Contáctenos
Ideas , pensamientos y reflexiones sobre la futura redención.

Mashiaj y Redención

Mashiaj y Redención

 E-Mail
El arribo del Mashíaj y el cambio radical en el Orden Mundial que lo acompañará, es un ideal muy pragmático. En realidad, gran parte de ello ya ha ocurrido.
Mashiaj y Agentes Hipotecarios
Lo mismo ocurre con el Mashiaj. Nuestro deber es crear una unión entre la sustancia material del mundo y su realidad espiritual, desposar al Cielo y la Tierra.
Como alguien que se ha criado en una comunidad Reformista, y a quien se le dijo de niña que no hay Mesías y no hay Cielo… Me pregunto si realmente podré creer en el Mashíaj...
¿Cómo podemos hacer que ocurra?
Si todos los grandes sabios, místicos y gente santa de las generaciones anteriores no pudieron traer al Mashíaj durante sus vidas, ¿cómo podemos imaginar que nosotros podemos hacer que ocurra?
Los componentes del alma, que fueron rectificadas por un cuerpo particular, siempre mantienen una conexión con dicho cuerpo, y volverá a este cuerpo a revivir con la Resurrección de los Muertos...
En los tiempos mesiánicos la gente tendrá placer de actos de bondad y belleza
Estoy preocupada de que durante ese tiempo en que venga el Mashiaj, establezca un sistema fundamentalista judío. Se que se ha predicho que se requerirá obediencia de todos y la disciplina será dura para aquellos que no obedezcan. No veo a esa situación como una bella era mesiánica. La veo como una tortura.
Seis días a la semana nosotros trabajamos, y en Shabat descansamos y disfrutamos los frutos de nuestra labor; lo mismo es verdad con respecto a los milenios.
El siglo 20 vio la expansión de los ideales democráticos a una escala global. Decenas de naciones, previamente gobernadas unilateralmente por...
Una importante revista internacional imprimió algunas fotos asombrosas tomados dentro del vientre de una madre, mostrando la evolución de un feto de dos semanas hasta un bebé a término, justo antes de su nacimiento...
Nuestra tarea como la "Última Generación del Exilio y la Primera Generación de la Redención"
En términos espirituales, nuestra generación se asemeja a un enano encaramado sobre los hombros de un gigante-y por lo tanto puede llegar más lejos que su homólogo más alto.
¿Podrá el Mashiaj calmar a todos los alborotadores del mundo?
La era mesiánica será un tiempo en que el mundo se cubrirá con la conciencia de Di-s, y cada persona, lugar y cosa se sentirá cada vez menos como una identidad distinta
Simplemente no vi el poste hasta que fue demasiado tarde...
la oscuridad física está caracterizada y definida por la ausencia de luz, el exilio puede ser identificado como oscuridad espiritual creada por la ausencia de Divinidad en un estado revelado
Nosotros, el Pueblo Judío, estamos, podría decirse, “atravesando el aterrizaje”. Este largo y agotador exilio está llegando a su fin, la Era de la redención se puede ver más que nunca, avecinándose en el horizonte.
¿Cuándo se agregarán estas otras tres ciudades?
¿La Torá acaso sugiere que en caso de un asesinato accidental, la sangre de la víctima debe ser vengada?
¿Podemos calcular cuándo llegarán esos días venideros?
La llegada del Mashiaj es descrita por los profetas de dos maneras.
El Midrash y el Talmud están repletos de textos relacionados a milagros fantásticos que tendrán lugar durante la era mesiánica.
¿Puede ser que el calentamiento global sea una señal de que el mashíaj está por llegar? Sabemos que la Torá predice que en el futuro “el velo del sol” será removido y los malvados se derretirán por el calor intenso. Quizás esto haga referencia al agujero en la capa de ozono. ¿Será cierto esto?
En varias oportunidades he escuchado decir que el mundo está listo y preparado para la era mesiánica. Sin embargo, yo no lo veo así.
“Si esto es cierto”, preguntan muchos, “¿dónde están las indicaciones de la llegada del Mashíaj?” ¿Es nuestra generación más “mesiánica” que las que la precedieron? ¿Es la mano de Di-s más visible ahora que ayer?
Mashíaj es la palabra hebrea para “mesías”. La palabra mesías significa salvador o “libertador esperado”. En hebreo, mashíaj en realidad significa “ungido”.
Aguardamos la llegada del Mashíaj porque ansiamos finalmente tener paz y ver los frutos del esfuerzo de nuestro exilio milenario.
La Era mesiánica no tiene que ver con nosotros ni con nuestros beneficios: se trata más que nada de un mundo que esté en lo correcto
“¿Dónde están los indicadores de la llegada del Mashíaj?” ¿Nuestra generación parece, al menos, más “mesiánica” que las anteriores? ¿La mano de Di-s es más visible hoy que en épocas pasadas?
“Bendición” es una palabra muy importante. Tenemos que saber que hay bondad en el mundo, y que esa bondad nos ha sido dada y es accesible para nosotros.
La mitad del mundo se va a dormir con hambre
La mitad del mundo se va a dormir con hambre. Las noticias de hoy nos traen un “conflicto regional”, incluso mientras otra docena de guerras arrasa, con un grupo de seres humanos que destruyen, queman ciudades enteras y hacen polvo los centros comerciales de otro grupo.
En 1940, los ejércitos alemanes se abrieron paso por toda Europa.
Una nación entera contenía el aliento con los ojos hacia el cielo, mientras los ingleses observaban un salvaje combate aéreo. Semana tras semana, Berlín enviaba cuervos de acero a que desgarraran los cielos
Hay una cantidad de maneras de apresurar la redención mesiánica antes de su llegada definitiva.
El Baal Shem Tov menciona de que cada Mitzvá construye un edificio en el cielo
El Midrash nos enseña que así como Moshé erigió el santuario en este mundo, los ángeles en el cielo también crearon un santuario en paralelo.
Como seres humanos, tenemos compasión y podemos ser empáticos. Vemos a alguien que sufre y queremos ayudarlo. Pero sólo unos pocos seres honrados y santos estarían a la altura de estar dispuestos, si pudieran, a quitar ese dolor y sentirlo ellos mismos. Sin embargo es así cómo una madre (o un padre) se siente cada vez que su hijo se lastima.
¿Se va a extinguir la privacidad en la era digital? No pasa una semana sin que nos enteremos de otra grave violación de la seguridad de Internet. Contraseñas. Tarjetas de crédito. Fotos personales. Identificadores impositivos.