Un consejo :
Ingresa tu email y recibirás todas las semanas nuestro boletín con refrescantes artículos para reflexionar y emocionarse, enriqueciendo tu vida semana a semana. Y ademas, es gratis.
¡Ahh, antes que me olvide visita nuestra pagina de Facebook!
Contáctenos

Miriam: Las panderetas de la Rebelión

Miriam: Las panderetas de la Rebelión

La fuerza de las mujeres

 E-Mail

Amarga era la cuota diaria de los esclavos judíos en su exilio egipcio. Empezó firmemente como labor forzada y luego degenerada en actos de brutalidad indecible y horror, culminando con el decreto del Faraón de asesinar a todos los infantes masculinos recién nacidos y su posterior baño en la sangre de los niños judíos.

Mientras la labor física era deslomadora, el costo moral era semejante. La unidad familiar estaba aniquilada, las esposas separadas de sus maridos que fueron obligados a permanecer en sus sitios de trabajo en campos muy lejanos. Los judíos estaban desmoralizados y deprimidos, despojados de cualquier vestigio de dignidad o auto-respeto. Bajo el terror diario del látigo del capataz, parecía inútil la espera de un mejor mañana.

El corazón de la nación judía también se había embotado, sus mentes entorpecieron y sus cuerpos eran demasiado maltratados para mantener alguna fe.


Un grupo de esclavos, sin embargo, no sucumbió, y llevó en sus corazones una chispa inextinguible de optimismo. Ellos retuvieron su dignidad humana, continuaron creyendo en una vida buena. Animando a sus familias diariamente con una fuerza sobrehumana y así permanecían seguros que sus Oraciones se contestarían.

Este grupo de esclavos era las mujeres judías.

"En mérito de las mujeres virtuosas de esa generación, nuestros antepasados se redimieron de Egipto. "Después de un día agotador de labor insoportable, las mujeres pulirían sus espejos y los usaban para embellecerse para sus esposos.

Por la noche, las mujeres salían furtivamente, a los campamentos de los hombres llevándoles comida caliente y nutritiva. Calentaban el agua en los campos y bañaban las heridas de sus esposos.

Las mujeres tuvieron palabras suaves, consoladoras. "No pierdan la esperanza. No seremos esclavos de estos malvados todas nuestras vidas. Tenemos la promesa de Di-s que Él tendrá misericordia de nosotros y nos redimirá.

"Muchas mujeres concibieron durante estas visitas, dando a luz a los niños que asegurarían la continuidad del pueblo judío.

¿Cómo estas mujeres judías descubrieron sus reservas de esperanza ante una situación tan desesperada?

Las mujeres tenían un líder y una maestra para emular.

Su nombre era Miriam.

El Talmud dice: "Había tres líderes excelentes para Israel. Ellos eran Moisés, Aarón y Miriam".

Mientras Moisés y Aarón eran los líderes para todas las personas, "Miriam era la maestra de las mujeres" . Ella enseñaba con el ejemplo.


¿De dónde derivaron su valor y visión?

El nombre de Miriam tiene dos significados, ambos ejemplifican las calidades de su carácter.

El primero, de la raíz hebrea mar, es "amargura"

Miriam estuvo en el momento en que la opresión del destierro había llegado a tocar fondo. "Y ellos [los egipcios] amargaron [vayemareru, de la raíz mar] sus vidas con duro trabajo" (Éxodo 1:14).Nacida en el peor período de opresión del exilio, Miriam sentía la amargura y el dolor de su pueblo. Sus más tempranos años fueron formados por la dolorosa realidad del exilio judío.

Dando testimonio de los asesinatos y del tormento, ella lloró con sus hermanos, mientras rezaba incesantemente sus plegarias, esperando más allá de la esperanza, un futuro mejor.

Miriam se expuso personalmente a los decretos del malvado Faraón; nadie podía entender bien la amargura del destierro mejor que Miriam.

El otro significado del nombre de Miriam es "rebelión" (de la raíz meri).A pesar de nacer en el periodo más difícil de la opresión, Miriam se rebeló en su más temprana edad contra la mentalidad del esclavo que engolfa a su pueblo.

