Enter your email address to get our weekly email with fresh, exciting and thoughtful content that will enrich your inbox and your life.
ב"ה

Historias Jasídicas

El Equilibrista
Primero él escaló hasta la cuerda, dio algunos pasos, perdió el equilibrio y se cayó. Sin embargo sabía caerse, como un gato.
Un anciano en la isla
Pensando antes de responder
"¡Hey hombre! ¿Por qué está tan desanimado?" oyó una voz amigable preguntar. Levantando los ojos, se encontró con un anciano de cara muy pura, con una barba plateada...
Disculpa aceptada
Lleno de alegría, el dueño de casa se apresuró a servir al huésped...
Las tinieblas habían descendido sobre la pequeña ciudad de Gostynin.
¿Quién es Eliyáhu hanaví?
Los seres humanos poseemos un gran potencial, pero no siempre le damos el justo valor. El esfuerzo por descubrirlo vale la pena.
Una oportunidad perdida
Estaba terriblemente apenado al pensar que había olvidado el consejo de su Rebe y había contestado a su anfitrión sin la debida reflexión.
 El licor maravilloso
El posadero no sintió miedo pues estaba habituado a los campesinos borrachos, de modo que lo hizo pasar. ¿De donde saco licor?
La vida previa del Baal Shem Tov
El alma del Baal Shem Tov, como fue revelado por Rabí Adam Baal Shem, fue el Guilgul - transmigración- de la santa alma de un simple judío que vivió en Safed en el año 5333. Este hombre sencillo solo sabía rezar pero fue una persona humilde y modesta...
El juramento
"En recuerdo eterno de la Casa de Di-s. Esta sinagoga se ha levantado por la generosidad de un donante cuyo nombre permanecerá oculto, quién contribuyó con la suma de 110 napoleones de oro".
Una Letra Borrada
"¡Hemos hallado que todos estos hogares poseen mezuzot escritas por Rabi Moshé Sofer, y aún más extraño es el hecho de que hay una letra borrada del Nombre Divino en cada una de ellas!
Un caballo cosaco
¿Por qué era un caballo cosaco tan caro?
"Déjame ilustrar cuán precioso era un caballo cosaco. Un caballo ordinario costaba 10 rublos; un buen caballo joven, 20 rublos; un caballo de carrera, 50 rublos; y un caballo cosaco, 500 rublos"
El Despertador y el Perro Negro
Dos días después, cuando Rabi Sholom estaba haciendo su ronda, encontró un monstruoso perro negro. El perro estaba sentado en los escalones donde, hacía tres noches, el judío ahora muerto había emboscado al rabino.
¡Ponte de Pie!
Ese jueves, una conocida suya, una anciana mujer, le sugirió que recibiera una bendición de Baba Sali antes de la operación. Dijo que conocía a alguien que había estado paralizado, y con todo fue sanado merced a su bendición
El dueño de casa
“Pero lo que no logro entender, son esos preceptos que tratan sobre temas del corazón; por ejemplo, cuando la Torá nos prohíbe pensar en algo destructivo y errado. ¿Qué puede hacer uno si estos pensamientos entran en su mente? ¿Puede acaso controlarlos?”
El poder de un Tzadik
Tras pedirle que se sentara, el oficial le preguntó si acaso él era hijo o nieto del Baal Shem Tov.
Estamos en esto juntos
Tras kídush, cuando todos ellos estaban reunidos alrededor de la larga mesa, sintiéndose renovados por el espíritu festivo del Shabat, un gentil repentinamente entró en la habitación y pidió un trago de vodka.
El libro de rezos
“Soy un judío ignorante, apenas puedo pronunciar las palabras del libro de rezos"
“Soy un judío ignorante,” explicó con vergüenza. “Apenas puedo pronunciar las palabras del libro de rezos, y descifrar las instrucciones escritas en hebreo sin puntos está más allá de mi capacidad.
Por una pizca de tabaco
No lo puedo entender —se lamentó—, todo lo que hago falla. Yo solía tener un buen instinto...
El Rebe va de compras
"Fue a hipotecar su bastón de plata y le dio el dinero a su padre."
A pesar de que estaban bastante cortos de fondos, él respondió que “sí” para no desilusionar a su padre. Al rato, fue a hipotecar su bastón de plata y le dio el dinero a su padre.
