Un consejo :
Ingresa tu email y recibirás todas las semanas nuestro boletín con refrescantes artículos para reflexionar y emocionarse, enriqueciendo tu vida semana a semana. Y ademas, es gratis.
¡Ahh, antes que me olvide visita nuestra pagina de Facebook!
Printed from es.chabad.org
Contáctenos

6. Cuero Negro

6. Cuero Negro

 E-Mail

No hay nada más misterioso en todas las prácticas judías que la mitzvá de tefilín. En ella está contenida la gran paradoja de un ser finito y un Di-s infinito. Usando los tefilín, usted entra en un espacio sin tiempo cada mañana. Los tefilín son un par de cajas de cuero negro conteniendo pergaminos escritos en hebreo.

Uno se ata en su cabeza y el otro en su brazo cerca del corazón. Se hace una vez por día —preferentemente durante las plegarias matutinas —mientras usted dice el pasaje llamado Shemá Israel. Lo hacen los varones judíos desde los 13 años de edad, cada día, excepto Shabat y Iom Tov.

1. Si todavía no tiene un par, consiga tefilín

2. Si tiene un par, asegúrese que estén revisados. Los rollos en el interior deben ser verificados

3. Despiértese por la mañana. O cuando quiera usted se despierte —mientras sea de día.

4. Lávese y vístase

5. Saque los tefilín de la bolsa

6. Póngase los tefilín de acuerdo a estas instrucciones.

7. Diga el Shemá Israel como está impreso en las instrucciones

8. Quítese los tefilín.

9. Envuelva los tefilín.

10. Ponga los tefilín de nuevo en la bolsa.

Tiempo total estimado (excepto el despertarse, lavarse y vestirse): 5 minutos

"Me levanto por la mañana y hago eso de los tefilín. Me siento conectado. Mi día no puede venir sin conectarme como antes de comenzar"

"Los tefilín son a la persona lo que la computadora es a la tecnología. Ambos conectan e integran funciones muy diferentes. Con la computadora usted conecta hardware. Con una persona usted está conectando una mente, un corazón y una mano —facultades que a menudo son muy dispares. La idea de los tefilín entrar al mundo como una sola persona conectada a un solo Di-s".

© Copyright, todos los derechos reservados. Si te ha gustado este artículo, te animamos a distribuirlo, siempre y cuando cumpla con la política de derechos de autor de Chabad.org.