Enter your email address to get our weekly email with fresh, exciting and thoughtful content that will enrich your inbox and your life.

Mitzvá Diaria del Rambam

Positive Commandment 150, 151, 152; Negative Commandment 172, 174

Mostrar el texto en:

150. Señales de 'Kashrut' en los Seres Voladores
150. Señales de 'Kashrut' en los Seres Voladores ("Simanei Of")

Es el precepto con el cual se nos ordenó (revisar) las señales de los seres voladores, y consiste en que sólo algunas especies de ellos estarán permitidas (comer). Las señales de los seres voladores no fueron estipuladas en la Torá sino que han sido obtenidas mediante el análisis: cuando meditamos acerca de todas las especies que, una a una, su prohibición fue explicada (en la Torá), encontramos en ellas elementos que las agrupan, y éstas son las señales del ser volador impuro.

Esto, el que se nos haya encomendado juzgar a los seres voladores y decir: 'Este es impuro y éste es puro'

— constituye un Precepto Positivo.

En expresión del Sifrí: "Todo ser volador puro comerán — éste es un Precepto Positivo".

Ha quedado aclarado, pues, aquello que hemos señalado.

Las leyes de este precepto han sido explicadas ya en el Tratado (Talmúdico) de Julín.

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

151. Señales de 'Kashrut' en las Langostas
151. Señales de 'Kashrut' en las Langostas ("Simanei Jagavim")

Es el precepto con el cual también se nos ordenaron las señales de (kashrut en) las langostas, y son aquellas enunciadas explícitamente en la Torá: Que tiene rodillas por encima de sus patas.

El concepto de este precepto es como hemos explicado en el precepto precedente, y el versículo que fuera dicho a su respecto es lo que El dijo: Este comeréis, de todos los insectos voladores.

Las leyes de este precepto han sido explicadas ya en el Capítulo Tercero del Tratado (Talmúdico) de Julín.

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

152. Señales de 'Kashrut' en los Seres Acuaticos
152. Señales de 'Kashrut' en los Seres Acuaticos ("Simanei Daguim")

Es el precepto con el cual se nos ordenaron las señales de (de kashrut en) los seres del agua: son las especificadas en la Torá al decir El: Esto comeréis de todo lo que hay en el agua.

En su explicación dijeron en la Guemará (—Talmud, Tratado de) Julín: "Quien come un ser del agua impuro, transgrede un Precepto Positivo y uno Negativo". Pues de lo que dijo 'come éste' — oigo yo que otro, fuera de él, no comerás; y un Precepto Negativo que surge de uno Positivo — es un Precepto Positivo.

Ha quedado aclarado, pues, que Su decir esto comeréis, es un Precepto Positivo.

El concepto, al decir nosotros que es un Precepto Positivo, es que, tal como te he señalado, se nos ha ordenado juzgar mediante estas señales y diremos:

'Este está permitido comerlo, y éste no está permitido', tal como explicó el versículo al decir: Y separaréis entre el animal puro y el impuro... y la separación no ha de ser sino mediante las señales. De allí que cada especie, de estas cuatro clases de señales, constituye un Precepto individual, vale decir: las señales de los animales y las bestias, las señales de los seres voladores, las señales de las langostas y las señales de los seres acuáticos; y ya hemos aclarado su expresión, (en el sentido de) que han llamado a cada uno 'Precepto Positivo', individualmente.

También las leyes dé este precepto —es decir: las señales de los seres acuáticos— han sido explicadas ya en el Capítulo Tercero del Tratado (Talmúdico) de Julín.

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

172. No Comer Animales o Bestias Impuras
172. No Comer Animales o Bestias Impuras (“Ajilat Behema Vejaia Temea”)

Es la advertencia con la cual se nos previno de no comer animal impuro o bestia impura.

Es lo que El dijo: Mas a estos no comeréis de los rumiantes... al camello, al cerdo, a la liebre y al conejo.

Con respecto a los demás animales impuros no se ha pronunciado un Precepto Negativo textual. Sin embargo, de lo que El dijo: (Y) todo animal de pezuña hendida, que rumía de entre los animales, a él comeréis, supimos que se nos ha advertido respecto de la consumición de todo el que carece de las dos señales simultáneamente (—rumia y pezuña hendida—), sólo que es un Precepto Negativo que surge de un Precepto Positivo, del que se explicó que constituye un Precepto Positivo. Y por regla tenemos que un Precepto Negativo que surge de un Precepto Positivo es un Precepto Positivo, y por (la transgresión de) él no se recibe (la pena de) Malkut.

No obstante, se nos prohibieron los demás animales y bestias impuros, y nos hemos hecho pasibles de Malkut por su ingestión, mediante un kal vajomer. Pues decimos: 'si por el cerdo y el camello, que poseen una única señal de pureza — se recibe (la pena de) Malkut por (la transgresión cometida con) ellos, con más razón entonces por el resto de los animales y bestias que no tienen señal de pureza alguna en absoluto — que se recibe por (la transgresión cometida con) ellos (la pena de) Malkut'.

Oye la expresión del Sifrá respecto de todo esto:

Dijeron: "a él comeréis — él (que) sea comido, pero el animal impuro no es (permitido) para comida. Tengo únicamente (indicio) de que (transgrede, al comerlo,) un Precepto Positivo; (que transgrede) un Precepto Negativo, ¿de dónde (lo sé)? Para enseñárnoslo fue dicho: mas a estos no comeréis de los rumiantes. (De allí) sólo tengo (indicio) de estos exclusivamente — (para) los demás animales impuros, ¿de dónde (sé)? Pues es ley (lógica): si estos, que poseen señal de pureza, comerlos está (prohibido) por un Precepto Negativo, (entonces) los demás animales impuros, que carecen de señal de pureza, ¿no es con más razón que (quien los come) es (transgresor) por un Precepto Negativo? Resulta (en definitiva): (la prohibición de) el camello, la liebre, el conejo y el cerdo — (surge directamente) del versículo; (la de) el resto de los animales impuros — (surge) del kal vajomer. Y resulta que su Precepto Positivo (surge) del versículo, y su precepto Negativo (surge) del kal vajomer. Sólo que este kal vajomer viene simplemente a dárnoslo a conocer, tal como dijeron respecto de 'su hija", según hemos de explicar en su lugar.

En consecuencia, quienquiera come un kazáit de la carne de un animal o bestia impura, de cualquier especie de estos que fuere, recibe (la pena de) Malkut por ley de la Torá; sábelo.

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

174. No Comer Seres Voladores Impuros
174. No Comer Seres Voladores Impuros (“Ajilat Of Tame”)

Es la advertencia con la cual se nos previno de no comer seres voladores impuros.

Es lo que El dijo acerca de esas especies: Y a estos, de todos lo seres voladores, abominaréis; no serán comidos.

También quien come un kazáit de su carne — recibe (la pena de) Malkut.

Las leyes de este precepto, junto a las de los dos que le preceden, han sido explicadas ya en el Capítulo Tercero (del Tratado Talmúdico) de Julín.

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

Esta pagina en otros idiomas