Aunque Miriam sentía agudo dolor, no sucumbiría a temer o desesperar. Ella se expuso a la abyecta crueldad, y no se rendía a la corrupción moral o apatía.

Valientemente ella guardó vigilancia de la fe en la promesa de redención. Conocemos a Miriam cuando el nuevo Faraón asciende al trono egipcio. "Allí se levantó un nuevo rey sobre Egipto…Y él habló a las parteras hebreas, el nombre de una era Shifra y el nombre de la otra Pua"."Y él dijo, '' Cuando ustedes asistan como parteras a las mujeres hebreas y las vean en el taburete de nacimiento, si es un varón, ustedes lo matarán, pero si es una niña, ella vivirá.

A pesar de este decreto, "Las parteras temieron a Di-s y no actuaron como el rey de Egipto les ordenó...Y esto ocurrió porque las parteras temieron a Di-s que Él les hizo Casas" (Éxodo 1:8-17).Rashi explica que los nombres de las parteras mencionados eran los nombres profesionales de Iojeved y Miriam.

Iojeved (la madre de Miriam) se llamó Shifra porque era especialista embelleciendo (de la raíz shafar) y limpiando el recién nacido. Miriam, aunque todavía era una niña, era especialista arrullando (de la raíz pa''a) al recién nacido y calmando con su voz consoladora a niños que lloraban.

Según el Midrash, Miriam se llamó Pua debido a otro episodio. "Ella reveló su cara descaradamente (de la raíz hofia) contra el Faraón pronunciando: ¡Desdichado este hombre, cuando Di-s lo vengue!

"El Faraón estaba enfurecido con el comentario de Miriam y quiso matarla. Pero, Iojeved lo aplacó:'' ¿Le va usted a prestar atención a ella? ¡Es como un niño que no comprende a quien le está hablando, o lo que está diciendo!

"Miriam sólo tenía cinco años en ese momento. A pesar de sus años tiernos, Miriam se puso de pie valientemente ante el gobernante más poderoso en la tierra, reprendiéndolo audazmente por su crueldad hacia su pueblo.

Ella era Miriam, la madre de la rebelión.

Rebelándose contra el statu quo, luchando contra la apatía y la crueldad. Valientemente, ella y su madre desatendieron el decreto de Faraón de asesinar a los niños, incluso se ocuparon de su alimentación, de su comida y las necesidades para la supervivencia.

Di-s recompensó a estas mujeres valientes concediéndoles las "Casas"-de ellas surgieron las dinastías de Sacerdocio, Levita y Majestad. Esta posición de liderazgo sólo podría ser ocupada por los descendientes de estas mujeres, con gran fuerza moral y fuertes convicciones, permitiéndoles de este modo que prevalecieran encima de cualquier acto de inmoralidad o injusticia.


Otro incidente de la niñez de Miriam también refleja el carácter fuerte y su habilidad de estar de pie contra el statu quo, que a pesar de la situación del momento, encuentra una fe paciente en un futuro más prometedor.

El Talmud relata que cuando el Faraón decretó que todos los bebés varones recién nacidos sean lanzados al Rio Nilo, Amram, el padre de Miriam, decidió divorciarse de su esposa. Como el líder preeminente de la generación, Amram estaba dando un ejemplo para todos los otros. Si ningún niño naciera, no se matarían bebés inocentes.

Todos los hombres de la generación siguieron el ejemplo de Amram, divorciándose de sus propias esposas.

Observando esto, Miriam se acercó a su padre diciendo: "¡Padre! Tu decreto es peor que el del Faraón. ¡El Faraón sólo decretó contra los varones, pero tú estás decretando que nuestro pueblo debe privarse de varones y mujeres!"

"El Faraón es un hombre malo y por consiguiente es improbable que su decreto siga en pie, pero tú eres virtuoso y tu decreto se llevará a cabo.

"Además, el Faraón está haciendo sólo mal en este mundo. Los niños asesinados son inocentes y tienen una porción en el Mundo Venidero. Pero tu decreto los privará del próximo mundo, ¿si un niño nunca nace, cómo puede ganar una porción en el mundo venidero?

