Enter your email address to get our weekly email with fresh, exciting and thoughtful content that will enrich your inbox and your life.

Mitzvá Diaria del Rambam

Negative Commandment 315, 281, 316

Mostrar el texto en:

315. No Maldecir al Juez
315. No Maldecir al Juez ("Kilelat Daian")

Es la advertencia con la cual se nos previno de no maldecir al juez.

Es lo que El dijo: Elokím no maldigas.

Quien transgrede este Precepto Negativo — recibe (la pena de) Malkut.

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

281. Prohibición —Para el Juez— de Oír a uno de los Litigantes en Ausencia del Otro
281. Prohibición —Para el Juez— de Oír a uno de los Litigantes en Ausencia del Otro ("Shema Shav Lashofet')

Es la advertencia con la cual se previno al juez de no escuchar las palabras de uno de los litigantes si no es delante de su rival.

Es lo que El dijo: No aceptes un falso reporte; pues, por lo general, las palabras del litigante en ausencia de su rival serán falsas. Es por ello que se advirtió al juez de no escuchar aquellas palabras a fin de que en su entender no se forme una concepción incorrecta y falsa.

Dice el Mejilta: "No aceptes un falso reporte — es advertencia para el juez, que no oiga (las palabras) de un litigante hasta que su litigante (rival) no esté con él; y es advertencia para el litigante, que no haga oír sus palabras al juez hasta tanto su compañero no esté con él".

Como advertencia de esto mismo dijo El: De la cosa mentirosa, aléjate, según se explicó en el Capítulo Cuarto (del Tratado Talmúdico) de Shevuot.

Además dijeron, como incluido en este Precepto Negativo: "(Es) advertencia para el que cuenta chismería maliciosa, el que recibe (—escucha—) chismería maliciosa, y el que presta falso testimonio", como fue explicado en (el Tratado Talmúdico de) Makot.

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

316. No Maldecir al Líder
316. No Maldecir al Líder ("Kilelat Nasi")

Es la advertencia con la cual se nos previno de no maldecir al nasí.

Es lo que El dijo: Y al 'nasí' en tu pueblo no maldigas.

El versículo coloca este nombre —es decir: 'nasí'— sobre el Rey en cuya mano está el (poder de) gobierno, y es lo que El, exaltado sea, dijo: Cuando un 'nasí' pecare; y los Sabios lo pronuncian en forma tácita sobre los Jefes de la Asamblea de Setenta Ancianos (—el Gran Sanhedrín—), solamente. En todo el Talmud y la Mishná dicen: "Los nesiím y Jefes del Tribunal", "el nasí y Jefe del Tribunal". Más dijeron: "Un nasí que disculpó su propio honor — su honor está disculpado; un Rey que disculpó su propio honor — su honor no está disculpado".

Sabe que este Precepto Negativo incluye tanto al Nasí como al Rey, dado que el concepto de este Precepto Negativo es advertir de no maldecir a todo el que tiene en su mano (supremo) gobierno y se encuentra en el más alto rango, sea éste rango gubernamental (político) o rango (en erudición) de la Torá —y ésta es la Asamblea—. Así se ve de las leyes de este precepto.

Quien transgrede este Precepto Negativo — recibe (la pena de) Malkut.

Extraido del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana.

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial.

Derechos Reservados.

Esta pagina en otros idiomas