Enter your email address to get our weekly email with fresh, exciting and thoughtful content that will enrich your inbox and your life.

Mitzvá Diaria del Rambam

Negative Commandment 75, 76; Positive Commandment 24; Negative Commandment 69, 70, 71

Mostrar el texto en:

75. Que el Sacerdote Impuro no Rinda Servicio en ese Estado
75. Que el Sacerdote Impuro no Rinda Servicio en ese Estado (“Avoda Betuma”)

Es la advertencia con la cual se previno al sacerdote impuro de que no rinda servicio mientras está impuro.

Es lo que El, exaltado sea, dijo a los sacerdotes:

(Habla a Aharón y a sus hijos) que se aparten de las santidades de los hijos de Israel, y no profanarán Mi santo Nombre.

En el Capítulo Noveno (del Tratado Talmúdico) de Sanhedrín dijeron: "¿De dónde (sabemos) que un impuro que rindió servicio es (penado) con la muerte? Dado que está escrito: Habla a Aharón y a sus hijos que se aparten... y no profanarán, y en otro lugar dijo (El): Y morirán porque las han profanado — tal como aquella profanación es (penada) con la muerte, del mismo modo (es con) lo que El dijo aquí, y no profanarán Mi santo Nombre, si lo hicieron y rindieron servicio en (estado de) impureza — merecen la muerte a manos del Cielo.

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

76. Que el Sacerdote ‘Tevul Iom’ no Rinda Servicio Antes de Caer la Noche
76. Que el Sacerdote ‘Tevul Iom’ no Rinda Servicio Antes de Caer la Noche (“Avodat Tevul Iom”)

Es la advertencia con la cual se previno al sacerdote tevúl iom de no rendir servicio, pese a que ya se purificó, hasta tanto no caiga el sol.

Es lo que El, exaltado sea, dijo a los sacerdotes: Y no profanarán el Nombre de su Señor.

Quien transgrede este Precepto Negativo — es decir, el tevúl iom que rindió servicio— es pasible de (la pena de) muerte a manos del Cielo.

Sobre éste (—el tevúl iom—) no se dijo versículo explícito en la Torá, sino que se trata de una interpretación recibida.

En el Capítulo Noveno (del Tratado Talmúdico) de Sanhedrín, como interpretación de lo que El, exaltado sea, dijo: Santos serán para su Señor, y no profanarán el Nombre de su Señor, dijeron: "Si no es tema (que sea aplicable) al impuro —pues (la ley de su caso) ya ha sido explicada (por otro versículo)— ponlo por tema (aplicable) al tevúl iom que rindió servicio, y aprende 'profanación' de 'profanación'". Y allí lo nombraron entre los que merecen (la pena de) muerte (por mano Divina).

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

24. Lavado de los Sacerdotes antes de su Ingreso al Santuario
24. Lavado de los Sacerdotes antes de su Ingreso al Santuario ("Kidush Iadaim Veraglaim")

Es el precepto con el cual se ordenó (solamente) a los Sacerdotes lavar sus manos y pies en toda oportunidad en que precisen ingresar al Atrio (del Templo) o se aproximen para el servicio. Este es el precepto de 'santificación de manos y pies'

Es lo que El, exaltado sea, dijo: Y de él lavarán Aharón y sus hijos sus manos y sus pies cuando vengan al 'Ohel Moed'.

Por la transgresión a este Precepto Positivo (el Sacerdote) es pasible de (la pena de) muerte a manos del Cielo. Es decir: el sacerdote que rindió servicio en el Santuario, si no lavó (sus) manos y pies, es pasible de (pena de) muerte a manos del Cielo. Y es lo que El, exaltado sea, dijo: Lavarán con agua y no morirán.

Las leyes de este precepto, íntegramente, han sido explicadas ya en el Capítulo Segundo (del Tratado Talmúdico) de Zebajím.

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

69. Que un Sacerdote Defectuoso no Ingrese al Santuario
69. Que un Sacerdote Defectuoso no Ingrese al Santuario (“Kenisat Kohen Baal Mum”)

Es la advertencia con la cual se previno al sacerdote defectuoso de no ingresar al Heijál en general, es decir, (el lugar donde se alza) el Altar, entre el ulám y el Altar, y (entre) el ulám y el heijál.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: mas, hasta la cubierta (del Arca) no vendrá, y al Altar no se acercará.

Ya se explicó al comienzo (del Orden Talmúdico) de Toharot que los defectuosos y quienes lleven el cabello desgreñado tienen prohibido el ingreso (al sector comprendido) entre el ulám y el Altar, incluyendo todo el heijál.

También se explicó en el Sifrá que estos dos Preceptos Negativos —es decir: (1) hasta la cubierta (del Arca) no vendrá, y (2) al Altar no se acercará— no bastarían uno sin el otro, y ambos son complemento necesario para la integridad del concepto, esto es, la delimitación del lugar al que tienen prohibido ingresar.

Quien adrede ingresó más allá del Altar, aun sin intención de (rendir) servicio, recibe la pena de Malkut.

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

70. Que un Sacerdote Defectuoso no Rinda Servicio en el Santuario
70. Que un Sacerdote Defectuoso no Rinda Servicio en el Santuario (“Avodat Kohen Baal Mum”)

Es la advertencia con la cual se previno al defectuoso de no hacer servicio (en el Santuario).

Es lo que El, exaltado sea, dijo: (Hombre...) que tenga defecto, no se acercará. La intención: que no se acerque al servicio.

Cuando el defectuoso rinde servicio, recibe (la pena de) Malkut.

Y así dijeron en Sifrá: "El defectuoso no es (penado) con la muerte, sino con Malkut".

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

71. Que un Sacerdote Temporariamente Defectuoso no Rinda Servicio en el Santuario
71. Que un Sacerdote Temporariamente Defectuoso no Rinda Servicio en el Santuario (“Avodat Kohen Baal Mum Over”)

Es la advertencia con la cual se previno al (kohén) que tiene un defecto pasajero de rendir servicio (en el Santuario) todo el tiempo que tenga el defecto.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: Todo hombre que tenga defecto, no se acercará.

En la expresión del Sifrá: "(De lo que está escrito:) que tenga defecto — no tengo (indicio) sino de (que le está vedado el servicio a aquél) que tiene un defecto permanente. (Quien tiene) un defecto pasajero, ¿de dónde (sé que tampoco puede rendir servicio)? Para enseñárnoslo fue dicho: Todo hombre que tenga defecto, no se acercará.

También él, si transgredió y rindió servicio poseyendo defecto, recibe (la pena de) Malkut.

Las leyes de este precepto —los defectos pasajeros y los defectos permanentes del hombre— han sido explicadas ya en el Capítulo Séptimo (del Tratado Talmúdico) de Bejorot.

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

Esta pagina en otros idiomas