Un consejo :
Ingresa tu email y recibirás todas las semanas nuestro boletín con refrescantes artículos para reflexionar y emocionarse, enriqueciendo tu vida semana a semana. Y ademas, es gratis.
¡Ahh, antes que me olvide visita nuestra pagina de Facebook!
Contáctenos

Relaciones y Matrimonio

Relaciones y Matrimonio

 E-Mail
Al salir de su lugar de arriba, cada alma es macho y hembra unidos. Sólo cuando descienden a este mun­do es que se separan, cada una a su propio lado...
El matrimonio es un concepto bastante extraño. Debe haber sido idea de Di-s. ¿Qué otro podría haber pensado un plan tan extravagante como es unir a dos antónimos y ponerlos bajo el mismo techo para compartir la vida?...
Rav dijo, “un hombre debe siempre tener cuidado de nunca hacer sufrir a su esposa. Ya que ella, su dolor viene rápidamente....
“¡Tres meses!“, exclamó mi madre. “Pero, es que incluso tres días son preciosos. Cada día de vida que se pueda ganar vale la pena”.....
Como aplicar los Diez Mandamientos a la vida en pareja
Existen numerosas teorías secular-científicas de la sexualidad. Desde la perspectiva de lo biológico o la teoría de la evolución...
¿Cómo puede la gente que está por casarse y los casados convertir este comentario en un consejo práctico?
Preguntas y Respuestas sobre Matrimonio judío
En los años previos a mi entrada formal vestida de satén blanco, consumía con avidez una enorme cantidad de consejos para llevar un matrimonio perfecto. Como me parecía que la mayoría de ellos eran poco importantes, no los integré demasiado a mis pensamientos.
Pero si el matrimonio se convertía en un callejón sin salida, la solución era el divorcio. La ketuvá otorgaba a la mujer una base económica para los primeros pasos en su camino independiente...
Hay un viejo estereotipo cuando se trata de matrimonio. Los hombres se casan con las mujeres por su apariencia. Las mujeres se casan con los hombres por su dinero. Por supuesto, hay muchas excepciones a esta regla. Pero hay algo de verdad en ella también.
¿Por qué gastamos nuestro tiempo y energía eludiendo este contacto? ¿Por qué siempre estamos a la defensiva y enojados, somos críticos, cerrados, y sentenciosos, bloqueándonos frente a la experiencia que más profundamente anhelamos?
Hace cientos de años la gente se casaba o con el "muchacho o muchacha del barrio" o se casaban con un pariente. Conocían la cultura y la familia de su esposo y por supuesto que hablaban el mismo idioma.
Estoy felizmente casada con un hombre maravilloso, pero por alguna razón me encuentro a veces pensando en otros hombres, y en gente con la que he salido antes de conocer a mi marido. Sé que por supuesto nunca llevaré a cabo ninguno de mis pensamientos, pero me siento terriblemente culpable de pensarlos. ¿Hay algo que pueda hacer para frenarlos?
Comprendo que el motivo por el cual romperé un vaso con mi pie al final de la ceremonia de boda es para conmemorar la destrucción del Templo de Jerusalén hace unos 2.000 años. Realmente fue un suceso significativo en la historia judía, pero para mi no parece tener ninguna relevancia. ¿Qué tiene que ver un edificio destruido con mi boda?
Todavía amo a mi esposo, y quiero que las cosas se solucionen. Le he sugerido ir a asesorarnos, pero mi esposo no quiere de ninguna manera. La semana pasada, reservé un turno para nosotros, y él me hirió llamando al terapeuta y cancelándolo a mis espaldas. ¿Debería ir yo sola a un terapeuta?
Encuentre las fechas auspiciosas y las fechas prohibidas para realizar bodas.
Lilly Friedman no recuerda el apellido de la mujer que diseñó y cosió el vestido de novia que usó cuando llegó al altar hace más de sesenta años.
¿Deben los hombres y mujeres saludarse con un apretón de manos? ¿Debe considerarse esto un gesto de intimidad? ¿Cualquier acto físico amigable debería considerarse íntimo? Sí, debería ser considerado como tal.
Siete frases inspiradoras de la Torá con relación al casamiento y a las parejas según el judaísmo.
Mientras me preparaba para el viaje hacia el cementerio, abotoné mi suéter rasgado y luego me puse un abrigo negro. Hurgué en el bolsillo pero sólo pude encontrar uno de mis guantes negros. ¿Dónde estaba el otro? ¿Cómo podría pasar el resto del día sin el guante derecho? Era como ir por la vida sin la mano derecha.
“Escribí el mismo consejo: ¡No tengas miedo de irte a dormir enojada!”. La otra invitada era unos años mayor que yo y era un pilar de la comunidad. Me gustó que una persona tan sabia hubiera elegido el mismo consejo que yo había pensado.