Contáctenos

La Vida es como una Olla de Cholent

La Vida es como una Olla de Cholent

 E-Mail

Pregunta:

Rabino, le agradezco su invitación a participar en sus clases pero, en este momento, no dispongo de tiempo para mi vida espiritual. Mi semana está realmente llena hasta el tope... trabajo, compromisos familiares, ejercicio físico, algo de vida social y algo de tiempo para descansar. No veo cómo podría hacerme tiempo para dedicarme a las actividades espirituales. ¿Verdad que comprenderá que no quiera 'consumirme'?

Respuesta:

Hay una historia que seguramente ya habrás escuchado en otro momento y posiblemente te la hayan reenviado cientos de veces por email. Pero igual te la voy a contar. Había una vez un rabino que estaba dictando su clase en un salón lleno de estudiantes. Empezó diciendo: "Mis queridos estudiantes, hoy es nuestra última clase juntos antes de vuestra graduación. Para esta ocasión especial voy a hacer algo diferente. Les voy a dar el secreto de cómo preparar un rico 'cholent'."

Los estudiantes quedaron sorprendidos. El 'cholent', es el guiso tradicional de Shabat, un clásico de la cocina judía, pero difícilmente podría ser considerado un tema tan complejo o profundo como para que un rabino lo trate con sus alumnos en la clase final de un curso.

El rabino colocó una olla eléctrica sobre el escritorio y la fue llenando de papas hasta el borde del recipiente. Luego se dirigió a sus alumnos y les preguntó: "A ver, ahora que llené la olla con papas, díganme "¿quedó llena la olla?"

"Sí," fue la respuesta de sus alumnos, confundidos por la sencillez de la pregunta, ya que no había quedado espacio como para que cupieran más papas en la olla.

Sonriendo, el rabino sacó una bolsa de porotos y la echó adentro de la olla. Los porotos se deslizaron y fueron ocupando los espacios que habían quedado libres entre las papas. "Muy bien," dijo el rabino, "¿quedó llena la olla?" Los estudiantes estuvieron de acuerdo en que sí, que realmente estaba llena.

Sin vacilar, el rabino tomó una bolsa de cebada y la volcó dentro de la olla. Los pequeños granos se fueron ubicando con facilidad en las grietas y rendijas, entre las papas y los porotos.

"Ahora quedó llena," dijeron los estudiantes. "¿De veras?", dijo el rabino, sacando unas bolsitas de especias. Empezó a agregar cantidades generosas de sal, pimienta, pimentón y ajo molido a la olla. Los estudiantes miraron con asombro cómo las especias se iban acomodando en lo que parecía ser una olla completamente llena.

El rabino, visiblemente divertido, volvió a preguntar: "y, ¿ya quedó llena?".

Sin esperar la respuesta, el rabino tomó una jarra llena de agua y procedió a verter el contenido en la olla. Para sorpresa de los alumnos, vació toda la jarra, sin que una sola gota rebasara el borde.

"Muy bien," dijo el rabino, con cara satisfecha. "¿Verdad que ahora sí quedó realmente llena? Los estudiantes estuvieron de acuerdo. "¿Están seguros?", insistió el rabino. "¿Están absolutamente seguros que no puedo colocar más nada en esta olla?". Los estudiantes dudaron y empezaron a intercambiar miradas nerviosas, pero finalmente dijeron: "¡No, no hay forma de poner algo más en la olla!"

Con dramatismo el rabino levantó un dedo, luego lo fue bajando lentamente y levantó la llave ubicada en el costado de la olla, encendiendo así el calentador. "¿Ven?", dijo triunfante el rabino: "acabo de llenar la olla con el ingrediente más importante de todos, calor. Sin calor, sería como si la olla estuviera vacía".

El rabino hizo una pausa y clavó su mirada en los asombrados alumnos. "Hijos míos," continuó diciéndoles, "están por dejar mi clase y salir a vivir vidas muy activas. En el mundo que los espera afuera no podrán darse el lujo de continuar estudiando los textos sagrados todo el día. Con el tiempo, las presiones para ganarse el sustento y cuidar de la familia los irán agotando. Pero siempre recuerden esto: el trabajo material son las papas y los porotos de la vida. Vuestra espiritualidad está dada por el calor.

"Mientras no se haya encendido el fuego, la olla estará llena de distintos ingredientes. Es el calor el que los une a todos en un guiso.

"Si no mantienen una conexión espiritual, rezando cada día, estudiando los libros sagrados, centrados en el verdadero sentido de vuestras vidas, entonces terminarán como un 'cholent' frío, muy ocupados, muy saturados, pero totalmente vacíos. Si han perdido el contacto con vuestra alma, la vida de vuestra familia se resentirá, la carrera que hayan elegido será poco satisfactoria y ni siquiera estarán motivados para hacer ejercicio.

