Un consejo :
Ingresa tu email y recibirás todas las semanas nuestro boletín con refrescantes artículos para reflexionar y emocionarse, enriqueciendo tu vida semana a semana. Y ademas, es gratis.
¡Ahh, antes que me olvide visita nuestra pagina de Facebook!
Contáctenos

Presión en la Cabina

Presión en la Cabina

 E-Mail

¿Ha notado alguna vez que cuando pasan revista a los procedimientos de seguridad en un avión antes del despegue y se muestra cómo las máscaras caen en caso de una emergencia, le indican que se ponga primero su máscara antes que la de su hijo?

Le pregunté al sobrecargo: “No sería más apropiado asistir primero al niño antes que a uno mismo?”. Ella me explicó que si estuviera padeciendo de problemas respiratorios, sería incapaz de ayudarlo. Por consiguiente, debo ajustar mi máscara primero y luego, ya que respiro bien, podré asistir al niño.

Tomé esta analogía y lo apliqué a padres que están criando a sus hijos. Ellos a veces pueden descuidar sus propias necesidades personales y las necesidades de su matrimonio, porque están ocupados con su familia. Las prioridades de los hijos están por encima de las de su matrimonio y sus sentimientos personales, bienestar y crecimiento.

Pero a menos que el matrimonio se nutria, la pareja no será congruente y no podrán cuidar a sus hijos como un equipo. Lo mismo se aplica a ellos si no se fijan en sus propias necesidades y armonía mental; no serán capaces, ni física ni emocionalmente, de darles lo mejor que tienen a sus hijos.

Necesitamos ajustar nuestra propia máscara y asegurar que nuestras necesidades estén bien atendidas. Entonces estaremos en posición dar lo mejor de nosotros a los niños que Di-s nos ha confiado, y de creer que haremos un buen trabajo en criarlos.

Recordemos lo que dice la Torá: "Debes amar a tu amigo como a tí mismo, no más que a tí mismo, porque sólo puedes dar amor cuando tienes amor".

Por Yaakov Lieder
Rabino Yaakov Lieder ha servido como profesor, director y en una variedad de otras posiciones educativas por más de 30 años en Israel, los EE.UU., y Sydney, Australia. Él es el fundador y el director del centro de ayuda para ayudar a familias que lidian con problemas de relaciones y educación de los hijos. Haga clic aquí para ver más artículos de Rabi Lieder.
© Copyright, todos los derechos reservados. Si te ha gustado este artículo, te animamos a distribuirlo, siempre y cuando cumpla con la política de derechos de autor de Chabad.org.
 E-Mail
Únete a la charla
Ordenar por:
3 Comentarios
1000 Caracteres restantes
Anónimo alicante, españa via jabadvalencia.org 28 Octubre, 2009

Durante muchos años he hecho pasar las necesidades de mis hijos y mi marido antes que las mías, yo ya no era yo, sino el cemento que mantenía unida la familia pero no había toda la harmonía que debía haber.
Pero un días tras el comentario de una vieja amiga que me dijo "tu ya no eres tu", decidí salir de la oscuridad y ser ante todo yo misma y no la madre de... o la mujer de... sino yo misma, volví a mis estudios y ahora primero soy yo y luego los demás.
Con lo cual ahora hay paz en mi matrimonio y en mi hogar, mis cuatro hijos son felices y da gusto estar todos juntos. Bien es verdad que hemos encontrado una actividad que nos gusta a todos en la cual estamos juntos pero no revueltos, es decir que tenemos un interés común pero dentro de él cada uno se desarrolla de forma autónoma.
Pero lo más importante es que yo vuelvo a ser la de antes. Reply

milangela Guayana Bolivar, venezuela 25 Octubre, 2009

Es verdad que nos olvidamos de nuestro hijos y los ponemos en segundo terminos por los problemas rutinarios de la vida y el dinero,Siempre tenemos que tener el tiempo para ellos.Dar el amor que ellos necesita y la atencion. Reply

Amalia Maracaibo, Venezuela 4 Enero, 2008

Shalom. Me parecen Extraordinarias todas estas enseñanzas, son de mucha ayuda y muy gratificantes. Reply