Contáctenos

Sin Dudas

Sin Dudas

"Usted es aún muy joven" me contestó, "cuando sea mayor, entenderá" Me respondió Martin Buber

 E-Mail

Hace aproximadamente veinticinco años, viajaba en un autobús en Tel Aviv y entablé una conversación con el hombre que se sentó a mi lado. Parecía tener sesenta años, estaba prolijamente afeitado y llevaba una kipá que indicaba que era un judío observante.

Le conté que yo había estudiado filosofía. Él sonrió, me preguntó si había oído hablar de un famoso filósofo secular judío, existencialista, ya que tenía una historia interesante para contarme. (Era tan interesante que bajé del autobús cinco paradas después de la que pensaba.)

"Cuando era un joven, en Alemania, asistí a una de las conferencias del Profesor Buber acerca de 'Cuentos de los Maestros Jasídicos'. El hombre era un orador inteligente, un cuentista cautivador que me mantuvo literalmente fascinado durante toda su charla que duró varias horas.

"Pero después de la conferencia, cuando con muchísimo entusiasmo me puse de pie para aplaudir, la persona que estaba sentada a mi lado, me golpeó en el hombro y dijo: "No se sienta tan exaltado. No estoy seguro de que el profesor preste atención a los preceptos básicos de la Torá"

Yo estaba espantado por lo que me decía. ¡La conferencia era acerca de temas jasídicos y de Rebes! "No se preocupe" agregó serenamente, "no es Lashón Hará (hablar mal de otro iehudí) él está orgulloso de ello. Vaya y pregúntele"

Me aproximé al podio donde el Profesor estaba rodeado por sus admiradores y le pregunté: "¿Es verdad que usted no observa los preceptos?"

"Él me miró con ojos inteligentes y dijo con un tono de misericordia: "Mi estimado joven, hay muchos niveles de conocimiento religioso y observancia. Existe el Judaísmo de Moisés que depende de la Palabra Escrita y las Mitzvot y existe el de Abraham; una pura conexión intelectual que es sin dudas la verdad. Y ése es mi nivel"

"Yo lo miraba en un shock y dije: ¡Pero esto es contrario a todo lo que usted ha hablado acerca de los maestros jasídicos!. ¡Y si me pregunta, es sin dudas nada más que puro egotismo!"

"Usted es aún muy joven" me contestó, "cuando sea mayor, entenderá" Me respondió.

"Bien" mi vecino de asiento continuó, volviendo sus ojos a los míos. "Unos años después vino la guerra. Pasé por los campos de concentración. Vi asesinar a mis padres, a mis tres hermanos y cuatro hermanas. Estuve allí durante cuatro años que fueron como cien de infierno. Pero entonces, un día finalizó. Usted tiene que bajar pronto probablemente, por lo que le haré corta la historia".

"Unos años después de que la guerra me mudé a América con mis parientes y viví en Los Ángeles cuando vi un anuncio en un periódico judío que decía que el famoso profesor iba a hablar en un salón de conferencias.

Compré una entrada y fui. Allí estaba el mismo hombre, un poco mayor, con las mismas historias y las mismas conclusiones filosóficas. Esperé hasta que terminó, caminé a él y le dije: "Profesor ¿me recuerda?" Él agitó su cabeza. "No". Yo continué. "Bien, hace aproximadamente quince años en Berlín le pregunté por qué usted no cree en la Torá y usted contestó que yo entendería cuándo me hiciera mayor.

"Bien, quiero que sepa, profesor, que he crecido muchísimos años desde entonces y puedo decirle que, sin duda, ¡¡¡usted está completamente equivocado!! No existe algo así como Judaísmo sin los preceptos.

Me miró y dijo: "¡Usted haga su Judaísmo y yo haré el mío!"

Le contesté: "Usted haga su Judaísmo... ¡Y yo haré el de Di-s!"

