Estimados Lectores:

Esta semana leemos en la Torá sobre distintas leyes relacionadas a nuestra relación con el prójimo, comenzando con las leyes relativas a nuestros esclavos o empleados.

Es interesante que si bien hace siglos que ya se abolió la esclavitud, en el pasado era muy común, y es interesante leer las leyes relativas a los esclavos, a los cuales la Torá les da derechos muy avanzados para la época, a punto tal que el Talmud dice: “El que compra un esclavo es como si adquiere un patrón a si mismo”. Enumeremos algunas de las leyes relativas a los esclavos:

  • Nunca se puede el patrón sentar a comer si sus sirvientes no comieron.
  • Siempre debe comer lo mismo que el patrón.
  • Si tiene una sola almohada le corresponde al esclavo.
  • Al ser liberado de sus años de trabajo el patrón debía indemnizarlo con importantes montos.

Y la lista sigue.

La primera palabra de esta Parashá es “VeEle Hamishpatim” “Y estas son las leyes”. Rashi el principal comentarista de la Torá, escribe:

“Cuando se utiliza la Ve’ (Y) el texto viene relacionado a lo anterior (los diez mandamientos leídos la semana pasada) así como los anteriores fueron dichos en Sinai, también estos son dichos en Sinai”

La Torá equipara el respeto que le debemos a nuestros esclavos, prójimo, empleados o cualquier persona que este nuestro cargo, con lo más sagrado, con el respeto que le debemos a Di´s mismo.

Uno podría pensar, “Los 10 mandamientos son importantes, pero si soy un poco duro con mis sirvientes no pasa nada”. La Torá nos dice, las dos fueron entregadas en Sinai, las dos son igual de importantes.

¡Shabat Shalom!

Rabino Eli Levy