Un consejo :
Ingresa tu email y recibirás todas las semanas nuestro boletín con refrescantes artículos para reflexionar y emocionarse, enriqueciendo tu vida semana a semana. Y ademas, es gratis.
¡Ahh, antes que me olvide visita nuestra pagina de Facebook!
Printed from es.chabad.org
Contáctenos
Maravillosas perlas de nuestros sabios.

Pequeñas Historias

Pequeñas Historias

 E-Mail
Un rabino que recolectaba fondos para una Ieshivá llamó a un hombre rico que era conocido como miserable...
Cuando el invitado llegó Rabí Janoj le ayudó a quitarse el abrigo, y se dirigió a él con gran respeto durante toda la comida
Rabí Simjá Bunim lo miró largamente desde las profundidades de su corazón, y dijo al jasid: "Siento lástima por ti...
"Quisiera que entiendan que no se trata de un truco para eludir la Halajá. Si se realiza este contrato el gentil podrá decidir a su antojo lo que suceda allí esos días"
Al escuchar esto Rabí Moshé Leib se dijo: " Si este hombre no se amedrenta de los insultos y del arresto, y tiene claro que debe volver a intentarlo, por qué yo dejaré de esforzarme?"
"¿Dime cuál es, en esencia la diferencia entre un caballo bueno a uno que no lo es?"
El Rabino le compraba toda la existencia de masitas y las distribuía entre los alumnos de la escuela...
Cuando todos dormían tomó la vaca, la llevó del Shojet...
El judío montó en cólera al escuchar la pregunta del rabino, y comenzó a insultarlo.
"¡No afeitarán de ninguna manera mi barba!". Sus palabras fueron dichas con seguridad..
El pequeño Menajem Mendl prestaba atención y se sorprendió de que comprendiera sus términos...
Cierta mujer vino a Rabí Israel de Vishnitz y le pidió una bendición. Rabí Israel, sin dudarlo, la bendijo deseándole lo mejor material y espiritualmente.
La esposa de Rabí Levi Itzjak de Berdichev, en cierta ocasión, llevó a su esposo ante un Beit Din (tribunal rabínico).
Es mejor que Di-s sea tu deudor a que Él se convierta en tu acreedor"
Cuidándose de no difamar a alguien sin razón
El Rebe pidió entrar a la habitación de la mujer. Cuando ingresó, le preguntó si estaba dispuesta a asumir el compromiso de encender las velas de Shabat.
¿Que esperamos de un rabino?
Cuando luego le preguntaron por qué había insertado tanta ilustración secular en su disertación, contestó:
Para ser más grande que tu compañero, no hay ninguna necesidad de tirarlo abajo
Rabí Baruj Mordejai de Atinga, uno de los más ilustres alumnos de Rabí Shniur Zalman de Liadi
No retroceder, no hacer dos jugadas de una sola vez, y cuando se ha llegado a la última fila, se tiene el poder para ir a donde se quiera."