A alguien que escribió que estaba evitando el activismo social porque esto alimentaba su ego:

"¿¡Y acaso sin el activismo no hay ego!? Es mejor un activista arrogante que un ocioso centrado en sí mismo".