La jupá precipitada
"Sara hizo caso omiso a la propuesta de matrimonio, pero cuando él insistio, ella le respondió que jamás se casaría con un no judío."
Sara hizo caso omiso a la propuesta de matrimonio, pero cuando él le repitió que lo decía con serias intenciones, ella le respondió en forma amable pero firme que ella era judía y que jamás se casaría con un no judío.
El préstamo
Una vez, un judío de condición simple le pidió prestados cien rublos por cuatro meses
Rabí Shmuel tenía mucho cuidado con todo lo referido a las cuentas del fondo de préstamos. Siempre se aseguraba de que la gente devolviera sus préstamos en la fecha indicada
Plegarias matutinas y zapatos rotos
"Un estudiante que tiene sus zapatos rotos puede –Di‑s no lo permita– resfriarse y verse impedido de estudiar y rezar. Ser conscientes de esto es una expresión de la unicidad de Di‑s"
¡Son todos malvados!
La tierra seca se rajaba, las hojas se caían de los árboles y los animales estaban desfalleciendo. Hacía meses que no llovía y la zona sufría una sequía extrema
Una propuesta comercial
“Regresé a mi compartimiento confundido. Lo último que esperaba del Rebe era que me diera un consejo de negocios."
Dichosos nosotros
De repente, un policía ruso se detuvo frente a él, bloqueándole el paso.
Bolsillos llenos de fe
“¡Necesito con desesperación dinero para casar a mi hija, y no tengo a quién más pedirle!”
“¡Tienes que ayudarme, rebe!”, lloraba. “¡Necesito con desesperación dinero para casar a mi hija, y no tengo a quién más pedirle!”
Un puñado de verduras
El reb Eliézer Lipa era un judío simple pero fiel que vivía en la ciudad de Tarnów, en Galicia. No estaba bien versado en la Torá ni sabía el significado de la mayoría de sus rezos diarios, pero siempre rezaba con el minián .
Yo sé lo que ocultas
¿Quién podría resistir semejante invitación a inmiscuirse en asuntos ajenos? El dueño de la posada se puso cómodo en el pasillo y se instaló para disfrutar de los detalles de la confesión de su huésped.
El Baal Shem Tov y el anciano
Vestido con harapos, y con un par de cubos de agua apoyados sobre sus doblados hombros, el hombre levantó la vista sorprendido por el grupo que veía en el camino.
El Baal Shem Tov y el tabernero
Como líder espiritual de un territorio extenso, el rabí Meir se aseguraba de recorrer cada pueblo y caserío judío de la región al menos una vez por año.
El escéptico, el Baal Shem Tov y la niña paralizada
El sanador del pueblo intentó con todos los remedios, el médico de la gran ciudad recetó una dieta de alimentos sanos, pero la pobre niña seguía sin poder moverse.
Karl, el empleado de limpieza
Una noche de invierno, la familia dormía. De repente, los despertaron golpes en la puerta. Vela en mano, el maestro abrió, y encontró a un hombre medio congelado y cubierto de nieve.
Fuego en el palacio de justicia
Una vez sucedió que el hijo de una familia no judía decidió convertirse al judaísmo, una ofensa que podía costarle caro en esos tiempos en los que era ilegal para un cristiano abandonar su fe.
El retornado
“Meilej”, dijo el Maguid desde su habitación. “¿Escuchas lo que dicen ahora mismo en el cielo?
Los demonios de la leche
¿Cómo se suponía que los pobres desgraciados juntaran dinero confinados en sus celdas?
El rabí Israel Baal Shem Tov (un amante consumado del pueblo judío) solía pasar de viaje largas semanas, durante las que encontraba a los inquilinos encarcelados y juntaba fondos para su liberación.
El <i>jasid</i> que entró por la ventana
Sucedió una vez que la joven hija de Nejunia, el que cavaba pozos, cayó dentro de un pozo muy profundo.
El ladrón piadoso
“Rebe”, le dijo un día al rabí Israel, “por favor, dame un consejo. ¿Cómo puedo mantener a mi esposa y a mis hijos?
“Rebe”, le dijo un día al rabí Israel, “por favor, dame un consejo. ¿Cómo puedo mantener a mi esposa y a mis hijos?
