La Parasha de Ajarei Mot se lee durante el día más sagrado del año que es el día de Iom Kipur.

Esta perasha esta dividida en dos temas principales, la primer parte nos habla de todo el servicio que se realizaba en el templo y previamente en el santuario durante este sagrado día. Pero la segunda parte cambia radicalmente y nos habla de las prohibiciones sexuales, de las relaciones incestuosas.

A simple vista uno podría pensar, ¿Por qué se eligió justo esta porción para recordarnos las relaciones prohibidas? ¿Qué conexión tienen con el día de Iom Kipur?

El día más elevado y sagrado del año con el servicio más importante viene emparentado con las desviaciones más bajas que puede llegar el ser humano.

Y el mensaje esta justamente ahí, nunca uno debe confiar en si mismo, nunca debe creer “Yo ya llegue a un nivel elevado, estoy libre de caer en la tentación”, siempre debemos estar alerta de nuestras propias debilidades, nunca nos debemos confiar.

Por eso en el día más sagrado del año, durante el rezo de la tarde cuando nuestro cuerpo esta debilitado por el ayuno y nos sentimos espirituales y etéreos, viene la Torá y nos recuerda. ¡Alerta! Si no controlas a tu animal interior puedes caer muy bajo.

Y al mismo tiempo a la inversa incluso quien cayo tan bajo en el pecado siempre tiene la posibilidad de revertirlo con la fuerza transformadora de la Teshuva.

¡Shabat Shalom!

Rabino Eli Levy