Una de las expresiones que se repite en nuestra Parasha es "sabios de corazón", los diferentes artesanos que construían el mishkan y sus elementos, debían cumplir con esta particularidad.

El mishkan como máximo exponente del servicio a Di-s, nos enseña como debemos servir a Di-s, combinando emociones e intelecto. No es suficiente solo el corazón sino va acompañado de la mente, tampoco sirve el intelecto solo si no tiene emociones.

Shabat Shalom

Rabino Eli Levy