"Debes volver a casarte con mi Madre. ¡Ella está destinada a dar nacimiento a un hijo que liberará al pueblo de Israel! "Miriam tenía seis años cuando confrontó a su padre. Sus palabras hicieron tan profundo impacto en él que él la llevó ante el Sanhedrin (la Corte Suprema judía) para repetir su petición.

Los miembros del Sanhedrin respondieron a Amram, "Usted nos prohibió (a nosotros permanecer casados con nuestras esposas), usted debe permitirlo ahora.

"Él dijo, "Debemos volver con nuestras esposas silenciosamente"

Ellos contestaron, "¿Y quién les hará saber a todos los judíos que deben volver a casarse con sus esposas? "Amram puso a su esposa en una bonita Jupá (palio nupcial). Aarón y Miriam bailaron y cantaron ante ella, como ante una novia. ¡Miriam cantó repetidamente, "Mi madre está destinada a darle nacimiento a un hijo que liberará a Israel!"

Aunque Iojeved tenía 130 años, su juventud volvió milagrosamente y se puso bonita como si tuviera quince años de edad.

Incluso los ángeles se unieron a ellos cantando, "la alegre madre de niños. "Después de ver esto, el resto de los hombres judíos volvieron a casarse también con sus esposas. Una generación entera fue transformada, todo gracias al valor y la visión de la joven Miriam que tenía confianza de su profecía.

Poco después, Iojeved dio a luz a un hijo y vio que "él era bueno." ¡En el momento que Moisés nació, la casa entera estaba llena de luz santa de su radiación Divina!. Amram besó a Miriam en su cabeza y le dijo, "¡Mi hija, tu profecía se ha cumplido!

"Sin embargo, la felicidad de ese momento estaba destrozada con la cruda realidad de que ese niño varón sería tomado para ser matado."

Y cuando Iojeved no pudo ocultarlo más, lo colocó en una canastita... en la orilla del río. Su hermana (Miriam) estaba de pie a lo lejos, para ver lo que se hacía con él". (Éxodo 2:3-4)Cuándo ellos llevaron a Moisés al río, la descorazonada Iojeved golpeó a Miriam en la cabeza y dijo: "Mi hija, ¿dónde está ahora tu profecía? "Pero Miriam permanecía obstinada.

Ella estaba de pie en el río para ver no si, sino cómo su profecía se desplegaba.

Ella, también, sentía el dolor y amargor de su hermano que era llevado fuera de su familia. Pero al mismo tiempo, ella estaba llena de espíritu de rebelión-ella no sucumbiría a la desesperación.

Esa era Miriam. Ella abarcó las cualidades duales de sentir por un lado la intensidad del dolor mientras se rebelaba al mismo tiempo contra lo que ella sostenía para intentar descubrir una semilla de fe y anhelo profundo.

En el bosquecillo de los arbustos, Miriam vigiló de cerca la vida de su hermano. Ella fue quién dio testimonio a Batia, la hija de Faraón, quien fue a bañarse en el Rio Nilo. Descubriendo así la cesta al borde del río y oyendo los lamentos tristes del niño que estaba adentro, Batia decidió rescatar al niño.

Era una Miriam segura de sí misma quién se acercó a Batia para sugerirle que llevara al bebé a lo de una nodriza hebrea. Sin que Batia sepa, Miriam devolvió a Moisés a su propia madre.

Moisés permanecía en su casa, mientras absorbía una nutrición espiritual crucial en esos años tiernos hasta que fue destetado. Sólo después de estar provisto con el amor de sus padres y las enseñanzas, Moisés fue transferido al palacio real para empezar su papel como líder y redentor.

Miriam estaba allí, de pie en el banco del Nilo, como si todo el futuro de su nación dependiera del destino incierto de ese niño que flotaba en esa pequeña cesta en ese gigantesco río. Pero nunca le faltó fe en la redención de su pueblo. Como líder de las mujeres, Miriam inculcó esta cualidad en sus corazones doloridos. Y, fue esta cualidad la que dio por resultado que las mujeres virtuosas fueran las proveedoras de la redención.