Por Yerachmiel Tilles
© Copyright, todos los derechos reservados. Si te ha gustado este artículo, te animamos a distribuirlo, siempre y cuando cumpla con la política de derechos de autor de Chabad.org.
 E-Mail
Únete a la charla
Ordenar por:
8 Comentarios
1000 Caracteres restantes
Anónimo Alemania 1 Septiembre, 2017

Yo quisiera saber, por favor, porqué no ha sido publicado mi comentario? En la ciudad de Köln, vecina a la ciudad en la que vivo, se encuentra el Instituto Martin Buber, había pensado en visitarlo, pero felízmente he leído este estupendo artículo y he cambiado fundamentalmente de opinión sobre Buber, porque un judío sin observancia de la Torah, no es judío, es así de claro. Aquí en Alemania, los cristianos y los musulmanes hablan de sus dioses, como si todo el mundo tuviese los mismos, a veces les pregunto, de que dios me está usted hablando? y contestan: pero acaso no tenemos todos el mismo dios?, yo solamente muevo la cabeza negándolo, porque es peligroso responder de otra forma, sí todavía hoy sigue siendo igual de peligroso. Buber habrá sido muy inteligente, pero que significa su inteligencia frente a HaShem, significa nada. Dentro de poco llega Shabat a nuestro hogar, son las 20:18 del Viernes 1 de Setiempre 2017. Reply

Elena Bonn 27 Agosto, 2017

Muchas gracias, sinceramente muchísimas gracias, yo no sabía que Martin Buber no era judío. Reply

JOSE EDMUNDO RAMIREZ CHAVEZ SAN MIGUEL DE ALLENDE GTO MEX 26 Agosto, 2017

QUIERO DECIRLES SIN DUDA QUE A ESTE MUNDO VENIMOS A CORREGIR LOS ERRORES QUE COMETIMOS EN LA OTRA VIDA Y EL CODIGO SECRETO ESTA EN LA BENDITA TORA' Reply

osie ben ram tampico mexico 5 Febrero, 2016

sin dudas Queridos hermanos en todo el escrito jamás lei que el Dr. Buber hablara de dos dioses, Reproduzco sus Palabras " Usted haga -viva- su Judasimo y yo harè el mio .." nunca leo que el diga " Usted haga el Judaísmo de su Di-s y yo el de mi Di-s. efectivamente Di-s es UNO y los Judios millones. Dice la Tora " Vuestros pensamientos, no son mis pensamientos.." Di-s bendito sea, se agrada de quien le ama, en espíritu y verdad como lo hizo Abraham, quien no tenia una letra escrita. Quien valdra mas para Di-s..? aquel hombre que le AMA " con TODA SU ALMA Y CON TODA SU MENTE, por que esta enamorado de El o Aquel que busca amarlo CON TODA SU ALMA Y TODA SU MENTE por que tiene orden escrita para hacerlo..?
saludos
osie Reply

Alexandre de Pomposo García-Cohen México, México via jabad.org.ec 19 Enero, 2012

El peso de las palabras El Prof. Martin Buber, sin lugar a dudas uno de los más brillantes filósofos del siglo XX, respondió mal la primera vez (la de Berlín). No hay dos Judaísmos, ni tres ni mil; sólo hay uno, como UNO es Hashem. Ciertamente la visión de la práctica judía puede parecer distinta en Abraham y en Moshé; sin embargo, ambos presentan a la perfección el camino de la Torah, a saber, como Tzadik el uno y como Teshuvá el otro. Así y todo, es bueno saber que la filosofía, bajo cualquiera de sus líneas de pensamiento, plantea las preguntas como ninguna otra disciplina humana, pero no resuelve NADA. Sólo la fe en Hashem fundamenta toda la Jojmá. B''H. Reply

Yolanda Puerto de San Antonio, Chile 13 Febrero, 2009

SIN DUDA ASI ME GUSTA, CON FE RES PONDIENDO SINDUDA ALGUNA Reply

Anónimo México, México 22 Diciembre, 2008

Sin Dudas Excelente respuesta final, nos otorga la lección de lo que ha desviado la fe de los hombres en el mundo, la altivés de creer que ellos pueden crear sus propias versiones de Di-s, cuando solo hay UNO!
Y sin dudas seguirle es no cuestionarle, es respetarle y apegarse a sus preceptos. Reply

Lety D.F., México 1 Junio, 2010

Sin dudas Voces cierto....muy cierto...hay quienes buscan un judaismo a la medida.... con la facilidad que les es conveniente...no es Hashem quien debe ajustarse a nuestra vision de la vida, que puede en muchas ocasiones ser muy reducida.... somos nosotros los que debemos ver el todo que él es y comprometernos en el amor a su palabra...que es toda verdad y que ademas nos llena de dicha plena....... Reply