Es la advertencia con la cual se nos previno de no tener aproximación carnal con la hermana de la esposa (—la cuñada) en vida de la esposa.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: Y a una mujer con su hermana no tomarás.

Quien transgrede este Precepto Negativo adrede, es pasible de (la pena de) Caret. Si fue ignorando que cometía una transgresión, ofrenda un (sacrificio) Jatat.