Estimados Lectores:

Esta semana se realizó el Kinus (congreso) de Shlujim de Argentina en la provincia de Tucumán. Realmente fue una experiencia única y emocionante. Con muchos momentos que quedaran en el recuerdo de todos los participantes.

Hubo un momento que a mí me marcó especialmente, cuando todos los rabinos bailaron espontáneamente en la entrada de la Casa Historica de Tucumán, lugar del nacimiento de la independencia de Argentina.

Loa rabinos bailando frente a la casa historica de Tucumán.
Loa rabinos bailando frente a la casa historica de Tucumán.

Yo nací y me crie en Tucumán, a cinco cuadras de la famosa Casa Histórica, junto con mis hermanos éramos los únicos niños con kipá en toda la provincia por muchos años. Recuerdo caminar por esas calles y la gente me hacía preguntas y me miraba con curiosidad.

Por eso fue muy emotivo ver a más de 100 personas, incluyendo a mis colegas rabinos, bailando en ronda jasídica en esas mismas calles.

Esta semana también se realizó en Kazajstán un congreso de los emisarios de Jabad de toda la ex Unión Soviética, más de 500 rabinos visitaron la tumba del padre del Rebe que fue exiliado a Kazajstán por el comunismo, y murió en exilio.

Los emisarios europeos bailando en Kazajstán .(Foto: Yehezkel Itkin)
Los emisarios europeos bailando en Kazajstán .(Foto: Yehezkel Itkin)

En los dos casos se requirió mucho esfuerzo y años de trabajo para cambiar la realidad adversa y hoy podemos ver los frutos de ese esfuerzo. Nunca hay que bajar los brazos ya que al final Hashem nos demuestra que todo se revierte para bien.

¡Shabat Shalom!

Rabino Eli Levy