MAS FUERTES, QUE DIOS BENDIGA A ESTAS FAMILIAS Reply

Anónimo caracas, venezuela via jabadve.com 6 Diciembre, 2008

en verdad amo a los judios es un sentimiento que ha nacido en mi hace muchos años y siempre rezo para que la justicia de hachem llegue pronti a la vida del pueblo de israel Reply

Palmira Vega Zambrano Coronel, Chile 2 Octubre, 2008

mirar siempre con el corazón Buscando otro tema, me encontré con este artículo, y me pareció emocionante. Creo que cuando uno comparte los sufrimientos con otros, es como decir, que vale la pena vivir. Ver los rostros, a veces, nos hablan más que las palabras, pero las palabras dichas con lo que guarda el corazón en lo profundo, nos hace sentir más humanos y brota de nosotros el amor, el sentir que en lo profundo de todo hombre, existe Dios; y por El, vale la pena vivir en medio de este mundo tan violento. Que el Dios Todopoderoso, bendiga a quienes del mal que le hicieron, hizo brotar el bien para otros hombres. Reply