El desconocido de España
Muchos siglos después de su expulsión de España en 1492, hubo grupos de judíos que siguieron aferrados a su religión en secreto.
Muchos siglos después de su expulsión de España en 1492, hubo grupos de judíos que siguieron aferrados a su religión en secreto.
¿Quién es el verdadero pecador?
Era un día frío y gris, y él se encontró de repente en territorio desconocido.
Una vez sucedió que un joven hombre de Slutzk viajó a Volinia por trabajo. Era un día frío y gris, y él se encontró de repente en territorio desconocido.
La historia del bebé que fue abuelo
Tengo la solución perfecta para usted —le dijo uno de los que se encontraban con él.
El trabajo era abrumador y los beneficios, escasos. Aun así, Israel era feliz. Llevaba cada día su caballo y su carreta destartalada a las montañas para llenarla de arcilla. Cuando completaba una carga, conducía a su fiel pero añoso caballo al mercado, donde vendía su mercadería a ladrilleros y alfareros por apenas el dinero suficiente para comprar comida para él y para su esposa Jana, y algo de avena para su caballo.
Milagro en un balde de agua
“Rebe”, lloraba ella, “¡usted es mi última esperanza! Mi marido me abandonó hace años, y necesito seguir con mi vida. Dígame, ay, dígame, ¿qué debo hacer?”.
La milagrosa caída de Iván el malvado
Cuando Stepanovich se dio cuenta de que Eliezer y sus hijos construían una ampliación a su casa, diseñó un plan para ponerlos en peligro
La bobe Rojel Lea pelaba papas para la sopa en la cocina mientras escuchaba la conversación entre su marido y el presidente del pueblo, y las lágrimas corrían por su rostro, parcialmente cubierto por el pañuelo que caía desde su frente.
Por qué el reb Nójum se cayó del caballo
Cuando se le informó que su hijo estaba en grave peligro el rebe, simplemente indicó con la mano que continuaran con la celebración.
“¡No, gracias!”, respondió arrogante Avígdor. “Soy muy rico.¡Tengo más de lo que necesito!"
Hace unos trescientos años, vivía un hombre rico llamado Avígdor. Una vez, le llevó una enorme suma de dinero al rabí Israel Baal Shem Tov.
Un <i>jéder</i> en Siberia
A mi derecha estaba mi amigo Berl, y a mi izquierda mi amigo Zalman. Iosel se sentaba delante de mí. Recordaba sus caras, los juegos que jugábamos, los secretos que nos contábamos.
El décimo judío
La puerta se abrió de golpe, y entró el rabí Leib seguido de cerca por el paritz
El primer pensamiento del terrateniente fue llamar a uno de sus asistentes para que capturara al intruso y lo arrojara al calabozo del patio trasero.
El Seder de Shmerl
El Rebe miró a su alrededor. Era obvio que sólo el había escuchado el anuncio. “¿Alguien ha escuchado sobre un Tzadik llamado Shmerl el sastre?” preguntó a sus Jasidim.
El misterioso sueño del Kidush
¡Despiértate! Exclamaban los niños. Decididos de que se había desmayado, los adultos también comenzaron a preocuparse y uno corrió a buscar a un doctor. Vino, pero el tampoco pudo despertarlo ni entender que le había pasado. Sugirió que lo dejaran dormir. Otro haría el Kidush.
Una valiosa cachetada
Rabi Pesaj Shapira, padre de Rabi Tzvi Elimelej de Dinov (conocido como el Bnei Isasjar por el nombre de su libro), era un melamed (maestro de niños) itinerante . Había acordado que permanecería en la casa de su patrón Reb Asher la mayor parte del año, enseñaría a sus hijos, y recibiría sus sueldos antes de cada Festividad.
La fortuna inesperada
Su socio, furioso, le gritaba: “¡Me cansé! No me queda otra opción que disolver nuestra sociedad.
Rabí Iosef llegó a la tienda muy entrada la tarde. Se encontró con que su socio, furioso, le gritaba: “¡Me cansé! No me queda otra opción que disolver nuestra sociedad.
El misterioso hombre en la guarida de los ladrones
Era invierno, y cuando partieron comenzó a nevar y los fuertes vientos los apartaron del camino blanco. Perdieron el rumbo y se encontraron en un bosque.