Enter your email address to get our weekly email with fresh, exciting and thoughtful content that will enrich your inbox and your life.

Mitzvá Diaria del Rambam

Negative Commandment 94, 95, 96, 97; Positive Commandment 86

Mostrar el texto en:

94. No Incinerar las Partes de los Defectuosos
94. No Incinerar las Partes de los Defectuosos (“Bal Taktir Eimurei Baal Mum”)

Es la advertencia con la cual se nos previno de no incinerar (sobre el Altar) las partes de los (animales) que tienen defectos.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: Y ofrenda ígnea no daréis de ellos sobre el Altar.

En expresión del Sifrá: "Y ofrenda ígnea no daréis de ellos — estos son los cebos. No daréis — no tengo (de aquí indicio) sino para (la prohibición de incinerarlos) todos; ¿de dónde (sé que también esta prohibido hacerlo con) siquiera parte de ellos? Para enseñármelo fue dicho: de ellos — siquiera parte de ellos".

Te ha sido explicado, pues, que quien ofrenda (animal) defectuoso, viola cuatro Preceptos Negativos. ¿Cuándo se dijo esto? Si hacemos del incinerado de las partes un (único) Precepto Negativo. Pero si los hiciéramos dos Preceptos Negativos como lo hace este Taná (del Sifrá) que habla aquí — habrá violado cinco Preceptos Negativos, pues (este Taná) hace del incinerado parcial de las partes un concepto, y (del incinerado) de todas otro concepto, tal como dijo "de ellos — siquiera parte de ellos", pese a que se trata de un (único) Precepto Negativo.

De esto resulta que este Taná sostiene que se recibe (la pena de) Malkut por un Precepto Negativo Global. Por eso dijo el Sifrá: "Quien consagra (animal) defectuoso al Altar transgrede cinco Preceptos Negativos: 1) bal takdish ('no consagrar'), 2) bal tishjot ('no faenar'), 3) bal tizrok et hadám ('no verter la sangre'), 4) bal taktir et hajélev ('no incinerar el cebo') y 5) bal taktir miktzató ('no incinerar parte de él')".

En la Guemará (—Talmud, Tratado de) Temurá dijeron: "Quien ofrenda partes de (animales) defectuosos sobre el Altar: Dijo Abaié: recibe (la pena de) Malkut por (violar) bal taktir kuló ('incinerarlo todo') y por bal taktir miktzató ('incinerar parte de él'). Rabá dijo: no se recibe Malkut por (violar) un Precepto Negativo Global. Preguntaron (a Rabá, citando del Sifrá): 'Quien consagra (animal) defectuoso al Altar transgrede cinco prohibiciones' — ¡vemos, pues, que sí se recibe Malkut por (violar) un Precepto Negativo Global! Y Rabá quedó refutado".

Te ha sido explicado, pues, que aquél (Taná) que dice "viola cinco (Preceptos Negativos)", (lo hace porque considera) que se convierten en cinco conforme su opinión de que se recibe Malkut por (violar) un Precepto Negativo Global; por eso cuenta al Precepto Negativo que engloba a (el incinerado de) todo y (al de) cada una (de sus partes) como dos conceptos. Esto es célebre como opinión de Abaié en todo lugar, como hemos explicado en el Noveno de los Fundamentos que han precedido a esta obra.

Para Rabá, empero, quien dice que no se recibe Malkut por (violar) un Precepto Negativo Global, no será pasible sino de un (único) Malkut por el incinerado, como se mencionara.

Ya tenemos por explicado entre nosotros que la norma correcta es que no se recibe Malkut por (violar) un Precepto Negativo Global, como se explicara en la Guemará (—Talmud, Tratado de) Sanhedrín, como hemos ejemplificado en el Noveno Fundamento. Por lo tanto, serán cuatro Preceptos Negativos solamente, conforme explicó el versículo.

Resulta, entonces, que quien consagró y ofrendó (un animal) defectuoso — recibe cuatro (penas de) Malkut por (violar) estos cuatro Preceptos Negativos, como hemos explicado.

Todos estos Preceptos Negativos fueron estipulados en (el caso de animales de) defectos permanentes, como ejemplificara (el versículo) al decir: sarúa, kalut, maúj, jatut, natúk, vejarút — todos estos defectos permanentes.

Todos los defectos del animal, el permanente y el pasajero, se explicaron ya en el Capítulo Sexto de Bejorot. Asimismo, se explicaron las leyes de estos cuatro Preceptos Negativos particulares a la ofrenda del (animal) defectuoso en lugares dispersos del Tratado de Zevajím y el Tratado de Temurá.

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

95. No Ofrendar Defectuosos Pasajeros
95. No Ofrendar Defectuosos Pasajeros (“Bal Takriv Baal Mum Over”)

Es la advertencia con la cual se nos previno de no ofrendar (sobre el Altar) al (animal) que tiene defecto pasajero.

Es lo que El dijo en Mishné Torá: No sacrificarás para Di-s, tu Señor, buey o chivo que tenga en él defecto... Y en el Sifrí se explicó que el versículo habla de (animales con) defectos pasajeros.

También por éste recibe (la pena de) Malkut, si transgredió y lo ofrendó.

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

96. No Ofrendar Sacrificios de Gentiles si Tienen Defecto
96. No Ofrendar Sacrificios de Gentiles si Tienen Defecto (“Hakravat Baal Mum Shel Goi”)

Es la advertencia con la cual se nos previno de no ofrendar los sacrificios de los gentiles si estos tienen defectos. Que no digamos: puesto que es un gentil, que sea ofrendado por él un (animal) defectuoso.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: Y de manos del hijo de un ajeno, no ofrenden el pan de vuestro Señor de todos estos.

Quien transgredió y lo ofrendó — también recibe (la pena de) Malkut.

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

97. No Poner Defecto en los Sacrificios
97. No Poner Defecto en los Sacrificios (“Netinat Mum Bakodashim”)

Es la advertencia con la cual se nos previno de no poner defecto en las Santidades, y es lo que se llama 'matil mum bakodashím'.

Todo el que pone defecto en las Santidades, recibe (la pena de) Malkut, a condición de que esto sea (hecho) en la época en que el Gran Templo está en pie, cuando sería válido como sacrificio (de no ser por el defecto), como se explicó en la Guemará (—Talmud, Tratado de) Avodá Zará.

Sobrevino al respecto el Precepto Negativo al decir El, en relación con el sacrificio: Todo defecto no habrá en él.

En expresión del Sifrá: "Todo defecto no habrá en él — no pongas en él defecto".

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

86. Redimir las Santidades que han Contraido Defecto
86. Redimir las Santidades que han Contraido Defecto ("Pdiat Baalei Mumim")

Es el precepto con el cual se nos ordenó rescatar de las Santidades aquella en que surgió defecto, la que saldrá a lo profano y está permitido faenarla y comerla.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: Mas, acorde a la bendición del Señor, tu Di-s, faenarás y comerás carne según desee tu alma. En expresión del Sifrí: "Mas, faenarás... según desee tu alma — no habla de otra cosa que de las Santidades invalidadas, que sean rescatadas".

Las leyes de este precepto —es decir: el rescate de las Santidades— han sido explicadas ya en los Tratados (Talmúdicos) de Bejorot y Temurá, y en algunos lugares de (los Tratados Talmúdicos de) Julín, Arajín y Meilá.

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

Esta pagina en otros idiomas