Estimados Lectores:

La semana que viene, a esta misma hora ya estaremos en otro año, ya será 5774.

La última semana antes del nuevo año tenemos la oportunidad de aprovechar a enmendar aquello que todavía queda pendiente, de recuperar aquellos momentos desperdiciados.

Este Shabat es el último shabat de 5773.

Como todos los Shabat del año bendecimos la próxima semana, incluso cuando el shabat es previo a un nuevo mes, hacemos en el templo la bendición del mes, frente a la Torá, ya que todas las energías espirituales destinadas para la semana entrante se encauzan espiritualmente a través del Shabat previo. Por otro lado en Shabat recogemos todas las acciones positivas realizadas durante la semana y las elevamos.

Por ello es tan importante el mensaje de la lectura que hacemos en este Shabat. La perasha nos habla de que todo el pueblo estaba unido, desde los más importantes hasta los más simples pero todos firmes como una sola persona, este es el verdadero secreto para que Hashem nos bendiga con un buen año. Si estamos unidos y en armonía en nuestro hogar, nuestra comunidad, y nuestro pueblo seguro que seremos colmados de bendiciones.

En la madrugada del domingo ya comenzamos las Selijot, las plegarias de suplica. Queremos pedir que todos en sus respectivas comunidades y en sus suplicas personales, tengan en mente pedir que haya paz en la tierra de Israel, que nuestros hermanos que viven en la tierra santa estén libres de todo peligro y sufrimiento. Si lo pedimos todos juntos la fuerza de la plegaria es mucho mayor.

¡Shabat Shalom!

Rabino Eli Levy