El shofar debe hacerse sonar únicamente durante el día, y no de noche. La mitzvá puede ser cumplida del amanecer al atardecer; los que son diligentes la cumplen a la primera oportunidad que puedan.

¿Por qué entonces llegó a ser una tradición tocar el shofar públicamente después de la lectura de la Torá y durante Musaf en vez de hacerse durante el servicio de Shajarit más temprano? Esta costumbre fue establecida debido a un incidente que se produjo durante un período de persecución por nuestros enemigos.

Sospechaban que nuestro pueblo planeaba declararles la guerra, y decidieron que las reuniones en las sinagogas y el toque del shofar eran una llamada a las armas, y consideraron que éste era un motivo para matar judíos. Se adoptó entonces la práctica de hacer sonar el shofar más tarde, ya que la vista de los judíos recitando la Shema, rezando el servicio Shajarit, leyendo de la Torá, y únicamente luego de eso tocando el shofar, proporcionó prueba convincente de que los judíos estaban dedicados únicamente a cumplir las mitzvot y no declarando la guerra.

Otra razón para posponer el toque del shofar hasta Musaf es la siguiente: En una ocasión se emitió un edicto prohibiéndole a los judíos tocar el shofar y se colocaron espías cerca de las sinagogas para asegurarse que no lo hiciesen. Cuando los espías vieron que había llegado el mediodía y no había sonado el shofar, se fueron y el shofar fue tocado después. Aunque la razón para la costumbre ya no es relevante, se decidió no volver a la costumbre original de hacer sonar el shofar durante Shajarit, por temor a que se pudiese volver a emitir un decreto similar.