Estimados Lectores:

En apenas una semana entramos en Pesaj.

Limpiamos nuestras casas del Jametz (cualquier alimento de granos que haya fermentado), compramos los ingredientes para el Seder, organizamos las cenas y almuerzos con amigos y familiares.

Pero lo central en esta fiesta es la libertad. Zman Jerutenu, tiempo de libertad.

Nuestra sociedad avanzó a pasos agigantados en cuanto a libertades individuales. La esclavitud no es aceptada en ningún país, cada vez somos más “libres” de elegir. Podemos acceder en mayor o menor medida a niveles de confort que nuestros abuelos nunca soñaron.

Pero, ¿Somos verdaderamente libres?

Con tanta oferta terminamos sintiéndonos, abrumadas e incapaces. El verdadero sentido de libertad es espiritual. Romper las cadenas de nuestro propio ego, de nuestra propia mezquindad, nuestros miedos y barreras que nos agobian.

Rabino Eli Levy

¡Shabat Shalom y Pesaj Kasher vesameaj!