Enter your email address to get our weekly email with fresh, exciting and thoughtful content that will enrich your inbox and your life.

Mitzvá Diaria del Rambam

Negative Commandment 106; Positive Commandment 87

Mostrar el texto en:

106. No Trocar un Animal Sagrado por otro que no lo es
106. No Trocar un Animal Sagrado por otro que no lo es (“Temura”)

Es la advertencia con la cual se nos previno de no trocar a los (animales) sagrados, y ésta es la Temurá.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: No lo trocará ni lo sustituirá.

Ya sobrevino un Precepto Negativo individual sólo para el (animal del) Diezmo. Y la razón de ello es lo que dijeron en el Sifrá: "El Diezmo ya estaba incluido (en la prohibición de sustitución). ¿Para que salió (de la generalidad, con un Precepto Negativo individual)? Para comparar (los demás) a él. Así como el Diezmo es (de las) Santidades del Altar y está prohibido sustituirlo, del mismo modo todas las Santidades acerca de las cuales advirtió (prohibiendo) su sustitución —al decir: No lo trocará— son, exclusivamente, las Santidades del Altar.

Quien sustituyó — recibe (la pena de) Malkut.

Las leyes de este precepto han sido explicadas ya en el Tratado de Temurá.

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

87. Santidad del Animal Sustituto
87. Santidad del Animal Sustituto ("Kedushat Temura")

Es el precepto con el cual se nos ordenó que (también) la Temurá sea sagrada.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: Y será él —y su sustituto— sagrado.

En su explicación dijeron al comienzo del Tratado (Talmúdico) de Temurá que lo que El, exaltado sea, dijo: No ha de trocarlo es un Precepto Negativo adosado a un Precepto Positivo. Dijeron: "¡Pero si 'trocar' es un Precepto Negativo adosado a uno Positivo!" y allí se dijo una razón más para (explicar por) qué el que troca recibe (la pena de) Malkut, a pesar de que éste es un Precepto Negativo adosado a un Precepto Positivo: "No ha de venir un Precepto Positivo y arrancar dos Preceptos Negativos". Es decir: el Precepto Negativo del 'sustituto' fue repetido dos veces —no lo trocará y no lo sustituirá—y sobrevino un único Precepto Positivo —y será él —y su sustituto— sagrado—. Ha quedado explicado, pues, lo que quisimos.

Las leyes de este precepto —es decir, cómo ha de cumplirse y cómo no, cuál es su ley y de qué modo se ofrenda— han sido explicadas ya en el Tratado (Talmúdico) de Temurá.

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

Esta pagina en otros idiomas