Veinticuatro horas no es mucho tiempo para planificar un programa entero de Rosh Hashana desde el comienzo, en especial si los organizadores están en Nueva York y los servicios serán llevados a cabo en un lugar remoto de la Argentina.

Sin embargo, eso fue exactamente lo que pasó la semana pasada.

Todo comenzó cuando el Rabino Chai Kohan, director de la división de habla hispana de JNet, fue contactado por un hombre que vive en Resistencia, Argentina, quien recientemente había entablado una javruta, un compañero de estudio, a través de Jnet. La capital de la provincia de Chaco en el noreste de Argentina, Resistencia está a aproximadamente 1.000 kilómetros de Buenos Aires, la capital de Argentina.

El Jewish Learning Network, JNet – una división de Merkos Línyonei Chinuch, el brazo educativo del movimiento Jabad Lubavitch- fue creado para conectar judíos alrededor del mundo con compañeros de estudio en línea para estudiar Torá y otros tópicos judíos.

El hombre había participado del programa de fin de semana “Peguishá” que se realizó este verano en Argentina para jóvenes adultos, entre 18 y 30 años de todo Latinoamérica, por lo que sabía que debía llamar a JNet para pedir ayuda. Le envió un email a Kohan el día previo a Rosh Hashana, explicándole que estaba preocupado porque no habría servicios tradicionales ortodoxos en su ciudad. El no podría rezar con un minián – el quorum de 10 hombres judíos que se necesitan para realizar un rezo completo – o siquiera escuchar el shofar, que es la mitzva de la festividad.

“Le dije que vería lo que podía hacer”, dijo el rabino, quien vive en Brooklyn, N.Y. Inmediatamente se puso en contacto con el rabino Israel Kapeluschnik, director de Merkos Shlichus en Argentina.

Some 270 young adults from throughout Latin America gathered for four days of Jewish educational activities and socializing as part of a program called “Peguisha.” The man who contacted JNet for holiday services in a distant part of Argentina was among them.
Some 270 young adults from throughout Latin America gathered for four days of Jewish educational activities and socializing as part of a program called “Peguisha.” The man who contacted JNet for holiday services in a distant part of Argentina was among them.

Kapeluschnik llamó al hombre inmediatamente y determinó que los estudiantes rabínicos Sholom Ber Levy y Shloimi Setton de Buenos Aires viajarían a Resistencia para liderar los servicios de Rosh Hashana.

El hombre tenía una casa donde podrían realizar los servicios religiosos y las comidas, y él estaba invitado congregantes para asegurarse que hubiera minián.

“Organizaron todo en unas pocas horas”, dijo Kapeluschnik sobre Levy y Setton, incluyendo el traslado de suficiente comida para Iom Tov (día festivo) y las comidas de Shabat.

Este año, Merkos Shluchim y Jabad de Argentina también enviaron emisarios para ayudar a organizar servicios de Rosh Hashana en las provincias de Entre Ríos, Santa Fe y Santiago del Estero.

Setton helps affix a mezuzah on a Jewish resident's home before the start of Yom Kippur.
Setton helps affix a mezuzah on a Jewish resident's home before the start of Yom Kippur.

La mañana siguiente – la víspera de Rosh Hashana – Levy y Setton abordaron un avión para volar una hora y media hacia Resistencia. Con ellos viajaba un Sefer Torá (rollos de Torá) y un shofar.

Hambrientos de judaísmo

Unas 25 personas asistieron a cada uno de los servicios religiosos de Rosh Hashana y Shabat en Resistencia. Escucharon la lectura de la Torá y el sonido del shofar. A continuación de cada servicio, se reunieron para el kidush y la comida festiva. En cada noche de Rosh Hashana, cuenta Kapeluschnik, la gente se quedó hasta bien pasada la medianoche – comiendo, celebrando y debatiendo temas judíos.

Para Levy y Setton también fue una “experiencia maravillosa” agrega Kapeluschnik.

“Podías ver que la gente estaba hambrienta de judaísmo", comenta.”Un hombre dijo que había asistido a una sinagoga una única vez en su vida”.

En poco tiempo, ese hombre tendrá una segunda oportunidad: Levy y Setton están listos para volver a Resistencia para Iom Kipur.

Worshippers at the "break fast" meal following the conclusion of Yom Kippur (Levy is standing, third from left; Setton is standing in the center).
Worshippers at the "break fast" meal following the conclusion of Yom Kippur (Levy is standing, third from left; Setton is standing in the center).