Un consejo :
Ingresa tu email y recibirás todas las semanas nuestro boletín con refrescantes artículos para reflexionar y emocionarse, enriqueciendo tu vida semana a semana. Y ademas, es gratis.
¡Ahh, antes que me olvide visita nuestra pagina de Facebook!
Contáctenos

El Politico y El deportista

El Politico y El deportista

 E-Mail

Sucedió en el Brit Milá (circuncisión) del hijo de Tamir Goodman. Cientos de personas y familia estaban allí. En medio de la comida festiva, una mujer se puso de pie y empezó a hablar.

Se introdujo como la viuda del Profesor Avner Shaki, miembro de la Kneset (Parlamento israelí). Hacía un año, Tamir llamó a su casa para hablar con su marido y cuando oyó que había fallecido, preguntó si podía contarle algo a ella. Se presentó y agregó: "¡Usted y su marido salvaron mi vida!"

Primero pensó que era una travesura de algún enemigo político o de un loco, hasta que oyó su historia.

Tamir Goodman, judío observante, conocido en los círculos judíos como el jugador estrella del equipo de basketball de Baltimore. En 1999, fue tapa de Sports Ilustated y entrevistado por ESPN, 60 Minutos, y Fox Sports. Cercano a Jabad, lleva siempre kipá y 'talit katan' durante los partidos, hasta hoy. En la universidad, todos los partidos que su equipo jugaba se prefijaron para que no cayeran en Shabat.

Cuando se graduó, firmó contrato con el mejor equipo de Israel, Macabi Tel Aviv. Apareció en todos los diarios. Fue el niño mimado de los medios de comunicación israelíes. Hizo aliá, sirvió en la Tzahal (Ejército Israelí), se casó y tuvo una hija antes de este hijo.

Pero de repente, su suerte cambió. Tenía problemas con su rodilla izquierda. Le causaba tal dolor que los doctores se declararon pesimistas. No participó de muchos juegos. El equipo que lo trajo lo vendió a una liga menor. El futuro parecía negro. Y los medios de comunicación que una vez lo adoraron, empezaron a atacarlo.

La intensa terapia física ayudó temporalmente. No había otro recurso que operar. Pero los expertos le dijeron que las oportunidades de éxito eran muy pequeñas… quizá el cinco por ciento.

Siendo seguidor del Lubavitcher Rebe, decidió viajar a USA para pedir una bendición del Rebe. Fue al Ohel (en el Cementerio de Montifiore en New York, donde se encuentra la tumba del Rebe) y allí escribió una carta pidiendo ayuda. Vertió su corazón pidiendo alguna señal para saber si debía operarse o no.

Después, exhausto, dejó el Ohel y fue al Beit Jabad que se encuentra adyacente al cementerio. Se sentó a descansar en el cuarto de recepción donde hay una pantalla que muestra miles de horas de videos del Rebe hablando, a menudo con individuos.

La Señora Shaki continuó: "La razón por la que llamó para agradecerme tiene que ver con uno de estos videos. Pero primero debo relatar el trasfondo".

"En 1963 el gobierno israelí aprobó una ley que podría ser el punto más bajo en la historia del Judaísmo y, de hecho, amenaza al mundo judío hasta hoy.

Dicha ley debía ser ratificada por el parlamento, pero en ese momento la Kneset estaba controlada por el partido que la sostenía y casi 100 de 120 miembros votarían a favor.

Mi marido pertenecía al partido religioso y oficialmente era parte de la coalición gobernante, y sus órdenes eran abstenerse. Y aunque personalmente se oponía, se sentía obligado por lealtad a apoyar al partido. De todas formas no cambiaría nada. Su voto no tendría valor.

La noche antes de la votación, recibimos una llamada telefónica de larga distancia desde Nueva York. ¡Era el Lubavitcher Rebe!

El Rebe le pidió a mi marido que se pusiera de pie y votara: 'No'

Mi esposo explicó que eso sería el final de su carrera política. Los medios de comunicación lo destrozarían, y sería expulsado de su partido. Y su voto no sería significativo; cien votos estaban en contra y la ley saldría igual. Pero el Rebe contestó como sólo el Rebe lo haría: "Alguien debe desear sacrificarse por la verdad, Mekadesh Shem Shamaim (santificar públicamente el Nombre de Di-s)".

Mi marido no era un jasid (discípulo) de Jabad, pero al otro día se puso de pie, levantó su mano y votó en contra! Los periódicos y la televisión lo ridiculizaron; sus compañeros ardían de furia. Repentinamente, estábamos solos.

Poco después, fuimos a Nueva York para visitar al Rebe. Cuando mi marido entró en la sala donde el Rebe estaba hablando a miles de Jasidim, el Rebe lo respaldó. Después tuvimos una audiencia privada con el Rebe que fue filmada.

El Rebe nos agradeció nuestra valentía, reconociéndome sobre todo que hubiera apoyado a mi marido. Pero cuando mi esposo se quejó por haber perdido su posición en el partido y que los medios de comunicación lo destruían, el Rebe contestó:

"No prestes atención a los medios de comunicación. Y considerando tu trabajo; eres como un atleta profesional; estás retrocediendo un paso para saltar adelante duplicando y reduplicando poder y éxito"

Efectivamente sucedió como el Rebe había dicho. ¡Varios años después mi marido fue llamado por su partido para volver, pero esta vez como su líder! Saltó al éxito reduplicado. Pero nunca entendimos por qué el Rebe habló sobre deportistas. Después de todo, él no era un atleta profesional.

Veinticinco años después de que el Rebe nos habló, entendí lo que quería decir.

Tamir Goodman estaba sentado cerca del Ohel preguntando por su operación, cuando de repente nuestro video apareció en la pantalla y el Rebe dijo las palabras que estaba esperando: "No prestes atención a los medios de comunicación. Eres como un atleta profesional; retrocediendo un paso para saltar adelante el doble y reduplicarás poder y éxito"

¡Todo encajaba! El Rebe estaba animándolo. Volvió a Israel y se realizó la operación, a pesar de las reservas de los médicos. Y fue, gracias a Di-s, exitosa y milagrosa. "¡Y por eso estoy aquí en esta fiesta!"

Adaptado de Ascent

Por Yerachmiel Tilles
Un experto narrador con cientos de historias publicadas, Rabino Yrachmiel Tilles es co-fundador de ASCENT OF SAFED, además de ser el editor del Ascent Quarterly y de la pagina web Ascent y KabbalaOnLine.
© Copyright, todos los derechos reservados. Si te ha gustado este artículo, te animamos a distribuirlo, siempre y cuando cumpla con la política de derechos de autor de Chabad.org.
 E-Mail
Únete a la charla
Ordenar por:
2 Comentarios
1000 Caracteres restantes
johann terrassa 26 Febrero, 2015

Linda historia con gran contenido y sabiduría Reply

Susana Karp Buenos Aires, Argentina via jabadrecoleta.com 27 Enero, 2009

el politico y el deportista Agradezco que me hayan enviado este mail ,fortalece mi fe. Reply