Enter your email address to get our weekly email with fresh, exciting and thoughtful content that will enrich your inbox and your life.

Mitzvá Diaria del Rambam

Positive Commandment 23; Negative Commandment 72; Positive Commandment 32, 36

Mostrar el texto en:

23. Que los Levitas Cumplan ciertas Labores Específicas
23. Que los Levitas Cumplan ciertas Labores Específicas ("Avodat Haleviim")

Es el precepto con el cual se ordenó trabajar en el Santuario, en labores determinadas —como ser la clausura de los Portones y la entonación del Cántico en el momento del Sacrificio, — a los Levitas únicamente.

Es lo que El dijo: Y servirá él, el Levita, el servicio del 'Ohel Moed'.

Dice el Sifrí: "Oigo yo que si quiso — que sirva; y si no quiso — que no sirva. Para enseñarnos (que no es así) fue dicho: Y servirá él, el Levita — a la fuerza". Vale decir, ésta es una obligación (impuesta) sobre él, y un precepto impuesto a él por deber.

Ya se ha explicado en algunos lugares de (los Tratados de) Tamid y Midot cuál es este servicio de los Levitas. .También se ha explicado en el Capítulo Segundo (del Tratado Talmúdico) de Arajín que no entonan el Cántico salvo los Levitas. La ordenanza de este precepto ya ha sido repetida (en la Torá) con otra expresión: Y servirá en nombre del Señor, su Di-s, tal como todos sus hermanos los Levitas; y dijeron en el Capítulo Segundo (del Tratado Talmúdico) de Arajín: "¿Cuál es servicio 'en nombre del Señor'? Di, pues: éste es el Cántico".

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

72. No Intercambiar entre si, Sacerdotes y Levitas, las Labores que les han sido Destinadas
72. No Intercambiar entre si, Sacerdotes y Levitas, las Labores que les han sido Destinadas (“Isuk Beavoda Meiujedet Lezulato”)

Es la advertencia con la cual se advirtió a los Levitas de que no se dedicaran a ninguna labor de las labores específicas a los sacerdotes, y los sacerdotes (fueron advertidos de) que no se dedicaran a ninguna labor de las labores específicas a los Levitas, pues estas dos familias —es decir, los sacerdotes y los levitas— poseen, cada una de ellas, una labor específica en el Santuario.

En consecuencia, sobrevino de El la advertencia a ambos conjuntamente, que una no sirva con la labor de la otra, sino que cada grupo (debe dedicarse) con lo que le fue encomendado a él, como dijo El: Cada hombre sobre su labor y sobre su carga.

La expresión del Precepto Negativo que devino para ellos es lo que El, exaltado sea, dijo a los Levitas: Mas a los enseres sagrados y al Altar no se acercarán y (así) no morirán.

Luego volvió a hablar a los sacerdotes y dijo: ...y no morirán, ni ellos ni vosotros. Vale decir que (las palabras) ni vosotros (significan: 'se os) incluye a ustedes en este Precepto Negativo. Tal como Yo les advertí (a los levitas) que no se dedicaran a vuestro servicio —y éste es: los enseres sagrados y el Altar—, así estáis advertidos vosotros (los sacerdotes) de no dedicaros a sus labores'.

En la expresión del Sifrí: "Mas a los enseres sagrados y al Altar no se acercarán — (es la) advertencia: y no morirán — (es el) castigo. No tengo (de aquí indicio) salvo de que los Levitas son castigados y están advertidos por las labores de los sacerdotes. (De que también lo están) los sacerdotes por las labores de los Levitas ¿de dónde (lo se)? Para enseñárnoslo fue dicho: ni ellos. (Y) de una labor (específica) a otra, ¿de dónde (sé que hay advertencia y castigo)? Para enseñárnoslo fue dicho: ni vosotros. (Sucedió una vez que) quiso Rabí Iehoshúa, hijo de Jananiá, ayudar a (su colega) Rabí Iojanán, hijo de Gurgada. Díjole (el segundo): '¡Regresa hacia atrás! Ya te haces pasible por tu vida; pues yo soy de los Porteros y tú de los Cantores"

Se te ha explicado, pues, que todo Levita que se aboca a una labor que no les es específica — es pasible de (la pena de) muerte por Mano Celestial.

Tampoco los sacerdotes han de acercarse a las labores de los Levitas, mas si transgredieron no son (castigados) con la muerte sino con Malkut.

