ב"ה

Magazine 5773

Cuando el Santo Bendito Sea dijo a los hijos de Israel: "Y construirán un Santuario y moraré en ellos" (Shemot 25:8), se construyó un Santuario dentro del corazón de cada judío que se hallaba allí- y dentro del corazón de cada judío que nacerá hasta la llegada del Mashiaj- un pequeño "Beit HaMikdash".Cuando un iehudí entraba al Beit HaMikdash- Gran Templo de Jerusalem, se reflejaba y revelaba ese gran Santuario dentro del pequeño Beit HaMikdash de él.


(Sefer HaSijot 5696, Pág. 297)