Un consejo :
Ingresa tu email y recibirás todas las semanas nuestro boletín con refrescantes artículos para reflexionar y emocionarse, enriqueciendo tu vida semana a semana. Y ademas, es gratis.
¡Ahh, antes que me olvide visita nuestra pagina de Facebook!

Mitzvá Diaria del Rambam

Negative Commandment 181, 182, 184, 185, 183

Mostrar el texto en:

181. No Comer “Treifa”

Es la advertencia con la cual se nos previno de no comer al (animal) despedazado (treifá).

Es lo que El dijo: Carne despedazada en el campo, no comeréis.

El sentido del versículo es como mencionaron en el Mejilta, y es lo que dijeron: "(¿Por qué en el campo? Pues) el versículo habló en presente, (mencionando) el lugar donde la mayoría de los animales son despedazados".

Por tradición, empero, se nos ha legado que este versículo posee también su explicación, y ésta es así: es ésta 'carne despedazada en el campo' y en consecuencia no ha de ser comida por vosotros. Su intención, al decir esto, es que de momento que carne alguna salió de su límite (legal preestablecido), se convierte en treifá. Como ser: carne (de los sacrificios) de Santidad Mayor, si salió fuera de la Azará o carne de (los sacrificios de) Santidad Menor, si salió fuera de las murallas (de la ciudad de Jerusalén) o carne del (Sacrificio) Pascual (Korbán Pesaj), si salió del grupo; o si el feto extrajo su pata, como fue explicado en el Capítulo Cuarto (del Tratado Talmúdico) de Julín — tipos de carne estos que son llamados treifá, y quien come un kazáit de ellos recibe (la pena de) Malkut por ley de la Torá. También carne de un (animal que aún está) vivo se llama treifá, y quien lo come recibe (la pena de) Malkut.

En la Guemará (—Talmud, Tratado de) Julín dijeron: "Carne despedazada en el campo no comeréis — ésta es 'carne de un (animal que aún está) vivo' y 'carne de uno despedazado'.

El Precepto Negativo respecto de esta ordenanza, junto al precedente, ha sido reiterado ya (en la Torá) también respecto de los Sacerdotes, y es lo que El dijo respecto de ellos: Cadáver y despedazado no comerá para impurificarse con él. Repitió este Precepto Negativo respecto de ellos, porque el versículo les ordenó comer al 'ave Jatat' —y ésta es la meliká— y la meliká en la carne julín ('profana' — que no es de sacrificios) es, sin duda, nevelá y no shejitá (faenada ritualmente). Y puesto que podría ocurrírsenos que a ellos les fue permitido comer la meliká incluso en (carne) profana, y asimismo (creeríamos que les está permitida) en todo caso de faenado inválido — por ello explicó (el versículo) que ellos continúan dentro de la generalidad de los judíos en (cuanto a) la advertencia de no comer la nevelá y la treifá. Y así explicaron los Sabios — en adición a otra ley que señalaron de este versículo, cuya mención no corresponde al objeto de esta obra nuestra.

Empero, comer del animal o la bestia en que surgieron algunas de aquellas treifot que fueron aprendidas mediante alguno de los sistemas (de interpretación de la Torá) está, pues, prohibido, incluso si fue faenada adecuadamente (según el ritual). Quien la faenó adecuadamente (según el ritual) y comió de su carne — recibe (la pena de) Malkut por ley de los Sabios.

Las treifot ya te han sido explicadas en el Capítulo Tercero (del Tratado Talmúdico) de Julín. Y en este Capítulo, así como también en el último Capítulo (del Tratado Talmúdico) de Makot y en el Capítulo Primero (del Tratado Talmúdico) de Bejorot, se han explicado las leyes de estos nueve preceptos que antecedieron a éste.

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

182. No Comer un Miembro de un Animal Vivo
182. No Comer un Miembro de un Animal Vivo (“Ajilat Ever Min Hajai”)

Es la advertencia con la cual se nos previno de no comer un miembro de un (animal mientras éste aún está) vivo, vale decir: que cortemos un miembro (completo) de él y comamos un kazáit de este miembro, tal cual éste fue creado. E incluso si en él había apenas algo de carne — quien lo ingiere recibe (la pena de) Malkut.

La advertencia al respecto es lo que El dijo: No comas el alma junto con la carne.

En la expresión del Sifrí: "No comas el alma con la carne — éste es un miembro de un (animal) vivo". Y así se explicó en la Guemará (—Talmud, Tratado de) Julín. Y allí dijeron: "Si comió 'miembro de un (animal) vivo' y 'carne de un (animal) vivo' — es pasible de dos (penas de Malkut)'. Esto significa: pues son dos Preceptos Negativos. Un Precepto Negativo: no comas el alma con la carne —prohibición sobre el miembro— y el segundo Precepto Negativo: carne despedazada en el campo no comeréis, que es la prohibición de (comer) carne de un (animal) vivo, tal cual hemos explicado—.

El Precepto Negativo a estos efectos ha sido repetido ya (en la Torá) con otra expresión, y es lo que El, exaltado sea, dijo a Noaj (Noé) —al prohibirle (comer) un miembro de un (animal) vivo—: mas carne, cuya sangre está en su alma, no comeréis.

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

184. No Ingerir Sangre
184. No Ingerir Sangre (“Ajiiat Dam”)

Es la advertencia con la cual se nos previno de no ingerir la sangre.

Es lo que el, exaltado sea, dijo: Toda sangre no ingeriréis. El Precepto Negativo en este sentido ha sido repetido ya (en la Torá) en varias ocasiones.

Explicó (El) que (quien la ingiere) es (castigado) con Caret, cuando dijo: Todos los que la ingieren serán extirpados, si lo hizo adrede; si fue sin premeditación

— trae un (sacrificio) Jatat.

Las leyes de este precepto han sido explicadas ya en el Capítulo Quinto (del Tratado Talmúdico) de Keritot.

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

185. No Comer Grasas Prohibidas
185. No Comer Grasas Prohibidas (“Ajilat Jelev”)

Es la advertencia con la cual se nos previno de no comer Jélev (grasas prohibidas1) de una animal puro.

Dijo El, exaltado sea: Todo 'jélev' de buey, cordero o chivo, no comeréis. También en éste fue repetido (en la Torá) el Precepto Negativo, y explícitamente impuso sobre él el castigo de Caret.

¿Cuándo fue dicho esto? Si fue adrede; si fue sin premeditación — es pasible de traer un (sacrificio) Jatat.

Las leyes de este precepto han sido explicadas ya en el Capítulo Séptimo (del Tratado Talmúdico) de Julín.

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

183. No Comer el Nervio Ciático
183. No Comer el Nervio Ciático (“Ajilat Guid Hanashe”)

Es la advertencia con la cual se nos previno de no comer el nervio ciático (del animal).

Es lo que El dijo: Por ello, no comerán los hijos de Israel el nervio ciático.

Quien lo come íntegramente incluso si era de mínima cantidad, o come un kazáit de él — recibe (la pena de) Malkut.

Las leyes de este precepto han sido explicadas ya en el Capítulo Séptimo (del Tratado Talmúdico) de Julín.

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

Esta pagina en otros idiomas