En el Mejiltá: "mas a los enseres sagrados y al Altar no se acercarán — Podría (yo pensar) que si tocaron serían pasibles (de pena). Para enseñarnos (que no es así) fue dicho: mas — por el servicio (que no les corresponde) son pasibles (de pena, mas no por el contacto). No tengo (indicio) mas que (para prohibir) a los Levitas por (la labor de) los sacerdotes. (Para castigar a) los sacerdotes por (la labor de) los Levitas, ¿de dónde (lo se)? Para enseñárnoslo fue dicho: ni ellos ni vosotros". Y allí fue dicho: "Los Levitas, por (realizar labores que corresponden ser desempeñadas por) los sacerdotes— (son penados) con muerte; los sacerdotes, empero, por (realizar labores que corresponden ser desempeñadas por) los Levitas — sólo (transgreden) un Precepto Negativo".

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

32. Honrar a los Descendientes de Aharon Hakohen

Es el precepto con el cual se nos ordenó engrandecer a la simiente de Aharón, honrarlos, enaltecerlos y atribuirles virtudes de santidad y honra; e incluso si se negasen a ello — no hemos de oírles, todo ello en aras de honra a Di-s, exaltado sea, por cuanto los tomó para Su servicio y la ofrenda de Sus sacrificios.

Es lo que El dijo: Y lo santificarás, pues el pan de tu Di-s él ofrenda; sagrado será para ti.

Sobrevino como explicación: "Y lo santificarás — para toda cosa sacra: para comenzar primero [en la (lectura de la) Torá, para bendecir primero, y para tomar una buena porción primero". También en la expresión del Sifrá: "Y lo santificarás — contra su voluntad"; vale decir, que este precepto nos ha sido ordenado a nosotros y no depende de la voluntad del Sacerdote. Y así dijeron: "Sagrados serán para su Di-s — contra su voluntad; Y serán sagrados — (viene) para incluir a los (Sacerdotes) que poseen defectos". Que no digamos: puesto que éste no es adecuado para ofrendar el pan de su Di-s, ¿por qué hemos de considerarlo mejor y brindarle gloria y grandeza? Por ello dijo: Y serán sagrados — la simiente honrada toda: íntegro y defectuoso.

Las condiciones que les corresponden—y es entonces cuando se debe actuar con ellos de este modo—ya han sido explicadas en lugares dispersos en la Guemará (—Talmud, Tratados de) Makot, Julín, Bejorot, Shaba y demás.

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

36. Turnos Sacerdotales
36. Turnos Sacerdotales ("Mishmarot")

Es el precepto con el cual se nos ordenó que los Sacerdotes hagan el servicio por turnos. Es decir: que en cada semana sirva un turno y que la mano de todos no esté entremezclada salvo en las (Tres) Peregrinaciones solamente, cuando todos los turnos trabajan por igual y todo el que viene (tiene derecho a hacer la) ofrenda.

Ya fue explicado en Crónicas que (el Rey) David y (el Profeta) Samuel los dividieron y los constituyeron en veinticuatro turnos.

Se explicó en (el Tratado Talmúdico de) Sucá, que en las (Tres) Peregrinaciones, el derecho de todos es igual.

El versículo que fue dicho respecto de este precepto es lo que El dijo: Y cuando ha de venir el Levita.., y vendrá con todo el anhelo de su alma... y servirá en nombre del Señor, su Di-s, tal como todos sus hermanos —los Levitas— que allí se yerguen delante del Señor; por partes iguales comerán.

Dice el Sifrí: "Y vendrá con todo el anhelo de su alma — podría (yo pensar) que (así es) siempre. Para enseñarnos (que no es así) fue dicho: De uno de tus portones — en el momento en que todo Israel se halla reunido en un mismo portón, en las Tres Peregrinaciones. Podría (yo pensar) que todos los turnos son iguales (para tomar parte) en las ofrendas de la Peregrinación que no vienen en virtud de la Peregrinación. Para enseñarnos (que no es así) fue dicho: A excepción de (las porciones que les corresponden por) su venta ancestral. ¿Qué es lo que los ancestros vendieron unos a otros? 'Tú en tu semana y yo en mí semana". Es decir, su acuerdo respecto del orden de los turnos de servicio: cada semana — su turno. Y así también lo interpretó el Targúm: "A excepción del turno cuya semana llega, pues así fijaron sus padres"

Las leyes de este precepto han sido explicadas ya al final de la Guemará (—Talmud, Tratado de) Sucá.

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

Esta pagina en otros idiomas