Contáctenos

Historias Jasídicas

Historias Jasídicas

 E-Mail
Lo tomó en sus manos y sintió que era una caja para anteojos...
Hace unos doscientos años vivía en la ciudad de Lemberg (Polonia) una conocida familia llamada Brill. Los lugareños solían contar que el nombre de la familia estaba ligado a una historia muy extraña...
“Este shiduj es digno de consideración”, dijo el rabino
Iankel se sintió devastado. Avergonzado, se sintió obligado a preguntar, sin poder ocultar su desilusión: “Pero… ¿no voy a recibir los tres rublos como pago por haber traído la propuesta?” tartamudeó.
Un jasid rico del Rebe Maharash de Lubavitch, invariablemente pedía su bendición para realizar sus negocios
Una vez acudió explicando que deseaba invertir en la fabricación de cerveza y solicitaba su aprobación.
El Rabino Pinjas de Kóretz era un gigante espiritual entre todos los rabinos de su generación. Al principio su grandeza no era muy conocida para sus contemporáneos...
El maestro retornó a su pueblo pero no pudo ir a su casa, con las manos vacías
El maestro retornó a su pueblo pero no pudo ir a su casa, con las manos vacías. Se detuvo en la Sinagoga local y comenzó a estudiar Talmud...
"Ahora empiezo a entender el significado de esta historia"dijo Reb Mendel esa noche en Kfar Jabad. "La nave es el Pueblo judío, herrumbrando y desmantelándose por haber estado sumergido en el exilio por casi dos mil años.
El nuevo caballo logró realizar el trabajo más rápidamente que el anterior, y se hizo conocido como "el caballo maravilloso"..
En 1854, Rabi Ieoshua Rokeaj, el Rebe de Belz, sufría de una sucesión de misteriosas dolencias
"¡Qué enorme y extraordinario pescado!" "¡Debo comprarlo en honor al Shabat!"
"¡Qué enorme y extraordinario pescado!" "¡Debo comprarlo en honor al Shabat!" dijo la señora a su empleada, mientras caminaban ese viernes temprano por el mercado...
"...Rabi Mordejai se encontraba con hombres que habían pasado por el infierno, sólo por el hecho de ser judíos
El sexto Rebe de Lubavitch, Rabino Iosef Itzkak Schneersohn, fue desafiado una vez…
Basado en las Enseñanzas del Rebe de Lubavitch
Más tarde, Rabi Schneur Zalman amonestó a su hijo: “No importa cuan elevadas sean tus ocupaciones, siempre debes poder oír el llanto de un bebé...
Se cuenta la historia de un Jasid, que cada año visitaba en el mes de Elul a su Rebe, Rabí Menajem Mendel de Lubavitch (1789-1866), para estar con él durante las Altas Festividades...
Una vez, el Rabino Shneur Zalman de Liadi envió uno de su jasidim en misión para recaudar una suma grande de dinero para una causa importante. El Rebe lo bendijo con un viaje seguro pero misteriosamente le advirtió de no entrar a ninguna casa que tenga su puerta mirando al este..
¡Le prometo que la semana próxima su esposa estará aquí junto con usted!
Él había llegado de Europa y estaba esperando establecerse en América. A su esposa, sin embargo, se le había negado la entrada debido a su mala salud y estaba en la Isla de Ellis a la espera de la deportación inminente.
El Baal Shem Tov llevó al joven Talmudista a la ventana, y apuntó a un aguatero que pasaba, con un palo atado a su espalda y un cubo de agua enlazado a cada extremo. "Vamos a hablar con él" invitó.
Una epidemia terrible se desató de Nadvorna cuando Sucot estaba acercándose, y los médicos advirtieron a los ciudadanos que tomaran todas las precauciones higiénicas por miedo al contagio.
Un viernes de tarde, un hombre golpeó la puerta de Rabí Itzjak Aizik, rabino de Vitebsk...
"Yo no he tenido el mérito de conocer la Tierra de Israel, pero tú debes ir allí. A través de tu servicio Divino en el lugar, lograrás apresurar la llegada del Mashíaj y la Redención"
Hundió su rostro entre sus callosas manos de duro trabajador, y de entre sus dedos resbalaba una lágrima tras otra. Lágrimas pesadas y azarosas como sus manos, como su pobre vida.