¡Disfruta del contenido de Jabad.com cada semana!
Encontraras respuestas a preguntas sobre nuestras tradiciones, guías para las fiestas, historias de la vida real y mucho más.
ב"ה

Mitzvá Diaria del Rambam

Day 145: Positive Commandment 140, 136, 137; Negative Commandment 224, 225, 226

Mostrar el texto en:

140. Contar los Años de la 'Shemita'
140. Contar los Años de la 'Shemita' ("Sefirat Shenei Shemita")

Es el precepto con el cual se nos ordenó contar los años desde el momento en que hemos dominado la Tierra (de Israel) y tomamos posesión de ella, (en grupos de) siete años, hasta el Año de Jubileo.

Este precepto —es decir: el conteo de los años de Shemitá—está encomendado al Tribunal —es decir; el Gran Sanhedrín—; ellos, exclusivamente, son quienes cuentan cada año de los cincuenta años, del mismo modo en que cada uno de nosotros cuenta los días del Omer.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: Y contarás para ti siete años sabáticos…

Dice el Sifrá: "Podría (yo pensar) que cuente siete Shemitot —una tras otra—y haga Año de Jubileo. Para enseñarnos (que no es así) fue dicho: siete años, siete veces. Esto (es algo que no podemos saber) hasta que se pronuncien dos versículos (y el conjunto lo enseñe); sino—no lo sabemos" Vale decir: La calidad práctica de este precepto no ha de ser comprendida salvo mediante dos versículos; o sea, que contemos los años por sí solos, y contemos también las Shemitot con ellos. Por cuanto que dijo que este concepto no ha de comprenderse salvo mediante dos versículos, se desprende en forma absoluta que es un único precepto. Pues, si hubieran sido dos preceptos —el 'conteo de años' y el 'conteo de Shemitot'—no hubiera dicho '(no lo podemos saber) hasta que se pronuncien dos versículos', ya que así, de dos versículos, se aprenden todos (los casos de) dos preceptos, tal como todo precepto (se aprende) de su propio versículo. Nunca se dice 'Esto, hasta que se pronuncien dos versículos' salvo en un único precepto —cuando el conocimiento cabal de sus leyes no se aprende sino de dos versículos— tal como (la ley de) el Primogénito, acerca del cual dijo el versículo: Todo primogénito de matriz es para Mí; este versículo por sí solo señala que el primogénito es para Di-s, tanto varón como mujer; sobrevino otro versículo: Los varones para Di-s, versículo éste que por sí solo señala que todo varón es para Di-s, sea primogénito o no; mas, de los dos versículos se ha alcanzado el concepto del precepto: que sólo se trata del primogénito varón, según han explicado en el Mejilta.

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

136. Consagración del Año 50º
136. Consagración del Año 50º ("Iovel")

Es el precepto con el cual se nos ordenó santificar al año cincuenta, es decir, cesar en él de toda labor de la tierra —tal como en el año de Shemitá—.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: Y santificaréis al año que es año cincuenta.

En la explicación dijeron: "Tal como fue dicho respecto de Sheviít así fue dicho respecto del Iovel". Vale decir: igualó a ambos con un Precepto Positivo, del mismo modo en que el versículo igualó a ambos con un Precepto Negativo, como he de explicar.

Las leyes del año de Iovel y del año de Shemitá —en lo que hace al cese de la labor de la tierra y la enajenación de todo lo que crece—, son idénticas. Estas dos cosas (—cese del trabajo y enajenación de los frutos—) las incluye en lo que El dijo: Y santificaréis al año que es año cincuenta.

Ya explicó el versículo que el concepto de 'santidad', en ellos, consiste en que sus frutos y su producto sean enajenados. Y dijo: pues 'Iovel' es él, sagrado será para vosotros, del campo comeréis su producto.

Este Iovel rige sólo en la Tierra (de Israel), a condición de que cada Tribu esté establecida en su lugar—es decir, en su parte de la Tierra de Israel— y no estén mezcladas una con la otra.

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

137. Preceptos del Año de Jubileo

Es el precepto con el cual se nos ordenó sonar el Shofar (—cuerno de carnero—) en el décimo (día del mes) de Tishrei de este año, y proclamar en toda nuestra tierra acerca de la libertad para los esclavos y la salida a la libertad de todo esclavo hebreo, sin pago monetario, en este día, es decir: el diez de Tishrei.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: Y harás pasar el son del Shofar en el séptimo mes, en el décimo del mes; en Iom Kipur haréis pasar el (son del) Shofar por toda vuestra tierra, y dijo El: Y proclamaréis emancipación en la tierra para todos sus habitantes.

Ya se ha explicado que "el Año de Jubileo se equipara a Rosh Hashaná para el sonar (del Shofar) y para las bendiciones". Y las leyes de sonar el Shofar en Rosh Hashaná ya han sido explicadas en el Tratado (Talmúdico) de Rosh Hashaná.

Es sabido que este sonar (del Shofar) del Año de Jubileo es sólo para difundir la liberación y que es parte de la proclama. Es lo que El dijo: Y proclamaréis emancipación en la tierra. Mas su concepto no es como el sonar (del Shofar) en Rosh Hashaná, (sonidos estos) que son 'memorial ante Di-s', en tanto que estos son para la liberación de los esclavos, como hemos explicado.

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

224. No Trabajar la Tierra en el Año de Jubileo
224. No Trabajar la Tierra en el Año de Jubileo (“Avodat Haaretz Baiovel”)

Es la advertencia con la cual se nos previno de no trabajar la tierra en el Año de Jubileo, y es lo que El dijo respecto de éste: No sembrarán, tal como dijo en (referencia al año de) Shemitá: No sembrarás tu campo.

Tal como en el año de Shemitá están prohibidas tanto la labor de la tierra como la labor del árbol, lo mismo ocurre en el Año de Jubileo. Esa es la razón por la cual dijo no sembrarán —una expresión general—: para abarcar a la tierra y al árbol.

También quien transgrede éste (Precepto Negativo) — recibe (la pena de) Malkut.

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

225. No Cosechar lo que Crece por si Mismo en el Año de Jubileo
225. No Cosechar lo que Crece por si Mismo en el Año de Jubileo (“Ketzirat Ma Shehitzmiaj Meatzmo Baiovel”)

Es la advertencia con la cual se nos previno de no cosechar tal como en otros años lo que crece por sí mismo en el Año de Jubileo, como hemos explicado en el (Precepto del) Séptimo Año.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: Y no cosecharán lo que ha crecido solo de ella.

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

226. No Recolectar los Frutos del Árbol en el Año de Jubileo
226. No Recolectar los Frutos del Árbol en el Año de Jubileo (“Asifat Hapeirot Baiovel”)

Es la advertencia con la cual también se nos previno de no recolectar, tal como los recolectamos en los demás años, los frutos del árbol en el Año de Jubileo.

Es lo que El dijo: y no vendimiarán aquello de ella de lo que se han apartado, como hemos explicado en (relación con) el Séptimo Año.

Dijeron en el Sifrá: "No cosecharán y no vendimiarán tal como fue dicho en el Séptimo Año, así fue dicho en el Año de Jubileo". Vale decir: que la ley en todos estos Preceptos Negativos es idéntica.

Todas las leyes de Shemitá —el Séptimo Año— y Iovel —el Año de Jubileo—, son obligatorias sólo en la Tierra de Israel.

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

Esta pagina en otros idiomas