Estamos ahora después de muchas décadas, en las orillas del Mar Rojo.

Moisés había crecido, y vuelto de Midian como el redentor Divino designado por su pueblo. Hashem había enviado las diez maravillosas plagas para castigar la crueldad de los egipcios y librar a Su pueblo de la opresión. Los judíos se marcharon triunfales de Egipto. Luego, como estaban siendo perseguidos por un rey recalcitrante y su ejército, Hashem dividió el mar milagrosamente, salvando así a Su pueblo y ahogando a sus enemigos.

Finalmente, después de centenares de años en el exilio, sus enemigos habían quedado absolutamente frustrados y los judíos experimentaron una salvación completa, milagrosa. ¡La prueba que tuvieron que pasar los judíos en Egipto había terminado! Su servidumbre se había acabado y su redención era palpable.

Estando de pie en las orillas del Mar Rojo, los iehudim, bajo la dirección de su líder, Moisés, empezaron a cantar el Shirat Haiam, una canción que expresa su gratitud y agradecimiento a Di-s.Y cuando Moisés y su nación concluyeron su canción, algo inexplicable pasó..."Y Miriam la profetisa, la hermana de Aarón, tomó una pandereta en su mano; y todas las mujeres siguieron con las panderetas, bailando. Y Miriam les contestó: '' Cantemos al Rey…" (Éxodo 15:20-21).Moisés y los hombres cantaron su canción. Y entonces Miriam y las mujeres subieron para cantar la suya.Los hombres cantaron con sus voces. Pero la canción de las mujeres estaba compuesta por la voz, las panderetas y el baile. Los corazones de las mujeres estaban llenos de gran alegría y su canto era más completo.

¿Cuál fue la contribución de la mujer cantando? ¿Por qué Miriam y las mujeres cantando superaron a los hombres?

Rashi (Éxodo 15:20) explica cómo fue que las mujeres tenían esas panderetas. "Las mujeres virtuosas de esa generación estaban seguras que el Santo Bendito sea haría milagros para su pueblo, por eso prepararon panderetas y bailes."

Cuando los judíos dejaron Egipto, salieron apresuradamente. Tan apresuradamente, que ni siquiera pudieron terminar la cocción de su pan, y quedó plano como la matzá. Las mujeres no se preocuparon por el sustento físico; ellas estaban seguras que Hashem lo proporcionaría. Ellas vivieron en una dimensión más alta, más allá de la realidad natural. Todavía a pesar de su prisa, las mujeres se tomaron el tiempo para preparar, bien de antemano, algo que sentían sería esencial.

Después de centenares de años de amargo exilio- después de dar testimonio de actos de barbarismo absoluto, después de ríos de lágrimas por el despojo de los bebés de sus brazos, después de ver a sus niños cementados vivos en las paredes de ladrillos para llenar las partes perdidas- ¿qué prepararon estas mujeres mientras aun trabajaban como esclavos en Egipto?¿Que pasó por las mentes de estas mujeres que habían visto la aflicción más allá del punto de la decadencia humana? ¿Qué pasó por los corazones de estas mujeres perforándolos y con demasiada angustia para sondear? ¿Qué hizo que sus estropeados, cansados, y torturados cuerpos vencidos soportaran Egipto?

Las Panderetas

Los instrumentos con los que cantaban y alababan a Di-s por los milagros que supieron que vendrían.

Atrapadas en la miseria, las mujeres no perdieron su visión. Lamentando más profundamente que cualquiera que sus niños fueran asesinados y con su sensibilidad femenina y la de sus colegas masculinos pudieron, las mujeres encontrar la fuerza para fortificarse y no perder la esperanza.

Las mujeres encontraron el espíritu de Miriam de rebelión. Ellas se rebelaron contra la depresión que habría sido natural en tales circunstancias. Ellas se rebelaron contra la apatía. Se rebelaron contra la desesperación.

En su agonía, las mujeres prepararon las panderetas. Abanicaron la chispa de anhelar dentro de sus almas estropeadas hasta que creciera en un predominar, la llama inextinguible de fe.