"Pero si mantienen encendido el fuego en vuestra alma, si se ajustan a una rutina diaria que alimente el espíritu, incluso si es por unos pocos minutos al día, esos pocos minutos brindarán calor e inspiración a todas vuestras otras actividades. Una conexión espiritual le infunde sentido a vuestras vidas, los mantiene apuntalados y orientados, les inspira y motiva. Impregna con un sentido de compromiso todo lo que decidan hacer y les permitirá triunfar".

"Cada uno de ustedes se preguntará," continuó diciendo el rabino, "¿cómo podré tener tiempo para todo esto? ¿Cómo podré balancear las exigencias de la vida diaria junto al desarrollo espiritual? En la observación del 'cholent' podrán encontrar la respuesta. ¿Se han dado cuenta que, aunque parecía estar llena de papas y porotos, cebada, especias y agua, la olla no se desbordó cuando le di calor?" Nunca piensen que agregar espiritualidad a vuestra planificación será demasiada carga. Por el contrario, unirá a todos los demás elementos de vuestra vida porque, en primer lugar, les hará recordar por qué hacen todas esas cosas, trabajar para vivir una vida significativa, casarse para poner de manifiesto lo mejor de cada uno de ustedes y de vuestros cónyuges, tener hijos para educarlos en los caminos del bien, mantener buen estado físico para cumplir con vuestra misión. La espiritualidad es el calor que no ocupa espacio, por el contrario, crea más espacio".

Con una bondadosa sonrisa en su rostro, el rabino terminó su despedida expresando palabras de sabiduría que creo que también pueden ser apropiadas para ti.

"Nunca deberán creer que están tan ocupados como para que no se puedan dar el lujo de concentrarse en vuestra alma. La verdad es que no pueden darse el lujo de no hacerlo. Que D-os los bendiga, que todos y cada uno de ustedes siempre sea una olla de 'cholent' caliente.

Por Aron Moss
El rabino Aron Moss enseña Cábala, Talmud y Judaísmo en general en Sydney, Australia.
© Copyright, todos los derechos reservados. Si te ha gustado este artículo, te animamos a distribuirlo, siempre y cuando cumpla con la política de derechos de autor de Chabad.org.
 E-Mail
Únete a la charla
Ordenar por:
22 Comentarios
1000 Caracteres restantes
ROSA EPELMAN ALFANO NAZERETH ILLIT, ISRAEL 27 Nov, 2012

LA VIDA ES COMO UNA OLLA DE CHOLENT mE HA DADO UNA IDEA MARAVILLOSA Y DESDE AHORA TODOS LOS SHABAT REUNIRE A TODOS MIS SERES QUERIDOS PARA COMER CHOLENT,JAMIN,PESCADO O POLLO PERO CON EL ELEMENTO PRIMORDIAL QUE ES EL AMOR QUE SIENTO POR ELLOS Reply

Hiosep pineda Bogota, D.C., Colombia 18 Nov, 2012

Cholent. Que hermosa parábola Rabi: Después de 4 meses de no abrir esta pagina, la exortación
fue inmediata, que bueno que el Eterno a equipado a hombres como Ud, (s). para alimentarnos de la rica sabia del Olivo. Gracias por tan maravillosa enseñanza.........Chalóm Reply

MARCELA VERONICA caba, argentina 28 Junio, 2012

La vida es como una olla de cholen QUE HERMOSA ENSEÑANZA. FUÉ UN SHOCK PARA MI, YA QUE DURANTE CASI DOS AÑOS PREPARÉ EL CHOLEN PARA SHABAT EN MI COMUNIDAD. ES UNA BENDICIÓN ENTENDER ESTA ENSEÑANZA!!!!SIN "EL" NO SOMOS NADA, NUESTRA VIDA ESTA VACÍA. Reply

Zuly Maritza Cálix Flores S.P.S., Cortés, Honduras 18 Junio, 2012

La vida es como una Olla de Cholent Cuán grande enseñanza, porque aun haciendo el servicio en la Obra de Di-s, tendemos a caer en monotonía y ajetreo. Todo lo demás pasará, Su AMOR por sus hijos, permanecerá. Di-s cumple con nosotros todos los días, asi que hagamos lo mismo nosotros por gratitud a EL. Reply

miriam sanchez bogota, colombia 17 Junio, 2012

LA VIDA ES COMO UNA OLLA DE CHOLENT Gracias por esta historia pues me ha dado animo para seguir avanzando en mi vida espiritual Reply

Monica Medellin, Colombia 16 Junio, 2012

la vida como una olla de cholent Magnifica historia sobre todo en estos tiempos en que los afanes del dia a dia nos consume y estamos diciendo a toda hora que no hay tiempo y no damoos tiempo a encender el fuego para obtener ese calorcito abrazador y que nos descanza. Reply

Raheli Medina Villavicencio, Colombia 15 Junio, 2012

La vida sin espiritualidad es vacia Que alegoría de la vida diaria tan exacta: es verdad que debemos esforzarnos por destinar el tiempo para buscar conectarnos con nuestro Creador por medio de los rezos sino lo hacemos nuestra vida es vacía y sin sentido, gracias por el consejo sabio Rabino, entiendo que no me debe importar lo cansada que este , el Eterno me dará fuerzas para buscarle si saco el espacio de tiempo para El. Gracias Reply

