Esta es una melodía en dos secciones, que expresa el profundo anhelo del alma judía por su Creador. "Canto himnos y compongo canciones porque mi alma Te anhela. Mi alma desea Tu refugio para saber todos Tus caminos". Los versos sucesivos también deben ser cantados con la misma melodía.

Es costumbre que el Lubavitcher Rebe enseñe una nueva melodía cada año en la festividad de Simjat Torá, tras las Hakafot, o reintroducir una antigua melodía,. Los discípulos la aprenden y la cantan en las futuras reuniones jasídicas. Esta melodía fue enseñada por el Rebe en Simjat Torá de 1961 (5722), cuando también explicó su significado interior.