Un consejo :
Ingresa tu email y recibirás todas las semanas nuestro boletín con refrescantes artículos para reflexionar y emocionarse, enriqueciendo tu vida semana a semana. Y ademas, es gratis.
¡Ahh, antes que me olvide visita nuestra pagina de Facebook!
Printed from es.chabad.org
Contáctenos

Mirar Hacia Arriba

Mirar Hacia Arriba

Parashá para Chicos

 E-Mail

La parashá de esta semana nos cuenta sobre la esclavitud del Pueblo Judío en Egipto. Pero la parashá comienza Ve'eile Shmot bnei Israel haBaim Mitzraima – "Y estos son los nombres de los hijos de Israel que vinieron a Egipto". Aún antes de haber sido esclavizados, ya habían entrado en el exilio.

Cuando un judío deja Eretz Israel y va hacia Egipto, está en exilio. Inmediatamente puede sentir la diferencia entre Eretz Israel y Egipto.

Vamos a hacer un viaje imaginario con Bnei Israel.

Recién llegaron a Egipto. Podemos oír a un judío hablando con otro.

"Hace mucho calor acá. ¿No llueve nunca? La lluvia enfriaría un poco el aire..."
"No... casi nunca llueve en Egipto."
"¿No hay lluvia, y cómo crecen las plantaciones?"
"Del río Nilo, por supuesto."
"¿El río? ¿Eso significa que vamos a tener que cargar baldes de agua del río para regar los campos? ¡Eso es mucho trabajo!"

"No, para nada. El río Nilo crece y hay muchos canales de agua que irrigan los campos por muchos kilómetros, llevando agua a todos lados. Todos dependen del río para sembrar."

"!Qué diferencia entre Eretz Israel y Egipto! La lluvia que regaba nuestros campos en Eretz Israel bajaba del cielo. Nosotros Judíos miramos hacia arriba, hacia Hashem, para que nos de lluvia. Acá, la gente mira hacia abajo, al río. Dependen del río para hacer crecer sus productos. Por eso lo alaban como un dios."


La vida en Egipto hace sentir a la gente una dependencia total del río Nilo. Siempre están mirando hacia abajo hacia esta fuerza natural.

Esta es la forma en que mucha gente piensa en el galut – exilio. Pero es un error pensar que somos totalmente dependientes de la naturaleza.

La verdad es que HaShem controla todo, incluyendo la naturaleza. Cuando miramos hacia el cielo arriba y pedimos a Di-s que nos de lluvia para regar nuestros campos, recordamos que nuestro alimento y nuestras vidas todas dependen de HaShem.

© Copyright, todos los derechos reservados. Si te ha gustado este artículo, te animamos a distribuirlo, siempre y cuando cumpla con la política de derechos de autor de Chabad.org.
 E-Mail
Únete a la charla
1000 Caracteres restantes
Deseo ser notificado cuando se publiquen nuevos comentarios.