Tan amargo como sus vidas se volvieron, su fe creció más fuerte.

¡Cierto más allá de una tira de dude que su Di-s los recordarían, su única preocupación era preparase para cantar con las expresiones apropiadas de alegría para los milagros que estaban seguros que ocurrirían!

Ésta era la fuerza de Miriam. Una fuerza femenina nacida fuera de la amargura; una fe cosida entre la desesperación.

Ésta era la fuerza de las mujeres que dejaron Egipto, provisto con las panderetas y bailes de alegría y fe.

Y ésta es la fuerza de todas las mujeres.

Por Chana Weisberg
Chana Weisberg es parte del personal de editorial de Chabad.org. Ella es autora de Tending the Garden: The Unique Gifts of the Jewish Woman y cuatro otros libros, además es una educadora y columnista reconocida que da conferencias por todo el mundo sobre temas referentes a la mujer, la fe, las relaciones y al alma judía.
© Copyright, todos los derechos reservados. Si te ha gustado este artículo, te animamos a distribuirlo, siempre y cuando cumpla con la política de derechos de autor de Chabad.org.
 E-Mail
Únete a la charla
Ordenar por:
35 Comentarios
1000 Caracteres restantes
Edith rondon Venezuela 24 Enero, 2017

Muy buena pagina para mujeres Reply

angel argentina 17 Junio, 2016

los designios de D-s no nos caben en nuestra mente ,que situación,terrible...,sin esperanza,y como D-s,sale adelante,dejémonos usar, somos sus instrumentos
saludo a nuestros Hermanos Mayores
Angel.Argentina Reply

Anny M. Sanana G. Santo Domingo, Rep.Dom. 13 Junio, 2016

Amen, ciertamente nuestro Dios nos ha provisto de gozar de su presencia cualquier que sea nuestra situacion, y nos ha provisto de cantos, danzas, instrumentos y lideres para alabar su santo y bandito nombre. y sobre todo fortalecernos en El. Reply

Miryam Esperanza Unda Navarro Montréal 12 Abril, 2016

Buen día a todas y a todos,

Gracias le doy señora o señorita Chana Weisberg por la información. Toda Raba!

Miryam Esperanza Reply

Kerem Mexico 12 Junio, 2015

Una verdadera mujer, que Dios la preparo para ser su profetiza para sostener la fe y la esperanza de su pueblo. Reply

mmercedes 31 Mayo, 2014

Shalom para todos hermanos por no tienen allí alabanzas para adorar a nuestro abbat Reply

Deborah Hernandez mexico d f. 8 Marzo, 2014

me gusto mucho la forma en que expreso el personaje de Miriam tratemos de seguir su ejemplo Reply

Miriam Venezuela 1 Junio, 2013

HaShem, bendiga a Chana Weisberg, por este excelente, conmovedor y ejemplarizante historia. Así como también, bendiga al resto del personal editorial de chabad.org, por hacernos llegar en español y en lenguaje sencillo, las extraordinarias enseñanzas de la Torá, para que cada día estos conocimientos, nos conduzcan por el camino correcto al Dios de Israel.
Baruj HaShem Reply

Tete Actopan, Mexico 11 Abril, 2013

asi nosotras debemos aprender de esta mujer virtuosa k pese a las adversidades siempre mantuvo la fe de k la esclavitud de su pueblo no seria para siempre asi hay circunstancias en nuestras vidas k pareciera k nunca terminaran pero no es asi el unico Eterno es Hashem, gracias x estas publicaciones son de bendicion Reply

ROSA ADELIA PEÑA GUZMAN bogota, colombia 4 Abril, 2013

maravilloso como EL ETERNO se manifiesta en medio de su amado pueblo ylo hara por siempre bendiciones para ISRAEL Reply

Anónimo ensenada, b.c., mexico 2 Abril, 2013

Que bella historia, me ha hecho llorar, y a renovado en mi la fe y la fortaleza que necesito para esperar con paciencia y gozo nuestra proxima y pronta redencion total.
Que HASHEM les bendiga.
gracias con todo mi amor a ustedes. Reply

