Regresar toma sólo un momento. En un momento el ser se encuentra a una distancia extrema de su D-os y de su verdadero yo; y al momento siguiente ambos están en unión absoluta. El poder de regresar está más allá del tiempo.