Estimados Lectores:

En nuestra sección semanal leemos sobre los distintos sacrificios animales que se hacían en el templo para servir a Di-s. Hoy en día no hacemos sacrificios animales porque el templo ya no esta en pie, y por ende se prohibieron los sacrificios animales, y fueron suplidos por las plegarias y la entrega a Di-s de nuestro animal interior, nuestro instinto natural e impulsivo.

Hoy en día esos sacrificios animales no son necesarios para nuestra elevación espiritual, pero el concepto de sacrificio sigue vigente, entregarnos o entregar algo para elevarlo a un nivel superior. Esta idea es central en nuestras vidas como judíos.

En esencia, ahora podemos cumplir con el verdadero “Korban” (literalmente, acercado, del verbo “lekareb” acercarse), que es acercarnos a Di-s con todo nuestro ser.

¡Shabat Shalom!

Rabino Eli Levy