Enter your email address to get our weekly email with fresh, exciting and thoughtful content that will enrich your inbox and your life.

Magazine 5776

Debemos confiar en la llegada del Mashíaj con fe absoluta, sin vacilación y cumpliendo con el 'lo esperaré cada día que venga' (Maimónides)- creyendo concretamente en su arribo. Y debe ser así aunque, de acuerdo al dictamen del intelecto y la naturaleza, no se perciba posibilidad alguna para ello. Esta fe por sí misma, apresurará la venida del Mashíaj.