Hef-zi-bah Tampa, USA 14 Junio, 2012

La vidaes como una olla de Cholent Shalom, cuanta sabiduria a traves de un simple ejemplo. El leer su ensenanza me ha inspirado a amar a Di-s sobre todas las cosas, a ser una mejor persona, a vivir la vida poniendole el fuego del amor de Di-os, a no dejar que el afan por vivir me aleje de mi creador, si no que me ha inspirado a seguir buscando con todas mis fuerzas la presencia de Di-s en todo mi diario vivir.
Bendiciones, Reply

Maria de la Luz Flamenco Hernandez México D.F. 14 Junio, 2012

Gracias Rabi porque de una manera sencilla me hace reflexionar respecto a que todo en la vida debe tener un equilibrio, y que no debemos descuidar la parte espiritual que finalmente siendo felices en ella tendremos el equilibrio en todo lo demas Reply

Beatriz Del Canto Gordon Santiago, Chile 14 Junio, 2012

Cholent Lo cierto es, que la vida deberìa ser una olla de cholent, vale la pena dedicarle cada dìa,aparte de una oraciòn a D!s, una mirada a todo lo que ello representa, familia, amigos y sobre todo a la lectura de la Toràh. Reply

zunilda segovia ARLÖV, SUECIA 14 Junio, 2012

Que hermoso maravilloso ejemplo para todos ser simple y sencillo es bonito,me siento feliz de resibir estos mensajes,nos dan un rico ejemplo de como enfrentar la vida y sus problemas muy agradecida attentamente
zunilda segovia Reply

Osvaldo Pérez Isabela, Puerto Rico 14 Junio, 2012

olla de cholen Tremendo siempre e importante sacar tiempo para orar y leer las esccrituras.Es la mejor dirección diaria que podemos tener.Gracias por la enseñanza me gustó mucho.Yo lo practico a diario. Reply

Luz Maria Tenorio Cali , Valle del Cauca, Colombia 10 Junio, 2012

La vida es como una olla de Cholent Con esta hermosa analogia, me han recordado que no puedo dejar enfriar el calorcito que me acerca a Di-s que sabiduria tan hermosa para compartir. Reply

gustavo ernesto carnelli malka levy Ciudad Autónoma de Buenos Macris, República Argentina 10 Junio, 2012

LA VIDA ES COMO UNA OLLA DE CHOLENT Cuánta sabiduría y con qué sencillez explicada !!!! Reply

Linda Bogotá, Colombia 15 Septiembre, 2009

La vida es como una olla de cholent Mil gracias por ésta enseñanza, por mucho tiempo he permitido que mi vida se torne como la olla fria y vacía. Qué gran oportunidad, justo antes de nuestro nuevo año, decidir que nuestra vida sea distinta y comenzar encendiendo la llama que no solo dará lugar a la cocción correcta, sino que mantendrá en su punto el sabor de nuestra vida para ser completamente felices. Reply

angel andueza huanuco, peru 11 Septiembre, 2009

la olla de cholen uyyyyyyyyyyy esta bhistoria es cierta, y me gusto y ademas me dio la recete de como preparar este sabado mi olla dfe cholent,quiero mas recetas judias en el shabatt Reply

rosa epelman alfano nazereth illit, israel 11 Septiembre, 2009

la vida es como una olla de cholent la explicacion en el articulo de porque debemos encontrar el tiempo para nuestra vida espiritual es perfecta, nada tiene sentido cuando nuestra alma no esta nutrida y no tenemos conexion con Dios y todos nuestros actos se nutren de conocimientos de nuestra religion Reply

Gabriela Bravo Chavez Tijuana, Mexico 10 Septiembre, 2009

La vida es una olla de CHolent Gracias por su comentario espiritual,hoy es mi cumpleaños y fue el mejor regalo que recibí,desde hoy no permitiré que mis
ocupaciones y la rutina diaria me impidan
estar unos momentos con D-os ,¡ claro que hay espacio en mi olla de CHolent!
Muchas Gracias Reply

hilmer ramirez cordova lima, peru via jabadperu.com 10 Septiembre, 2009

gracias todo
lo que recibimos de ustedes el estudio de la tora es bueno para todos por que la verdad aun hay vacios en nuestras almas que deben ser llenadas, bueno yo trabajo varias horas pero mi error de siempre es decir '' no hay tiempo'' y ahora lo entiendo que si lo hay ,, graciasss Reply

Isaías Israel Juan L.Lacaze, URUGUAY 10 Septiembre, 2009

Cholent ...y además en mi caso le agrego pimientos, romero, perejil, orégano y cebolla picada, y resulta muy sabroso el guisado! Aún recuerdo los días de oración y devoción familiar junto a mis hijos Lorena, Facundo, Emmanuel, Isaías y mi esposa Ingrid. Al parecer todos mantenemos en el corazón y la mente aquellos momentos tan agradables y de acción de gracias en Colonia.-

Reply