Murillo Closs J. L. MENDOZA, G.C., ARGENTINA 31 Marzo, 2013

SHALOM,Si ese verdadero valor de Miriam y d todas las ishot dl exilio es en reminicencia d lo q une a todas las mujeres dl mundo d lograr la paz y la victoria con sus hijos bien enseñados en el verdadero amor d madre q recibieron solo asi con ellas un dia habra paz x el solo amor d todas las ishot enseñado a su bastagos, q gloria para un pais tener ese maravilloso ejemplo d Miriam como estandarte d poder,SHALOM. -LOJEM- Reply

Ari Chavez Pasadena, California EE.UU 10 Diciembre, 2012

Realmente que esta magnifica y bella historia que como real que fue por parte de nuestra bendita antesesora como lo fue miriam con el doloroso y gran egemplo dejado pora las jeneraciones de su tiempo como para las generaciones futuras es de un balor incalculable y que tal bes de magnitudes que hasta el momento no ha de haver comparacion alguna ahunque atraves de la existencia humana han habido algunos otros ejemplos muy notorios en la travecia de el recorrido de nuestro bendito pueblo como lo es el caso de am israel solo me resta como un estudioso de TORAH agradeser a" el Kadosh Baruju que la neshema de nuestra amada miriam sea elebada al maximo posible y que en el olam haba la podamos ver y no se abrasarla y cuanto podamos expresar de gratitud me ah commovido mis sentimientos total mente y en verdad que pareciera que la vi en el relato de su vida desde que ella hera una pequenita shalom todah ravah por compartir tan bella ensenansa shalom! Reply

Miriam buenos-Aires., Argentina 9 Agosto, 2012

Conmovedor el relato de la fuerza de Miriam, su valentia,espiritualidad y sabiduria.
Me siento feliz de llamarme Miriam. Reply

Jose R. Sierra C. Santa Ana de Coro, Falcon/Venezuela 4 Febrero, 2012

Excelente articulo. Totalmente inspirador de la Fe en el Eterno!
Gracias. Reply

MARisel Valentina Soto C. Santiago, Chile 3 Febrero, 2012

Baruj hashem: ámanos, guíanos, protégenos, fortalécenos, enséñanos, como a Miriam.
¡Que entonemos unidas el Shirat Haiam, más pleno y perfecto que te podamos entregar!
Recíbelo por favor, con panderos,que cantan junto a todos los instrumentos de aire y cuerdas que has creado.- Amén.- Reply

ALBA NAVARRO SANTO DOMINGO, SANTO DOMINGO 30 Abril, 2011

BENDIGO ESTA MUJER QUE SUPO EXTRAER DE LA HISTORIA JUDIA TAN HERMOSA Y EMULABLE VIDA, LA DE MIRIAM. HAZ SACADO LAGRIMAS DE MIS OJOS, PUES ME VEO EN ESE ESPEJO Y SE QUE CADA MUJER JUDIA Y NO JUDIA LLEVA DENTRO ESA MIRIAM QUE SE FORTALECE Y CRECE CON LA SABIDURIA Y EL ESTUDIO DE LA TORAH Y DE LOS CONOCIENTOS QUE HASHEM HA ENVIADO A TODAS LA GENERACIONES Y NACIONES A TRAVES DE SUS VASOS.
SHALOM. Reply

Miriam Blanch San Ildefonso, España 11 Marzo, 2011

Bendigo el poder llevar su nombre. Reply

Miosotis Grullón Santo Domingo, República Dominicana 12 Enero, 2011

Shalom!
Qué historia tan enriquecedora la de Míriam, ya que nos enseña a conservar nuestros valores y permanecer firmes de acuerdo a la voluntad de Hashem.
Gracias a ustedes por ilustrarme y encaminarme cada día en la fe judía. Reply

merary leal alcocer tijuana, mexico 5 Octubre, 2010

shalom, me encanto esta lectura, me siento muy afortunada. como saber mas sobre la ninez de miriam. Reply

Esta pagina en otros idiomas